Imágenes de páginas
PDF
[ocr errors][graphic]

VESTIDOS DE NIÑOS. Algunas veces he tomado ya la pluma para la

mitad mas hermosa del género humano, por don encantadora tan digna de consideracion y respeto, que por muchos que sean los obsequios que se le tributen, mas merece, y para quien quisiera tener brillante ingenio y seductora gracia. Entónces mis artlculos serian ofrenda digna; pero ya que al cielo no le plugo concederme tales dotes, preciso es que se contenten con lo que puedo darles, y que admitan con agrado mis producciones, si no por su mérito, á loménos por su intencion.

Como para que haya hermosura es precisala variedad, y siempre los contrastes producen contento, he preferido para el número de hoy un figurin verdaderamente infantil, que aunque no contiene ningun traje de señora, tiene sin embargo demasiada conexion con ellas. Pertenece esclusivamente á las mamás y a las hermanitas.

Despues de los tiempos tormentosos que acabamos de pasar, tiempos en que la alegria se semeja muy bien á un frenesl, y en que se apodera un verdadero furor de los cerebros, despues de escenas bulliciosas y ardientes, viene en mi concepto perfectamente un cuadro plácido y risueño como el arroyo que corre por un prado, como los j uegos inocentes de un niño.

A ellos va dedicado este articulo, á esos hombrecitos en miniatura que forman la delicia de una familia y las esperanzas de la sociedad. ¡Con qué ternura he mirado siempre á los niños! ¡Cuántos dulces recuerdos se despiertan en mi mente al presenciar sus juegos, al mirar sus ojitos brilladores y sus redondas mejillas! Lo presente es su vida, y en nada cuentan lo futuro; su felicidad consiste en un papelote ó en un trompo. Pero la infancia se desvanece como el humo, y la juventud viene á arrancar al niño la apacible ventura que gozaba. ¡Cómo echo ménos los tiempos en que con otros amiguitos, jóvenes tambien hoy, retozaba contento sin pensar en nada, latiendo igual y tranquilo mi corazon, y despues fatigado y sudando me dormia en el regazo de mi madre!

Mas estos son recuerdos en que nadie toma parte, que quizá ánadie importen, y que tienen

sobre todo el defecto de ser inoportunos. Me limitaré, pues, á dar la esplicacion de la estampa.

La primera figurita de la izquierda que representa un niño que fatigado de brincar descansa en el banco de un jardin, (observen vds. qué robusto y hermoso, y como se ve pintado el contento en su rostro) tiene una levita de merino con adornos de cordon y botoncitos en el pecho y enlaparte superior de las mangas, que como se ve, son mas anchas arriba. Sujeta su cintura un grueso cordon de seda con borlas, á que se da el nombre de Cordillera y un cuellito redondo y pequeñito, forma precioso juego con la levita. Pantalon ancho de dril blanco, botincitos color de tierra y un sombrerito redondo de paja con cordones y borlas de color de la levita. Si es blanco el niño que la lleva, debe preferirse el azul celeste ú otro color claro, y en caso contrario son mejor los obscuros.

El rapazuelo que se encuentra al pié del árbol tiene tambien una levita de muselina de lana ó bien de merino guarnecida de grueso cordon de seda sujeta con una cordillera como la del anterior; pero lo que hace notable este trajees una especie de esclavina que se llama peregrina d la Arzobispo, con una pequeña y graciosa vuelta en el cuello. Una serie de botoncitos cierra la levita por el frente, y es indispensable acompañarla de un cuellito blanco como maniliesla la estampa. El pantalon y los bolines iguales á los que lleva su travieso compañero, y en vez de sombrerito una cachucha de escocés con borla de seda y visera charolada. El cabello largo y rizado.

El vestido de la rolliza y juguetona chiquilla de la derecha está formado del género de cuadros llamado escocés, guarnecidos el peeho y las mangas, que son cortas y un poco anchas, de botoncitos. Un grueso cordon de seda ciño su cinturita, y ocultan sus pequeños y torneados brazos unas manguitas blancas con blondita en el puño, igual ála que circunda el cuello del vestido. Botincitos de cuadros completan su sencillo arreo, y el cabello que suelto y rizado cae por los lados y en rededor do su garganta, daásu semblante infantil y gracioso cierto dulce atractivo, slmbolo de lo que será en lo futuro.

Un surtido abundante de escoceses, merinos, muselinas de lana etc., etc., se encuentra en el Correo de Modas, (i) tienda de Mme. Gourgues, asi como gran variedad de sombreritos, cachuchas, y en general cuantos adornos de buen gusto pueden apetecerse para los niños. ».wj

Habrá parecido estraño que vaya casi concluyendo mi artlculo sin chistar palabra acerca de la figura mas prominente de la eslampa; pero no ha sido ciertamente olvido; sino que la tal figurita, término medio entre jóven y niño; chicuelo con pretensiones de hombre, que se pone tieso y quiere ser formal, bulléndole aun la sangre al ver juguetear á otros^cMcos, no pertenece ya á la jurisdiccion de Mme Gourgues, y aunque su traj e es sencillo, si los hay, debo para esplicarlobuscar otro Cicerone. Los señores Cussac y Gaillard (2) cuya pericia en ciarte nadie ignora, poseen en su establecimiento una multitud innumerable de paños, casimires, driles, piqués, sedas, terciopelos, etc.. y nadie mejor que ellos tiene el secreto de cortar con donaire y gracia, y de dejar siempre contentos á sus numerosos y elegantes parroquianos.— Dos son las piezas principales de que consta el trage que me ocupa, pantalon de dril listado, de forma sencilla y elegante y chaqueta de paño con lijera vuelta. La forma masen uso hoy para esta pieza del vestido, es la que representa la estampa, prefiriéndose, sin embargo, la solapa mucho mas ancha, y llevándose de ordinario el cuello cubierto de seda lisa y opaca. Suele ponerse á las chaquetas, especialmente para los niños, cuello derecho, lo que las hace tambien sumamente graciosas, y en ellas se manifiesta la destreza del sastre. La eleccion de esta ó de la otra forma, depende del gusto ó del capricho, pues siendo ambas bonitas, pueden decirse variantes, que en nada perjudican al testo.

Los colores dependen tambien del gusto par

(1) Callo 2." de Plateros núm. 2.

(2) Calle del Esp¡ritu Santo.

ticular, y deben elegirse análogos á la tez del portador: son sin embargo, muy bellos y de mucho gusto el azul claro y el café.

Para los niños de cierta edad deben proscribirse en lo absoluto las corbatas propiamente tales, porque dan al cuello y á la cabeza un aspecto de tirantez que espanta, haciéndola semejante á un retrato del siglo XVII. Deben pues, sustituirse con una lijera mascadadescda, anudada graciosa y descuidadamente, por que al paso que corresponde á las mil maravillas con el resto del trage, da cierta flexibilidad al cuello, dejando libres los movimientos de la cabeza, tan necesarios en todos, y especialmente en los niños. Ricas felpas y variadas formas para sombreros de hombres y niños se hallan en la tienda de Mr. Ancessy (l) sujeto de tino especial en el ramo. El cabello debe llevarse un poco largo y rizado, para lo que recomiendo á Schallier, (2) y por último, acompañan á este trage guantes de cabritilla, absolutamente de rigor para la gente jóven.

Mas largo quizá de lo debido ha estado el artlculo de hoy, pero insensiblemente me he detenido en descripciones minuciosas, que ya que no divertidas, tendrán tal vez algo de útiles, y que en mi concepto no debe omitir el que escriba de modas, pues es lo que constituye la esencia de tales escritos. Habré probablemente fastidiado á algunos, habré contentado á muy pocos. No podia esperarse otra cosa, aunque no fuera mas que por el dicho de La Fontaine

...est bien fou du cerveau

qui preterid contenter tout le monde-...

Perdonen vds. la pedanteria. A los primeros les pido dispensa, y henchido de gozo quedará mi corazon con la aprobacion de los segundos, especialmente si entre ellos se cuenta alguna de las bellas suscritoras á quien dedica sus desvelos

QUERUBÍN.

(1) Portal do Mercaderes.

(2) Calle 2.» de Plateros.

[graphic][ocr errors][subsumed]
[ocr errors][merged small][ocr errors][subsumed][graphic][merged small]
[graphic]

n r ro ron voz panada can .... ta Tp! un cía. ya. . le van ... la ctm

[ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

M fraño nt mor de laca dona al onl pr infaoi la prnaim

[merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][graphic][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]
[ocr errors][ocr errors][merged small][merged small]

El barco suavemente
se inclina y se remece,
y luego se estremece
á impulsos del vapor.

Las ruedas son cascadas
de blanca argenteria.
Adios, oh patria mia,
adios, tierra de amor.

Sentado yo en la popa
contemplo el mar inmenso,
y en mi desdicha pienso
y en mi tenaz dolor.

A tl mi suerte entrego,
& tl, Virgen Maria.
Adios, oh patria mia,
adios, tierra de amor.

De fuego ardiente globo
en las aguas se oculta:
una onda le sepulta
rodando con furor.

Rugiendo el mar anuncia
que muere el rey del dia.
Adios, oh patria mia,
adios, tierra de amor.

Las olas, que se mecen
como el niño en su cuna,
retratan de la luna
el rostro seductor.

Gime la brisa triste cual hombre en agonla. Adios, oh patria mia, adios, tierra de amor.

Del astro de la nocHe
un rayo blandamente
resbala por mi frente
rugada de dolor.

Asi como hoy la luna
en México lucia.
Adios, oh patria mia,
adios, tierra de amor.

¡En México!.... ]Oh memoría!... ¿cuándo tu rico suelo y tu azulado cielo veré triste cantor?

Sin tl, cólera y tédio me causa la alegria. Adios, oh patria mia, adios, tierra de amor.

Pienso que en tu recinto
hay quien por ml s\ispire,
quien al oriente mire
buscando á su amador.

Mi pecho hondos gemidos
á la brisa confia.
Adios, oh patria mia,
adios, tierra de amor.

A bordo del paquete Vapor Teviot, navegando de la Baliza de Orleans á la Habana. Domingo 12 de Junio de 1842.

Ignacio Rodr¡guez Galvan.

r 11 Con el mayor placer insertamos lo. sentidos versos de nuestro malogrado poeta ^^^JS" "££ consagró a su patria y sus amigos nuestro poeta.—R.K.

Tom. I. áJ

« AnteriorContinuar »