Resumen de la historia del Ecuador desde su orijen hasta 1845, Volumen1

Portada
Imprenta del Estado, 1870
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 202 - ¿No veis lo que pasa? para qué estáis en comedimientos y requerimientos con este perro lleno de soberbia, que vienen los campos llenos de indios? Salid a él, que yo os absuelvo...
Página 168 - Pues, señor gobernador, Mírelo bien por entero, Que allá va el recojedor I acá queda el carnicero.
Página 168 - Por aqui , dijo , se va al Perú á ser ricos ; por acá se va á Panamá á ser pobres : escoja el que sea buen castellano lo que mas bien le estuviere.
Página 75 - Vivan los altos y poderosos reyes de Castilla: yo en su nombre tomo posesión de estos mares y regiones; y si algún otro príncipe, sea cristiano, sea infiel, pretende a ellos algún derecho, yo estoy pronto y dispuesto a contradecirle y defenderlos".
Página 281 - Fue tanta la nieve que cayó sobre nosotros que estuve en tiempo de perderme, i no libré tan bien que perdí mas de 600 ánimas de cristianos i jente de servicio, aunque los españoles no fueron muchos.
Página 195 - Decid a ese capitán que os envía acá, que yo estoy en ayuno y le acabo mañana por la mañana, que en bebiendo una vez, yo iré con algunos de estos principales míos a verme con él; que en tanto, él se aposente en esas casas que están en la plaza, que son comunes a todos, y que no entren en otra ninguna hasta que yo vaya, que yo mandaré lo que se ha de hacer.
Página 496 - Muchos hai entre vosotros, dijo, á quienes la bondad de mi hermano i la mia han hecho ricos. Sin embargo de todas mis riquezas, nada me queda sino la ropa que tengo encima, i aun esta no es mia sino del verdugo. Me hallo, pues, sin medios para mandar decir una misa por el bien de mi alma, i os ruego, por el recuerdo de los pasados beneficios, que cuando muera me hagáis esta caridad, para que os sirva de descargo en la hora de vuestra muerte.
Página 474 - que las bulas eran buenas, y que era bien que las tomasen". A lo que Cepeda opuso: "Ya tiene miedo el maese de campo." Carvajal confirmó su opinión favorable a negociar, y cerró diciendo: "que por lo demás, quando acaezca otra cosa, ya yo he vivido muchos años, y tengo tan buen palmo de pescuezo para la soga como cada uno de vuesas...
Página 202 - Di a tus compañeros que me darán cuenta de sus acciones en mis dominios, y que no me iré de aquí sin haber obtenido satisfacción completa de los agravios que me han hecho.
Página 299 - ... les, ni dar la menor causa. I acaeció allí que un « clérigo que se llamaba Ocaña sacó un muchacho « del fuego, i viniendo otro español, se lo quitó i

Información bibliográfica