Imágenes de páginas
PDF
EPUB

de observacion, y todos los peones necesarios para las comunicaciones con Mérida y Trujillo, y las conducciones de ganado.

ARTICULO VII.

Las hostilidades de mar cesarán igualmente á los treinta días de la ratificacion de este tratado para los mares de América ; y á los noventa para los de Europa. Las presas que se hagan pasados estos términos, se devolverán recíprocamente; y los corsarios o apresadores serán responsables de los perjuicios que hayan causado por la detención de los buques.

ARTICULO VIII.

Queda desde el momento de la ratificacion del armisticio abierta y libre la comunicacion entre los respectivos territorios para proveerse reciprocamente de ganados, todo jénero de subsistencias y mercancías, llevando los negociadores y traficantes los correspondientes pasaportes, á que deberán agregar los pases de las autoridades del territorio en que hubieren de adquirirlos, para impedir por este medio todo desórden.

ARTICULO IX.

La ciudad y puerto de Maracaibo queda libre y espedita para las comunicaciones con los pueblos del interior, tanto para subsistencias, como para relaciones mercantiles; y los buques mercantes neutros ó de Colombia, que introduzcan efec. tos, no siendo armamento ni pertrechos de guerra, ó los extraigan por aquel puerto para Colombia serán tratados como extranjeros y pagarán como tales los derechos, sujetándose á las leyes del país. Podrán, ademas, tocar en ella, salir y enpuerto los

agentes ó comisionados que el Gobierno de Colombia despache para España é para los países extranjeros, y los que reciba.

trar por

el

ARTICULO X.

La plaza de Cartajena tendrá la misma libertad que la de Maracaibo con respecto al comercio interior, y podrá proveer. se de él durante el armisticio para su poblacion y guarnicion.

ARTICULO XI. Siendo el principal fundamento y objeto primario de este armisticio la negociacion de la paz, de la cual deben recípro.

camente ocuparse ambas partes, se enviarán y recibirán, por uno y otro Gobierno, los enviados ó comisionados que se juzguen convenientes á aquel fin, los cuales tendrán el salvoconducto, garantía y seguridad personal que corresponde á su caracter de agentes de paz.

ARTICULO XII.

Si por desgracia volviere á renovarse la guerra entre ambos Gobiernos, no podrán abrirse las hostilidades.sin que preceda un aviso que deberá dar el primero que intente ó se prepare á romper el armisticio. Este aviso se dará cuarenta días antes de que se ejecute el primer acto de hostilidad.

ARTICULO XIII.

Se entenderá por un acto de hostilidad el apresto de espedicion miltar contra cualquier país de los que suspenden las armas por este tratado; pero sabiendo que puede estar navegando una espedicion de buques de guerra españoles, no hay incouveniente en que queden haciendo el servicio sobre las costas de Colombia en relevo de igual número de los que componen la escuadra española, bajo la precisa condicion de que no desembarquen tropas.

ARTICULO XIV.

Para dar al mundo un testimonio de los principios liberales y filantrópicos que animan á ambos Gobiernos, no menos que para hacer desaparecer los horrores y el furor que han caracterizado la funesta guerra en que están envueltos, se compromete uno y otro Gobierno á celebrar inmediatamente un tratado que regularice la guerra conforme al derecho de gentes, у á las prácticas mas liberales, sábias y humanas de las naciones civilizadas. (1)

ARTICULO XV.

El presente tratado deberá ser ratificado por una y otra parte dentro de sesenta horas, y se comunicará inmediatamente á los jefes de las divisiones por oficiales que se nombrarán al intento por una y otra parte.

(1) Ese tratado se celebró y firmó á las diez de la noche del 26 de Noviembre de 1820, y se mandó cumplir el 18 de Diciembre del mismo año.

Dado y

firmado de nuestras manos, en la ciudad de Trujillo, á las diez de la noche del día veinticinco de Noviembre de 1820.

RAMON CORREA – A. JOSÉ DE SUCRE – - JUAN RODRIGUEZ DE TORO - PEDRO B. MENDEZ — F. G. DE LINARES – JOSÉ GABRIEL PEREZ.

El presente tratado queda aprobado y ratificado en todas sus partes.

Cuartel General en Carache, á veintiseis de Noviembre de 1820.

PABLO MORILLO.
José Caparrós.

Secretario.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

ETC., ETC., ETC.

DE COLOMBIA,

Se aprueba, confirma y ratifica el presente tratado en todas y cada una de sus partes. Dado, firmado, sellado con el sello provisional del Estado, y refrendado por el Ministro de la Guerra en el Cuartel General de Trujillo, á veintiseis de Noviembre de 1820.

SIMON BOLIVAR. Por mandado de Su Excelencia.

Pedro Briceño Mendes.

Angostura, Diciembre 18 de 1820.

Guardese, cúmplase y ejecútese el presente tratado, como lo dispone su Excelencia el Libertador Presidente de la República. Publíquese en esta capital y circúlese á todos los Comandantes Generales de provincia, Generales en Jefe dependientes de este Departamento, y demas á quienes corresponda.

CARLOS SOUBLETTE.
José Luis Ramos.
Secretario General del Departamento.

TRATADOS y CONVENCIONES.

Al señor Ministro de Estado y Relaciones Exteriores del Es

tado del Perú, etc.

El señor Joaquin Mosquera y Arboleda tendrá la honra de poner en manos de US. los Plenos-Poderes que su Excelencia el Libertador Presidente ha tenido á bien conferirle, para tratar con el Gobierno Supremo del Perú sobre asuntos de la mas alta importancia. Yo me atrevo á recomendar particu. larmente al señor Mosquera á la bondad de US., asegurándole que en iguales circunstancias tendré la mayor complacencia en acreditarle mi gratitud por sus buenos oficios.

La actual Mision de Colombia cerca del Gobierno de US. tiene por objeto principal el formar entre todos los Estados Americanos, que combaten hoy con tanta gloria por su emancipacion, un pacto de federacion que nos haga mútuamente felices, y tan robustos y poderosos que nos ponga á cubierto de las asechanzas de la política extranjera.

Mucho tiempo ha que hemos debido entendernos, para hacernos mas respetables á los ojos del Mundo que nos observa atentamente,

Los sucesos inevitables de la guerra habían paralizado sin embargo nuestros conatos en esta parte, y apenas hemos podido hablarnos una que otra vez. Aprove. chemos, pues, los momentos preciosos que nos ofrece, en el día, los triunfos de nuestras armas, para estrecharnos como hermanos, é identificar en paz y guerra nuestra suerte futura.

¡Ojalá que los amigos y enemigos del Continente Americano, nos vean siempre unidos, para que contemplen lo que tienen que temer o esperar de unos pueblos confederados, para existir y promover sus intereses recíprocos!

Sírvase US. aceptar los ofrecimientos que le hago sinceramente de mi consideracion y respeto.

De US. muy atento y humilde servidor.

Una rúbrica.

Pedro Gual.

Rvil. á Cucuta, Octubre 1o de 1821

REPÚBLICA DE COLOMBIA.

SIMON BOLIVAR. LIBERTADOR Y PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, ETC. ETC. ETC.

A todos los que las presentes vieren — Salud :

Animado el Gobierno de la República que presido, del mas sincero deseo de acelerar en cuanto esté de su parte la mas perfecta amistad, armonía y buena inteligencia entre él y el Gobierno Supremo del Perú: satisfecho de las felices disposiciones que hay, de parte de aquel Gobierno, para contribuir á tan útilé importante obra por medio de un tratado definitivo que asegure la libertad é independencia de ambos países, y les res. tituya á la faz del Mundo la importancia política á que son acreedores por su poblacion y riquezas : confiado en la capacidad, celo y fidelidad por el servicio de la Repúblca del Honorable ciudadano Joaquin Mosquera y Arboleda, miembro del Senado de Colombia, le doy y confiero pleno y absoluto poder, comision y órden especial, exclusiva y derogatoria de cualquiera otra que le haya precedido, para que, en nombre de la República de Colombia, y en calidad de Ministro Pleni. potenciario nombrado extraordinariamente cerca de dicho Supremo Gobierno, se dirija al lugar de su residencia, y en él confiera, trate, convenga y firme, con el Ministro ó Ministros que aquel Gobierno nombre y autorice al intento con plenos poderes en debida forma, los artículos, declaraciones, tratados definitivos, accesiones y cualquiera otros actos que juzgue convenientes : todo lo que el dicho Ministro Extraordinario y Plenipotenciario estipule, prometa y firme, en virtud de los plenos-poderes que he tenido á bien conferirle; y asi mismo: solicitar y hacer expedir las letras de ratificacion en debida forma, y hacerlas entregar para que sean cangeadas en el tiempo que se convenga.

En fé de lo cual doy y firmo con mi mano las presentes, selladas con el sello provisional de la República, y refrendadas por el Secretario de Relaciones Exteriores, en la Villa del Rosario de Cucuta, á diez de Octubre de 1821. Undecimo de la Independencia.

SIMON BOLIVAR.

Por S. E. el Libertador Presidente de la República.

Pedro Gual.
Secretario de Estado y Relaciones Exteriores,

« AnteriorContinuar »