Imágenes de páginas
PDF
EPUB

REPÚBLICA DE COLOMBIA.

Secretaria de Estado y Relaciones Exteriores.

Bogotá, Diciembre 28 de 1821.

Al Honorable señor Joaquin Mosquera y Arboleda, Enviado

Extraordinario cerca de los Gobiernos Supremos del Perú, etc.

Para mejor inteligencia y arreglo de los puntos que contiene la instruccion de once de Octubre, acompaño á US. un proyecto de tratado ó convencion con los Estados cerca de los cuales tiene US. el carácter de Ministro Plenipotenciario.

Si los Ministros de Relaciones Exteriores del Perú, Chile y Buenos Ayres, presentaren un contra-proyecto, US. procurará hacer de uno y otro la redaccion mas conforme al espíritu del primero. Pero es indispensable que US. insista con cuantas razones sean del caso, sobre los artículos relativos á liga y confederacion, á comercio y límites.

No pudiendo convenirse íntegramente la otra parte sobre el contenido del artículo once, procurará US, redactar otro en términos menos esplícitos, y en último resorte sujetar esta materia al conocimiento y decision de la Asamblea de los Estados Americanos, y en defecto de ésta, al juicio amigable de peritos ó árbitros, nombrados por los Gobiernos respectivos.

Aunque por un artículo de sus instrucciones digo á US. que cuanto se convenga en materia de comercio debe ser por un tiempo limitado que no exceda de diez años, es necesario que US. se arregle con preferencia á lo que se propone ahora en el proyecto, siempre que se acceda al contenido de los artículos catorce, quince y diez y seis. Para entonces podrá este negocio importante determinarse con mejores datos y segun la naturaleza y progresos de nuestras relaciones ulteriores.

Si los Gobiernos con quienes US. debe entenderse, creyeren oportuno el arreglo de comercio por un tratado separado, podrá US. deslindar la parte mercantil del proyecto y considerarla como la materia principal de esta negociacion particular, agregando las demas cláusulas de estilo en tratados de igual naturaleza.

Con respecto al todo de la negociacion, está US. ampliamente autorizado para moderar los términos que se propone, suprimir lo que parezca justo y añadir todo lo que sea ventajoso á nuestros intereses; pero en ningun caso debe US. consentir en alguna cosa que sea contraria á sus instrucciones y onerosa á esta República.

El Gobierno encarga á US. nuevamente prudencia, energía y mucha, muchísima actividad en el curso de sus operaciones.

Dios guarde á US. muchos años.

PEDRO GUAL.

LEGACION DE COLOMBIA.

Lima, Mayo 2 de 1822. - 12.

Señor Ministro: Tengo la honra de dirigirme á. US. I. H., como Ministro Extraordinario y Plenipotenciario de la República de Colombia cerca del Gobierno del Perú, acompañando los Plenos-Po. deres que califican mi carácter público. En su virtud, espero que US. I. H. tenga la bondad de decirme la hora ó el día en que pueda presentarme á entregar mis credenciales y manifestar los sentimientos de la República de Colombia al Supremo Gobierno del Perú.

Sírvase US, I. H. aceptar mis sentimientos de la mas alta consideracion.

JOAQUIN MOSQUERA. Al I. y H. Señor Ministro de Relaciones Exteriores, D. Ber

nardo Monteagudo.

RECEPCIÓN DEL MINISTRO DE COLOMBIA.

El domingo 5 del que rige fué presentado al Gobierno Supremo el Ministro Extraordinario de Colombia, en los términos que se anunció en el número precedente. A las once de la mañana pasó el Ministro de Relaciones Exteriores á casa del señor Mosquera, y ambos se dirigieron al Palacio del Go. bierno, donde ya estaban reunidos todos los funcionarios públicos, ansiosos de ver, por la primera vez, el acto solemne que vá á servir de fundamento a la estrecha y permanente union de dos grandes naciones, llamadas á los mas altos destinos.

S. E. el Supremo Delegado con los consejeros de estado y primeras autoridades se hallaban en el salon del Consejo, y un inmenso concurso se disputaba á porfía la mejor oportunidad para observar de cerca tan importante escena. El Ministro de Relaciones Exteriores, despues de ocupar su asiento, dijo:

Excmo. Sr: Tengo la honra de presentar á ·V. E. al Ministro Extraordinario Plenipotenciario, nombrado por el Libertador Presidente de Colombia cerca del Gobierno del Perú; y tengo igualmente la satisfaccion de anunciar, desde ahora, que las primeras páginas de nuestra historia diplomática, van á quedar marcadas con sucesos de la mas importante trascendencia á la causa general del Nuevo Mundo. Los héroes que hoy presiden á su destino en una y otra parte del Ecuador, quieren que los pueblos sean libres, y lo serán sin duda, porque todo el continente sigue sus votos: ambos han probado que son dignos del nombre de libertadores, y si el resultado de sus triunfos en Boyacá y Chacabuco, en Carabobo y Maypú ha sido la independencia de la América, la paz y la prosperidad serán el fruto de sus últimas combinaciones. "Yo espero, señor, que durante la administracion de V. E., las armas de Colombia y del Perú terminarán la guerra, y los Consejos de ambos Gabinetes pondrán el sello á los pensamientos de paz que nos animan, dejando consolidada para siempre la dignidad nacional á que aspiramos.

En seguida, contestó como sigue el Ministro de Colombia.

Señor : Cuando el Libertador de Colombia emprendía la campaña gloriosa que mudó en Boyacá los destinos de una gran nacion, S. E. el Protector del Perú veloz y terrible como el rayo, volando sobre Chile y destruyendo á sus opresores, le dió la libertad. El héroe de Carabobo aseguró la existencia política de la República de Colombia ; y el Libertador del Perú ha colocado este grande imperio con gloria y esplendor entre las naciones independientes de la tierra. Éstos acontecimientos grandes, que harán épocas distinguidas en los fastos america. nos, que han asegurado la libertad del Nuevo Mundo, han puesto tambien en contacto á Colombia y al Perú. Mas estas dos naciones, que son parte de la gran familia americana, esta.

ya unidas por el sentimiento de las desgracias comunes, por el deseo de la independencia, y por todos los vínculos que forman una nacion moral de sus diferentes estados.

S. E. el Libertador Presidente de Colombia, aplaudiendo los triunfos del héroe de Chacabuco y Maypú, y congratulándose por la libertad del Perú, ha aprovechado el primer momento para afianzar por medio de V. E. la amistad fraternal de los dos estados. Desea que se estreche por una alianza tan pública, tan franca, tan solemne, y tan íntima, como corresponde á dos pueblos que ha unido por todos intereses la obra de los siglos y de la naturaleza, que ha hecho llegar la hora de América. Esta alianza producirá la existencia política del Nuevo Mundo : pero si ella está en el orden de las cosas, el asegurarla felizmente debe ser la obra de la union intima y fraternal de sus pueblos y de sus jefes.

Un político, cuya opinion se escucha con respeto en Europa, ha dicho “que solo un concierto general puede amansar el orgullo, la obstinacion, los duelos y los temores de que se compone la duracion del gran drama de América." S. E. el Libertador de Colombia espera que V. E. contribuya á presentarla unida de corazon al mundo entero, para hacerla respetable. Desea que la union del Perú y de Colombia, sea una amistad tan sólida, que en las generaciones futuras los hijos de ambas naciones, dándose recíprocamente las manos, bendigan la épo. ca feliz

que les trajo tanto bien. Estos son los votos del padre de Colombia y de todos sus habitantes, cuya voz tengo el honor de llevar. Me lisongeo con la esperanza de que sean tambien los del Perú y su jefe inmortal. Ellos aseguran para siempre la independencia de América, su poder y su reposo. Entonces, señor,' el Protector del Perů y el Libertador de Colombia, dando este día de gloria á un mundo entero, aparecerán mas grandes que Augusto, cerrando el templo de Jano, y dando la paz al universo.

S. E. el Supremo Delegado encareció en seguida al señor Mosquera los profundos sentimientos de amistad y union que animaban al Gobierno del Perú, respecto del de Colombia, no menos que el aprecio y admiracion con que contemplaba las glorias del Libertador: y como Jefe Supremo del Gobierno le encargó trasmitiese sin demora al Presidente de Colombia los votos y esperanzas del Gobierno y del pueblo peruano.

El señor Mosquera entregó entonces á S. E. los despachos oficiales que para este acto había recibido del Libertador. Se levantó la sesion del Consejo de Estado, y S. E., con el Ministro de Colombia y toda la comitiva, pasaron a la sala de ceremonia, donde el General en Jefe del ejército, el Presidente de la alta Cámara de Justicia, el Gobernador eclesiástico, Presi. dente de la Municipalidad y demas autoridades fueron introducidos por su órden al señor Mosquera por el gran maestro de

*

ceremonias, y le felicitaron por los progresos de la República de Colombia y su union con el Perú. Su Señoría el Ministro Extraordinario contestó á todos en el lenguaje de la fanqueza y del entusiasmo propio de los que defienden una misma causa, y ła mas noble de todas, que es la independencia nacional.” (1)

LEGACION DE COLOMBIA.

Lima, Mayo 9 de 1822. – 12.

I. H. S. Con la nota de US. I. de hoy, he recibido los Poderes con que US. I. ha sido plenamente autorizado por S. E. el Supremo Delegado para ajustar conmigo las negociaciones que pue. dan convenir al Estado del Perú y á la República de Colombia: y como US. I. ha calificado ya los míos en calidad de Ministro de Relaciones Exteriores, evitando el presentarlos nuevamente, pasaré á la Secretaría de US. I. á las cuatro de la tarde, para dar principio á las conferencias diplomáticas.

Tengo la honra de repetirme de US. I. con la mas alta consideracion su atento servidor.

I. H. S.

JOAQUIN MOSQUERA. I. H. Señor Ministro de Estado y Plenipotenciario del Estado

del Perú, Don Bernardo Monteagudo.

Lima, Mayo 21 de 1822.

Al Libertador de Colombia.

Excmo Señor: La asociacion de los cinco grandes Estados de América que tiene por objeto la nota de V. E. de 8 de Enero, que me ha entregado el Plenipotenciario de Colombia, naturalmente ha (1) «Gaceta del Gobierno de 8 de Mayo de 1822, página 1 núm. 37. TOMO III.

17

« AnteriorContinuar »