Imágenes de páginas
PDF
EPUB

reconocido este mismo principio en los tratados celebrados con aquella República,

Así, pues, es muy fácil ver que siendo la soberanía del Perú sobre los territorios y ríos situados al Sur y Norte del Amazo: nas y Marañon determinada en la Real Cédula de 15 de Julio de 1802, que tengo la honra de acompañar á V. E. en copia, toda la parte mencionada en dicha Real Cédula entra á ser comprendida bajo ese principio del especial uti possidetis recíproco del año 1810.

Despues de esto sería fácil mencionar muchos otros actos ya jurisdiccionales, ya posesorios no interrumpidos, que aunque no son de necesidad para probar en este caso, habiendo principios convenidos y leyes expresas, vendrían á manifestar que no hay daño para los derechos territoriales de la Nueva Granada en el decreto de 10 de Marzo, y que por tanto me será permitido decirlo, si V. E. examina bien el decreto, él no ha podido presentar mérito para la protesta.

En él no se ha hecho mas que mencionar las partes de territorio y cursos de agua que por legítimos títulos son habitualmente de la pertenencia del Perú.

Entretanto debo exponer á V. E. que esta declaracion, á la vista de la cual espero que V. E. deberá considerar ya innecesaria la protesta que había hecho, no excluye el que conforme á los principios admitidos por una convencion especial, oportuna. mente se verifiquen aquellas rectificaciones en los límites respectivos que puedan contribuir, sin daño de los derechos, á hacer mas correcta la separacion de los dos Estados, siempre con ar. reglo a los principios y reglas que he citado en el curso de esta nota, y á que el decreto de 1o de Marzo se refiere tambien; pues ademas de que el Perú nada puede intentar en perjuicio de los derechos agenos, tiene un especial deseo de sujetarse muy gustoso á este deber, cuando él se refiere a la buena inteligencia y armonía con los demas pueblos hermanos de este continente.

Tengo el honor de ser, con este motivo, de V. E. muy atento у obediente servidor.

JOSE MANUEL TIRADO.

Legacion de la Nueva Granada Lima, 18 de Abril de 1853. AS. E. el Señor Ministro de Relaciones Exteriores de la Re

publica del Perú.

El infrascrito, Ministro Plenipotenciario de la Nueva Granada, ha tenido la honra de recibir la comunicacion de S. E. el

señor Ministro de Relaciones Exteriores del Perú, fecha 15 del presente mes, satisfaciendo con algunas razones y con la Cédula Española de 15 de Julio de 1802, de que se acompaña copia, á la protesta que la Legacion Granadina hizo con motivo de la resolucion del Excmo. Gobierno Peruano, relativamente á los puntos del río Amazonas y algunos de sus confluentes, que se han ofrecido á la colonizacion y al comercio.

Cuidará el infrascrito de enviar a su Gobierno, por primera ocasion, un informe completo de todo lo relacionado con el asunto, á fin de que asuma la cuestion el lugar á que los derechos de entrambas aaciones demandan se sitúe, consultando las relaciones de amistad у fraternidad que

las ligan. Con sentimientos de distinguida consideracion y aprecio, se suscribe el infrascrito de S. E. el señor Tirado, su atento y obsecuente servidor.

MARIANO AROSEMENA. (I)

CONVENCION SOBRE ARREGLO DE LA

á Colombia.

JOSÉ RUFINO ECHENIQUE,

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA. Por cuanto entre la República del Perú y la de Nueva Granada, por sí y representando a la del Ecuador, se celebró por los respectivos Plenipotenciarios, el día 25 de Junio de este año, el siguiente Convenio y arreglo sobre las cuestiones promovidas con motivo de la deuda del Perú á la antigua República de Colombia.

Deseando los Gobiernos del Perú y de la Nueva Granada terminar por un arreglo definitivo las cuestiones y reclamaciones promovidas con motivo de la deuda .contraída por el primero en favor de Colombia, y evitar de esta manera cualquiera desavenencia; y aspirando, por otra parte, á estrechar los vínculos de amistad y de buena inteligencia que existen felizmente entre ambas naciones, han nombrado con este objeto por sus respectivos Plenipotenciarios, á saber: S. E. el Presidente del Perú, al señor D. José Gregorio Paz Soldan; y el ciudadano Presidente de la Nueva Granada al Señor Dr. Lo

(1) Véase Ecuador,

renzo María Lleras, Secretario de Relaciones Exteriores; quie. nes despues de haber cangeado sus respectivos plenos poderes y halládolos en buena y debida forma, han convenido en los artículos siguientes:

ARTICULO I. La República del Perú reconoce y se obliga á pagar á las dos Repúblicas de la Nueva Granada y del Ecuador, dos millones ochocientos sesenta mil pesos fuertes, moneda peruana, por razon de las setenta y una y media unidades que les corresponde en la deuda que el Perú contrajo en favor de la antigua Colombia, por los auxilios militares, gastos y demas artículos de guerra que recibió el Perú para dar término á la guerra de su independencia.

ARTICULO II. La República del Perú pagará por intereses de la deuda mencionada en el anterior artículo, el cuatro y medio por ciento anual, el cual interés no podrá causarse á deber sino desde la fecha en que el presente Convenio sea ratificado y cangeado.

ARTICULO III. Los dos Gobiernos contratantes convendrán posteriormente en el modo y plazos de la amortizacion de la deuda reconoci. da por este Convenio.

ARTICULO IV.

El Gobierno del Perú entregará al Gobierno de la Nueva Granada cien mil pesos por el haber que tiene en esta deuda, poniéndolos en Lima á disposicion de la persona ó personas á quienes comisionare, y en el modo y los plazos en que conviniere.

ARTICULO V.

En virtud de lo estipulado en el presente Convenio, las Altas Partes Contratantes renuncian, y dan recíprocamente por satisfechos y cancelados, todos los cargos, contracargos, reclamos, cuentas ó buenas cuentas, procedentes de la deuda de que el Perú haya sido responsable á Colombia, sea cual fuere su clase, título ú origen que cualquiera de las dos tenga ó tu. viere contra la otra; entendiéndose ésto, solo por lo que respecta á los derechos de la Nueva Granada y el Ecuador. (1)

(1) Véase Venezuela.

ARTICULO VI.

El presente Convenio será ratificado, y las ratificaciones cangeadas en esta ciudad ó en la de Lima, en el término de ocho meses contados desde su fecha ó antes, si fuere posible.

En fé de lo cual, los respectivos Plenipotenciarios lo han firmado y sellado en Bogotá, á 25 de Junio de 1853. JOSÉ G. PAZ SOLDAN.

LORENZO MARIA LLERAS. (L. S.)

(L. S.)

Por tanto: y habiendo el Congreso aprobado este Convenio el diez y siete del presente mes; en uso de las facultades que la Constitucion de la República me concede, he venido en aceptarlo, aprobarlo y ratificarlo, teniéndolo como Ley del Estado y comprometiendo para su observancia el honor nacional.

En fé de lo cual, firmo la presente ratificacion, sellada con el sello de la República, y refrendada por el Ministro de Estado del despacho de Relaciones Exteriores, en Lima, á 22 de Noviembre del año del Señor de 1853. (1)

JOSE RUFINO ECHENIQUE. José G. Paz-Soldan.

Adhesion á la Convencion de 21 de Mayo de 1857.

Consulado General de la Nueva Granada en el Perú.--Lima á 29

de Setiembre de 1857.

Señor: El infrascrito Cónsul General de la Nueva Granada, tiene el honor de dirigirse á S. E. el señor Ministro de Relaciones Exteriores del Perú, para comunicarle que habiendo dado cuenta á su Gobierno del contenido de la circular de 26 de Junio último, que S. E. le dirigió, referente a la Convencion celebrada por el Gobierno de esta República, con los Agentes Diplomaticos de Inglaterra y Francia, estableciendo reglas para la exportacion y expendio del guano de los depósitos de su dominio, (2) el infrascrito ha recibido órden de contestar al señor Ministro de Relaciones Exteriores del Perú en estos términos :

(1) Se cumplió.
(2) Véase Francia.

que para el Poder Ejecutivo de la Nueva Granada, toda extraccion de valores de cualquier país, no verificada de acuerdo con los contratos existentes ó con las reglas dictadas para la adquisicion regular por el legítimo representante de la sobe. ranía, es un acto reprobado, que por su parte no está dispuesto á autorizar jamás.

El infrascrito, Consul General de la Nueva Granada, espera que el señor Ministro de Relaciones Exteriores del Perú, se dignará ponerlo así en la consideracion del Excmo. Consejo de Ministros, Encargado del Poder Ejecutivo, para su conocimiento.

El infrascrito Cónsul General de la Nueva Granada, reitera al señor Ministro de Relaciones Exteriores del Perú, las segu. ridades de la mas distinguida consideracion, con que tiene la honra de suscribirse de S. E. muy atento, obediente servidor.

CRISTOVAL DE ARMERO.

A S. E. el Ministro de Relaciones Exteriores del Perú.

TRATADO DE AMISTAD, COMERCIO

y navegacion.

EN EL NOMBRE DE DIOS, AUTOR Y LEGISLADOR DEL UNIVERSO.

Las Repúblicas de Nueva Granada y del Perú, animadas del deseo de estrechar y asegurar sus relaciones sobre las bases de recíproca conveniencia é igualdad, han resuelto celebrar un tratado de amistad, comercio y navegacion : y con este objeto, han sido nombrados sus respectivos Plenipotenciarios; á saber: por el Presidente de la Nueva Granada, Juan Antonio Pardo, Secretario de Relaciones Exteriores de esta República ; y por el Libertador Presidente del Perú, Pedro Gálvez, Ministro Residente cerca de las Repúblicas de Centro América, Venezuela y Nueva Granada ; quienes despues de haber cangeado sus respectivos plenos poderes y de hallarlos en debida forma, han estipulado los artículos siguientes:

ARTICULO I. Habrá paz y perpétua amistad entre la República de Nueva Granada y la República del Perú, en toda la extension de sus territorios y posesiones. Los Gobiernos de ambas Repúblicas cuidarán con vivo y constante interes de mantener entre sí franca y cordial inteligencia, y de evitar cuanto pudiera turbarla.

« AnteriorContinuar »