Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ni de los elementos de guerra hasta que arriben á los puertos á que los destine el mismo Gobierno.

ARTICULO V.

El Gobierno del Perú se compromete á dar permiso á los ofi. ciales de la marina peruana que quieran comprometerse al servicio de Colombia, para que ellos se encarguen de los expresados buques, los cuales serán tripulados por la misma gente de mar que tenía prevista el Gobierno peruano, y la que tenga á bien aumentar el Gobierno de Colombia.

ARTICULO VI.

El Gobierno del Perú se obliga a prestar al de Colombia los recursos necesarios para reedificar las fortalezas de San José y San Fernando y las baterías de Santo Domingo, San Javier y Santa Catalina en la bahía ó plaza de Cartagena y el Morro de Santa Marta, siempre que llegue el caso de que Colombia se adhiera á la alianza de las cuatro Repúblicas del Pacífico ; y si para entonces, el Perú careciere de los elementos que al intento se necesitaren, su Gobierno se compromete solemnemente á facilitar al de Colombia hasta la suma de quinientos mil pesos ($ 500,000), ya sea negociándolos por su propia cuenta, o prestándole su garantía para que los consiga en los mercados europeos.

ARTICULO VII.

El Gobierno de Colombia se compromete á mandar un Ministro á la República de Venezuela, que ha declarado igualmente su neutralidad en la guerra de España, para negociar con ella el que se una á las del Pacífico juntamente con Colombia, en el caso de que España no ceda a los consejos de la prudencia, ni sati sfaga las justas exigencias de las Repúblicas alia. das, pues, en tal eventualidad, la Liga Américo-latina debe ser perfecta.

ARTICULO VIII.

Las Repuł licas del Perú y de los Estados Unidos de Colombia se comprometen a declarar, de un común acuerdo, que no aceptan cor no principio americano, ninguna doctrina que no emane dire ctamente de sus pactos expresos, porque las mencionadas partes contratantes son soberanas é independientes y resolverán, por sí y conforme a su propia dignidad, las cuestio

nes que sobrevengan. Asi mismo se comprometen á no aceptar protectorados ni alianzas europeas que puedan dañar la soberanía de las naciones peruana y colombiana, como tambien á no estipular tratados y convenios que no estén eu conformidad absoluta con los principios del derecho público sur americano, sancionado por su Congreso de Plenipotenciarios.

ARTICULO IX. Este tratado se presentará á las repúblicas de Bolivia, Chile y Ecuador, para, si quieren adherirse á él en la parte que á cada una pueda convenirle, en cuanto a la venta de buques y ele. mentos de guerra que puedan necesitar vender, y para los efectos de los artículos 6.0 y 8.°

El presente Convenio será aprobado y ratificado por los respectivos Gobiernos dentro de 90 días, si fuere posible.

En fé de lo cual los respectivos Plenipotenciarios lo han firmado y sellado.

Hecho por duplicado en Bogotá, hoy veintiocho de Agosto de mil ochocientos sesenta y seis. FROILAN LARGACHA. R. LOPEZ. MANUEL FREIRE, (L, S.)

(L, S.)

(L. S.)

MANUEL PARDO,
PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA,

Por cuanto entre la República del Perú y los Estados Uni. dos de Colombia, se celebró por los respectivos Plenipotenciarios, en 10 de Febrero de 1870, el siguiente

TRATADO DE AMISTAD, COMERCIO

y Navegacion. La República del Perú y los Estados Unidos de Colombia, deseando arreglar sus relaciones generales de amistad, comer. cio y navegacion por medio de un nuevo tratado, nombraron Plenipotenciarios, á saber:

El Perú, á Mariano Dorado, Ministço de Relaciones Exteriores;

Y los Estados Unidos de Colombia, á Teodoro Valenzuela, su Ministro Residente en las Repúblicas del Pacífico.

Quienes habiéndose comunicado sus plenos poderes, que hallaron en la forma debida y cangearon en cópia auténtica, convinieron en las estipulaciones contenidas en los artículos siguientes:

ARTICULO I.

La paz y amistad felizmente mantenidas y cultivadas desde largo tiempo entre la República del Perú y los Estados Unidos de Colombia, serán perpetuamente firmes é inviolables. Los gobiernos de las dos Repúblicas cuidarán con vivo interés de mantener entre sí cordial inteligencia, observando para preservarla de cualquiera alteracion, los procedimientos ade. cuados.

ARTICULO II.

Los peruanos en Colombia y los colombianos en el Perú gozarán recíprocamente de los mismos derechos civiles y garan. tías que los nacionales, y estarán como estos sometidos a las leyes del país, las cuales no podrán hacer diferencia entre unos y otros.

ARTICULO III. Los peruanos transeuntes en los Estados Unidos de Colombia y los colombianos transeuntes en el Perú, estarán exentos de todo servicio militar en el Ejército y Marina y en las guar. dias ó milicias nacionales, de contribuciones extraordinarias, empréstitos forzosos y requisiciones militares'; y en general de toda carga ó servicio público, quedando solo sujetos á pa. gar los impuestos ordinarios. Tampoco pueden ser detenidos, ni sus paves, tripulaciones y mercaderías estarán sujetas á em. bargo, ó expropiacion para expediciones militares, ni para ningun otro objeto público ó particular, sin conceder á los interesados la justa indemnizacion que en cada caso se convenga y pague adelantada.

ARTICULO IV.

Los peruanos domiciliados en Colombia y los colombianos domiciliados en el Perú, estarán sujetos a las mismas obligaciones que los naturales. Estas obligaciones no tendrán mas limitacion que la reconocida por el Derecho de Gentes en el caso de guerra exterior. Toca á las leyes de cada una de las dos Repúblicas, la determinacion de los hechos que constitu yen el domicilio en su respectivo territorio..

ARTICULO V.

Las Repúblicas contratantes establecen la mas amplia liber. tad de comercio entre sí; en su consecuencia, sus ciudadanos podrán entrar y residir con sus naves y cargamentos en los puertos habilitados de las costas y territorios de la otra, y hacer en ellos toda especie de comercio permitido á los naturales.

Exceptúase el comercio de cabotaje, cuyo arreglo especial se reservan las Repúblicas contratantes.

ARTICULO VI.

Los productos naturales o del suelo de cada una de las dos Repúblicas se introducirán y expenderán libres de todo derecho de importacion en el territorio de la otra, y no se impon. dráu á las naves que los conduzcan otros 6 mas altos derechos que los que paguen los buques nacionales. Estos productos tampoco serán gravados con derechos de exportacion á su salida de los territorios respectivos.

ARTICULO. VII.

Toda especie de producciones, manufacturas 6 mercaderías que en cualquier tiempo puedan ser legalmente importadas en cada una de las dos Repúblicas en buques nacionales, podrán serlo tambien en los de la otra, sin diferencia alguna de derechos.

Todo lo que pueda ser legalmente exportado ó reexportado de una de las dos Repúblicas, en sus propios buques para el extranjero, podrá de la misma manera ser exportado ó reexportado en buques de la otra, y serán concedidos y cobrados iguales premios, derechos y descuentos, bien se haga tal exportacion ó reexportacion en buques peruanos, bien se haga en buques colombianos.

ARTICULO VIII.

En ningun caso se impondrán otros ó mas altos derechos á la importacion en los Estados Unidos de Colombia de cualesquiera artículos industriales ó manufacturas del Perú, y recíprocamente, que los que se paguen ó hayan de pagarse por productos idénticos de la Nacion mas favorecida, y el mismo principio se observará para la exportacion. No se impondrá prohibicion ó restriccion alguna á la importacion ó exportacion de cualesquiera artículos en el comercio recíproco de las

dos Repúblicas, que no sea igualmente extensiva á la imporata cion 6 exportacion de iguales artículos de otros países.

ARTICULO IX.

Los buques peruanos á su entrada ó salida de los puertos de Colombia, y los buques colombianos á su entrada ó salida de los puertos del Perú, no estarán sujetos á otros ó mas altos derechos de toneladas, fanal, puerto, pilotaje, cuarentena ú otros que afecten al cuerpo del buque, que aquellos que pagaren, en igualdad de casos, los buques nacionales.

ARTICULO X.

Con el objeto de evitar el contrabando que pueda hacerse en perjuicio de una y otra República, las mercaderías de cual. quiera clase y procedencia que se saquen de los puertos del Perú, en donde haya aduanas, para Colombia, y reciprocamente, las mercaderías que se saquen de los puertos de Colombia, con destino al Perú, se despacharán certificando la aduana el competente sobordo que exprese: la clase, bandera, nombre y porte del buque, el puerto de su procedencia y el de su destino, los nombres del cargador, del remitente de cada carga: mento y la persona a quien se hace el envío de éste, el número de bultos de cada cargamento y el total de los que se destinen á cada puerto; el contenido, forma, marca, números y peso de cada bulto. (1)

ARTICULO XI.

El Callao será puerto de depósito indefinido para las mercaderías extranjeras que lleguen a él con destino 'a los Estados Unidos de Colombia, y Buenaventura lo será para las mercaderías de la misma clase que se destinen al Perú. Durante los primeros tres años, el depósito será gratuito; pero pasado este tiempo se pagará el derecho respectivo, en razon del trabajo consiguiente de la aduana y de la ocupacion de sus almacenes.

No se pagará derecho de depósito por los bultos que se despachen para el consumo de las naves de cualquiera Nacion, surtas en las bahías de los puertos en que tales bultos hubieran estado depositados. Tampoco estarán sujetas al derecho de de. pósito las mercaderías que fueren abandonadas por sus dueños.

Si las mercaderías depositadas se dieren al consumo, pagarán los derechos del depósito desde el día que se introdujeron en los almacenes.

(1) Véase el Protocolo que se inserta á continuacion de este tratado.

« AnteriorContinuar »