Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Moran, ha trabajado bizarramente: la Legion Peruana con su coronel Plaza, sostuvo con gallardía su reputacion: los batallones 2 y 3 del Perú con sus comandantes Gonzalez y Benavi. des, mantuvieron firmes sus puestos contra bruscos ataques: los Cazadores del número 1, se singularizaron en la pelea, mientras el cuerpo estaba en reserva. Los Húsares de Junin, conducidos por su comandante Suarez, recordaron su nombre para brillar con un valor especial: los Granaderos de Colombia destrozaron en una carga el famoso Regimiento de la Guardia del Virey. El batallon Rifles no entró en combate : escogido para reparar cualquiera desgracia, recorría los lugares mas urgentes, y su coronel Sanderz los invitaba á vengar la traicion con que fué atacado en Corpahuaico. Todos los cuerpos, en fin, han llenado su deber cuanto podía desearse.

Con satisfaccion cumplo el agradable deber de recomendar á la consideracion del Libertador, a la gratitud del Perú, y al respeto de todos los valientes de la tierra, la serenidad con que el señor General La-Mar ha rechazado todos los ataques a su flanco y aprovechado el instante de decidir la derrota : la bravura con que el señor General Córdova condujo sus cuerpos y

desbarato en un momento el centro y la izquierda enemiga; la infatigable actividad con que el Señor General Lara atendía con su reserva á todas partes, y la vigilancia y oportunidad del Señor General Miller para las cargas de la caballería.

Como el ejército todo ha combatido con una resolucion igual al peso de los intereses que tenía á su cargo, es difícil hacer una relacion de los que mas han brillado; pero he prevenido al señor General Gamarra, Jefe de Estado Mayor General, que pase á US. originales las noticias enviadas por los cuerpos. Ninguna recomendacion es bastante para significar el mérito de estos bravos.

Segun los estados tomados al enemigo, su fuerza disponible en esta jornada, era de nueve mil trescientos diez hombres, mientras el ejército libertador formaba cinco mil setecientos ochenta. Los españoles no han sabido que admirar mas, si la intrepidez de nuestras tropas en la batalla, ó la sangre fría, la constancia, el orden y el entusiasmo en la retirada desde las inmediaciones del Cuzco hasta Huamanga, al frente siempre del enemigo, corriendo una extension de ochenta leguas y presentando frecuentes combates.

La campaña del Perú está terniinada : su independencia y la paz de América, se han firmado en este campo de batalla. El ejército unido cree que sus trofeos en la victoria de Ayacucho, sean una oferta digna de la aceptacion del Libertador de Colombia.

Dios guarde á US.

ANTONIO J. DE SUCRE.

PROCLAMA DEL GENERAL SUCRE AL EJÉRCITO UNIDO. Soldados. - Sobre el campo de Ayacucho habeis completado la empresa mas digna de vosotros. Seis mil bravos del ejército libertador han sellado con su constancia y con su sangre la independencia del Perú y la paz de América. Los diez mil soldados españoles, que vencieron catorce años en esta República, están humillados á vuestros piés.

Peruanos. – Sois los escogidos de vuestra Patria. Vuestros hijos, las mas remotas generaciones del Perú, recordarán vuestros nombres con gratitud y orgullo.

Colombianos. -Del Orinoco al Desaguadero habeis marchado en triunfo: dos Naciones os deben su existencia ;, vues. tras armas las ha destinado la victoria para garantir la libertad del Nuevo Mundo. Cuartel General en Ayacucho, á 1o de Diciembre de 1824.

ANTONIO J. DE SUCRE.

Recibida en esta capital la importante noticia de tan grandioso y decisivo triunfo en la noche del 21 de Diciembre, por couducto del capitan Alarcon, enviado del General en Jefe, dió el General Bolivar la proclama y decretos siguientes :

PROCLAMA.

Á LOS SOLDADOS DEL EJÉRCITO VENCEDOR EN AYACUCHO.

Soldados: - Habeis dado la libertad á la América Meridionrl y una cuarta parte del mundo es el monumento de vuestra gloria. ¿Dónde no habeis vencido?

La América del Sur está cubierta de los troseos de vuestro valor; pero Ayacucho, semejante al Chimborazo, levanta su cabeza erguida sobre todos.

Soldados: - Colombia os debe la gloria que nuevamente le dais: el Perú, vida, libertad y paz: La Plata y Chile tambien os son deudores de inmensos beneficios á su buena causa: la causa de los derechos del hombre ha gañado con vuestras armas en su terrible contienda contra los opresores. Contemplad, pues, el bien que habeis hecho á la humanidad con vuestros heróicos sacrificios.

Soldados: – Recibid la ilimitada gratitud que os tributo á nombre del Perú. Yo os ofrezco igualmente, que sereis recom

pensados, como mereceis, antes de volveros á vuestra hermosa Patria. Más no.... jamás sereis recompensados. dignamente: vuestros servicios no tienen precio. Soldados peruanos:

Vuestra Patria os contará siempre entre los primeros salvadores del Perú.

Soldados colombianos: Centenares de victorias alargan vuestra vida hasta el término del mundo.

Cuartel General en Lima, á 25 de Diciembre de 1824:

BOLIVAR.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA,

ENCARGADO DEL PODER DICTATORIAL DE LA DEL PERÚ, ETC.

Considerando:

1.° Que el ejército unido libertador, vencedor en Ayacucho, ha dado la libertad al Perú;

2.° Que esta gloriosa batalla se debe exclusivamente a la habilidad, valor y heroismo del General en Jefe Antonio José de Sucre y demas Generales, Jefes, oficiales y tropas;

3.° Que es deber del pueblo y del Gobierno dar un noble testimonio de su gratitud á este glorioso ejército;

[blocks in formation]

1.° El ejército vencedor en Ayacucho tendrá la denominacion de Libertador del Perú, y los cuerpos llevarán en sus ban: deras esta misma inscripcion.

2.° Los cuerpos que lo componen, recibirán el sobrenombre de glorioso. 3.° Los individuos

que

lo
componen,

el título de benemérito en grado eminente.

4.° En el campo de batalla de Ayacucho, se levantará una columna consagrada á la gloria de los vencedores. En la cima de esta columna se colocará el busto del benemérito General Antonio José de Sucre; y en ella se grabarán los nombres de los Generales, Jefes, oficiales y cuerpos en el orden y pree. minencia que les corresponde. La gratitud del Pueblo y del Gobierno se esforzará en prodigar la riqueza, el gusto y la pro. piedad en la ereccion de esta columna.

63

TOMO III.

5.° Un cuerpo de cada arma de los de Colombia y el Perú, tomará el sobrenombre de Ayacucho. Una junta compuesta de Generales y Jefes de ambos ejércitos presidida por el General en Jefe Antonio José de Sucre, designará los cuerpos que deban recibir esta gloriosa recompensa.

6.° El ejército vencedor en Ayacucho será inmediatamente ajustado y pagado; teniendo estos gastos la preferencia sobre todos los del Estado, aun cuando para ello tenga la Nacion que contraer un nuevo empréstito.

7.° Los individuos del ejército vencedor, llevarán una medalla al pecho pendiente de una cinta blanca y roja con esta inscripcion Ayacucho. Los Generales esmaltada en brillantes, los Jefes y oficiales de oro, y la tropa de plata.

8.° Los padres, mujeres é hijos de los muertos en Ayacucho gozarán el sueldo íntegro que correspondía á sus hijos, esposos y padres cuando vivían.

9.° Los inválidos recibirán la misma recompensa del anterior у además serán preferidos para los empleos civiles, segun sus aptitudes.

10, Se nombra al General Antonio José de Sucre, Gran Ma. riscal, con el sobre-nomhre de “General Libertador del Perú."

II. El Gobierno del Perú se encarga de interponer su me. diacion con el de Colombia, á fin de que se sirva prestar su consentimiento, para el efecto de las recompensas que declara este decreto al ejército de Colombia.

12. El Ministerio de Estado en los departamentos de Guerra y Marina queda encargado de la ejecucion de este decreto.

Imprímase, publiquese y circúlese. – Dado en el Palacio Dictatorial de Lima, á 27 de Diciembre de 1824.

SIMON BOLIVAR.

SIMON BOLIVAR, LIBERTADOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA,

ENCARGADO DEL PODER DICTATORIAL DE LA DEL PERÚ, ETC.

Considerando:

1." Que la capitulacion celebrada entre el General en Jefe del jército nido libertador y el General Canterac, Comandante en Jefe del ejército Real, comprende la rendicion de las fortalezas del Callao. (1)

(1) Véase España,

2.° Que este tratado fué propuesto, convenido y firmado por el General español, en quien recayó legítimamente el mando superior de los puntos ocupados por las tropas reales, respecto de haber sido prisionero el Virey D. José de La Serna;

3.° Que el Comandante de la plaza del Callao depende de la autoridad del Virey, como que por él fué encargado de este mando;

4.° Que dicho Comandante se ha negado á recibir al comisionado, terminantemente autorizado por su propio Gobierno, para intimarle el cumplimiento de la capitulacion;

5.° Que habiéndose obstinado el Comandante en no oír ni tratar con los parlamentarios de la República, se ha separado del Derecho de Gentes;

6.° Que en conformidad de estas razones, el Comandante de la plaza del Callao es una autoridad absolutamente aislada, ar bitraria y sin dependencia;

[blocks in formation]

1.° Los enemigos que ocupan la plaza del Callao, serán considerados como separados de la Nacion española y de cualquiera otra.

2.° Están con respecto a la República, fuera del derecho de las Naciones.

3.0 Los buques, sus capitanes, sobre-cargos y propietarios, que de cualquier modo auxiliaren á la plaza del Callao, no serán admitidos en los puertos de la República.

4.° Todo el que por tierra auxiliare de cualquier modo la plaza del Callao, queda sujeto á la pena capital.

5.° Se exceptúan del articulo 2.o todos los que, cumpliendo con su deber, como españoles capitulados, llenen de hecho el pacto á que legítimamente están sujetos.

6.° Se pasará un traslado de este decreto á los Comandantes de las fuerzas neutrales estacionadas en el Pacífico.

Imprímase, publíquese y círculese. - Dado en el Palacio Dictatorial de Lima á 2 de Enero de 1825. – 4.° de la República.

SIMON BOLIVAR.

Por órden de S. E.-José Sanchez Carrion.

« AnteriorContinuar »