Imágenes de páginas
PDF
[ocr errors][merged small]

Al H. Sr. Manuel Freyre, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario del Perú.

El infrascrito Secretario de lo Interior y Relaciones Exteriores de los Estados Unidos de Colombia, tiene la honra de dirigir la presente nota, de órden del ciudadano Gran General Presidente de la Union, á S. E. el H. Sr. Manuel Freyre, Enviado Extraordinario Ministro Plenipotenciario del Perú, llamando la atencion die S. E. y la de su Gobierno, sobre un negocio de alta importancia para las Repúblicas del Continente Sud-americano, ribereñas y soberanas de los caudalosos ríos navegables y demas fuentes que en su parte primitiva ó principal forman ó constituyen el Marañon, antes de que esta gigante arteria llegue magestuosa, como en efecto llega, á los límites occidentales del Brasil.

S. E. el I-I- Sr. Freyre sabe muy bien qué aquellos límites inmensos, indefinidos en su mayor parte, comprometen los orientales de las Repúblicas ribereñas, colonias antes. hoy Iibres. soberanas é independientes, desde las Guayanas hasta las vertientes que buscan la hoya del Amazonas del Alto Perú. casi desde ambos trópicos. sobre nuestra zona intertropical: inmenso territorio que demora al Oriente de los Andes.

Muy bien sabe tambien S. E. el I-I. Sr. Freyre, que aquellos límites, en su mayor parte, quedaron.indefinidos, tanto en las antiguas colonias españolas, como entre éstas y el Brasil, apesar de las exploraciones mercantiles, religiosas, científicas y militares, que mas de una vez se organizaron y lanzaron en aquella época, sin embargo de la magistral y absurda línea trazada por el Papa Alejandro VI.

Dos Vireynatos se establecieron en la parte occidental del Continente Sud-americano: primero el del Perú, y luego el del nuevo reino de Granada; los límites de estos Vireynatos entre sí, y los de éstos con el Brasil, quedaron, como antes. en gran parte indefinidos. Las cédulas del Rey Don Felipe Il al principio del Siglo XVI, y las de 1717, 1732 y particularmente la de 174o, (K739) demarcaron los límites entre e’. Brasil. el Perú y el Vireynato de Nueva Granadaásegun los términos de la última de las cédulas y arreglos con el Portugal, los límites del antiguo Vireynato de Nueva Granada con el Brasil. quedaron así: el Amazonas, aguas abajo, desde las bocas del Yavarí frente á Tabatinga, hasta el arranque meridional del brazo Avatiparaná; luego este brazo hasta su entrada en el Caquetá; de aquí á tomar el Yapurá(el mismo Caquetá) aguas arriba hasta la laguna Cumapí, y de ésta línea recta, casi norte, á buscar el Rione

gro en la boca del Cababurí frente á Loreto, y, por último, el Cababurí, aguas arriba, hasta el cerro Cupí principio de los montes que median entre el Orinoco y el Amazonas, los cuales siguen con los nombres de “Serraníasde Tumacueré, Taperapeco, Parima, etc.," en la direccion del Orinoco. Pero á pesar de todo, los antiguos límites del primitivoVireynato del Perú con el Brasil, y los de éstos con los del nuevo reino de Granada, quedaron en parte indefinidos por las inmensas selvas y desier. tos que median; y como los territorios de las antiguas aiidiencias de Quito y Santa Fé de Bogotá, constituyendo luego el Vireynato de Nueva Granada, quedaron, como antes, indefinidos en arte con el mismo Perú y el Brasil,es claro que no es, ni pue e ser jamas potestativo, y menos conveniente al Perú y pueblos de las antiguas colonias, celebrar aisladamente, cada uno por su cuenta, arreglos parciales con el Imperio del Brasil sobre límites.

Por la última cédula española que demarcó definitivamente los límites del nuevo reino de Granada con el Vireynato del Perú, se asignó la línea que partiendo desde el Tumbes, en la costa del Pacífico, sigue por las serranías y demas cordilleras de los Andes, por la jurisdiccion de Payta y Piura hasta el Marañon á los 6° 3o’, latitud Sur, y la tierra adentro, dejando al Perú las jurisdicciones de Piura, Cajamarca, Chachapoyas, Moyobamba y Motilones, y por la cordillera de Jeberos atravesando el río Ucayali á los 6° latitud Sur hasta dar en el río Yavarí ó Yuari en la confluencia del Carapé; y las aguas de éste al Solimoes ó Amazonas; las de éste abajo hasta la boca mas occidental del Caquetá ó apurá, en que comienzan los límites con el Brasil ; y, por último, desde la boca mas occidental del Avatiparaná, atravesando el dicho Caquetá por la laguna de Cumapí al Rionegro por las cabeceras de Chivará á tomar las serranías del Parima hasta el río Esequibo en el Atlántico. Posteriormente se agregaron á la Capitanía General de Venezuela las provincias de Guayana, Mérida y Maracaibo, quedando así reformados los límites del Vireynato en la parte referente á las misiones del alto Orinoco.

Como se vé, los límites del Vireynato de Nueva Granada, quedaron hácia el Oriente indefinidos en parte, pues la cédula real citada usa de la frase tierra adcntro al expresar que las jurisdicciones de Piura, Cajamarca, Chachapoyas, Motilones y Moyobamba, quedan como parte integrante del Perú, limitrofes, como los Estados Unidos de Colombia con el Imperio del Brasil. Por tanto el Gobierno del infrascrito insiste en la creencia de que no es dado á ninguna de las Repúblicas ribereñas del Amazonas, celebrar por su propia cuenta, sin contar con las demas, arreglo alguno sobre límites con el Imperio del

Brasil, sin agravar las dificultades sobre deslinde y sin sentar TOMO m. 61

[ocr errors]

un precedente de fatales consecuencias, pues no es de ahora que las pretensiones invasoras del Brasil amenazan una gran parte del Oriente en aquellas vastas regiones, que pertenecen sin dudaá las expresadas Repúblicas, particularmente á los Estados Unidos de Colombia.

Y como se asegura que á la sazon existe una comision mixta del Perú y Brasil, recorriendo aquellos desconocidos territorios y marcando límites, el infrascrito se apresura,á nombre de su Gobierno, á protestar, como en efecto protesta, por la presente, contra cualquier perjuicio que pueda redundar en sus derechos territoriales, que corresponden legitimamente á los Estados Unidos de Colombia. perjuicios que pueden derivarse de los arreglos que acuerde la expresada comision PerúBrasilera, sin conocimiento ni menos con la aquiescencia del Gobierno del infrascrito.

Por último. el infrascrito ruega á S. E. el H. Sr. Freyre se sirva trasmitir al Gobierno del Perú, para los efectos consiguientes, el contenido de la presente nota, de cuyo recibo espera el correspondiente aviso, y con tal motivo tiene la honra de reiterar á S. E. las consideraciones muy distinguidas con que se suscribe de S. E. el H. Sr. Freyre muy atento y seguro servidor.

MANUEL DE J. QUIJANO.

Ministerio de Relaciones Exteriores-Lima, Setikmbre i 3 de 1866.

Señor Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario del Perú en los Estados Unidos de Colombia.

Signada con el número 71, he recibido la nota con la cual acompaña US. adjunta la protesta formulada por el Secretario de Relaciones Exteriores de esa República, con motivo de la demarcacion de límites entre el Perú y el Brasil y la existencia de una comision mixta destinada á verificarla. El señor D. Manuel de J. Quijano ha creído de su deber prevenir, con la palabra de su Gobierno, los perjuicios que pudieran resultar en daño de la integridad de los Estados Unidos de Colombia, á consecuencia de la demarcacion estipulada y próxima. quizá á terminarse.

Pero la protesta del señor Quijano, caso de que en realidad pudieran sobrevenir peligros para la integridad territorial de Colombia, sería siempre tardía é inoportuna, puesto que ella se

refiere á hechos anteriores, públicos y consumados, y que debieran ser por lo mismo conocidos de todos los Gobiernos Sudamericanos, Tales son el tratado de 185i y la Convencion fluvial de 1858 entre el Perú y el Brasil, pactos que la actual demarcacion lleva solo á cumplimiento.

Durante quince años trascurridos de la celebracion del primero, en el que se fijaron las bases de la demarcacion, sobrado tiempo ha habido para que el Gobierno de Colombia y cualquiera otro que mirase la posibilidad de ser perjudicado, reclamara de las estipulaciones ajustadas sin su anuencia, entre las que, la consignada en el artículo 7.°, dice así:

“ Para precaver dudas respecto de la frontera mencionada, en las estipulaciones de la presente Convencion, aceptan las altas partes contratantes el principio utipossidetis, conforme al cual serán arreglados los límites entre la República del Perú y el Imperio del Brasil; por consiguiente reconocen, respectivamente, como frontera, la poblacion de Tabatinga, y de ésta para el Norte la línea recta que vá á encontrar de frente al río Yapurá en su'confluencia con el Apaporis, y de Tabatinga para el Sur el río Yavarí, desde su confluencia en el Amazonas.

Una comision mixta nombrada por ambos Gobiernos reconocerá, conforme al principio utipossidetis, la frontera, y propondrá, sin embargo, los cambios de territorio que creyere oportunos para fijar los límites que sean naturales y convenientes á una y otra Nacion. "

Por la Convencion fluvial celebrada en Lima el 22 de Octubre de 1858, y aprobada por el Congreso en io de Diciembre del mismo año, se ratificó lo convenido en 185i y se acordó el nombramiento de la comision mixta que hoy funciona en los linderos y que dió principio ásus tareas en 1863, habiendo nombrado desde entonces el Perú dos comisiones sin observacion alguna.

El artículo i7 de esta Convencion,que copio en seguida, ins

‘ truirá á US. de la materia sobre que se versa la protesta.

“ La República del Perú y Sn Majestad el Emperador del Brasil, convienen en nombrar dentro del plazo de doce meses, contados desde la fecha del cange de las ratificaciones de la presente Convencion, una comision mixta que en los términos del artíículo 7.° de la de 23 de Octubre de I851, reconozca y deslinde la frontera de ambos Estados. "

Por estos datos, que suministro á US. á fin de que los trasmita al señor Quijano, se vé claramente que la actual demarcacion es solo la práctica de actos internacionales preexistentes. constantes de documentos públicos, y sobre los cuales han

podido ya recaer las gestiones que hoy pueden mirarse como extemporáneas.

La concurrencia de los motivos alegados no significa, sin embargo, el ánimo de sostener un hecho dañoso á los Estados Unidos de Colombia, cuyos derechos territoriales está dispuesto siempre á respetar el Gobierno de la República.

Dios guarde á US.
T. PACHECO.

Secretaría de 1o Interior y Relaciones Exteriores de los Estados Unidos de Colombia. — Bogota’, IO de Enero de 1876.

Con fecha 15 de Marzo de 1875, se dirigió por esta Secretaría al Ministerio de Relaciones Exteriores del Imperio del Brasil, la siguiente nota:

“Por informes trasmitidos por el Presidente del Estado del Cauca, como Agente constitucional del Gobierno de la Union Colombiana, ha tenido conocimiento el ciudadano Presidente de la República de que una comision del Gobierno de V. E. ha fijado en las márgenes del río Putumayo, un marco que, segun las inscripciones grabadas en sus faces, parece ser un lindero para determinar las fronteras de Colombia con el Brasil y el Perú. De esas inscripciones, una dice: “Latitud A. 2° 53’ 12". Longitud 62° 41', lo"; otra—Límite del Brasil, 26 de Julio de 1873." Y otra, “Límite del Perú 26 de Julio de 1873," Presidente de la República D. Manuel Pardo";

“Esa demarcacion que así se ha querido hacer, sin consentimiento de Colombia y en territorio colombiano, es un hecho violatorio de su soberanía. contra el cual tengo el deber de protestar en nombre de la Nacion que represento y de órden expresa del ciudadano Presidente de la República.

“Desde 1855, y especialmente en la controversia diplomática que el Gobierno colombiano y el Representante del Imperio del Brasil, sostuvieron en esta ciudad en los años de 1867 á 1869, quedaron demostrados los derechos de Colombia en las márgenes del Amazonas, limitando con el Brasil desde el Yavarí hasta la boca mas occidental del Yapurá, ó sea el brazo del Avatiparaná: y como el rio Putumayo corre en toda su extension por territorio colombiano reuniendo sus aguas á las del gran río dentro de la línea expresada, la fijacion arbitraria de ese lindero es un hecho de los ménos calculados para el mantenimiqínto y perfeccion de cordiales relaciones entre países limítro es.

« AnteriorContinuar »