Imágenes de páginas
PDF
[ocr errors]

tante en pagarees á la órden, el primero por treinta y dos mil setecientos pesos (32,700) pagados en 31 de Julio próximo; el segundo, tambien por treinta y dos mil setecientos pesos, (S 32,7000) con vencimiento en 31 de Agosto siguiente; el tercero, tambien por treinta y dos mil setecientos pesos (S 32,700), para el 3o de Setiembre tambien siguiente; y el saldo de cuarenta y ocho mil veintiocho pesos (3 48,028) en varios pagarees, igualmente á la órden, con vencimiento al último de Octubre próximo. El señor Ministro se dió por recibido, quedando así terminado este asunto, en completa satisfaccion de ambas partes, en virtud de lo cual firmamos y sellamos este convenio, del cual se sacaron las copias de estilo, en el Palacio Nacional en la fecha antes expresada.

TOMAS LAMA. SALVADOR LARA. (L. S.) (L. S.)

Estando el anterior convenio ajustado en entera conformidad con las instrucciones comunicadas: apruébase en todas sus partes.

TOMÁS GUARDÍA.

Salvador Lam.
Secretario de Estado en el Despacho de Hacienda.

Palacio Nacional — San José, Junio 27 de 1879.

Ministerio de Relaciones Eauferiores. -— Linza, julio 16 de 1879. Sr. Dr. D. Tomás Lama, Ministro del Perú en Costa-Rica.

He dado cuenta á S. E. el Vice-Presidente, Encargado del Poder Ejecutivo, de la nota reservada de US., fecha 17 de Ju

n‘\o último, número 7, en que comunica el arreglo hecho con S. E. el Presidente de Costa-Rica.

S. E. el primer ViccPresidente ha tenido á bien, por decreto de esta fecha, aprobar la conducta de US.

Dios guarde á US.
MANUEL IRIGOYEN.

CUBA.”

JOSÉ BALTA,
PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA.

Considerando:

Que la insurreccion de Cuba contra el Gobierno español tiene por objeto conseguir su independencia, y que, rotos los vínculos políticos entre el partido que lucha por ella y el Gobierno de la Península, hay dos partes independientes que se hacen la guerra con un fin político, y que deben obrar y ser vistos por las demas Naciones, conforme á los principios de derecho internacional;

Que el pueblo y el Gobierno del Perú simpatizan con la no-r

ble causa proclamada por los cubanos;

Que el Capitan General del ejército libertador de Cuba ha pedido que se reconozca el partido político que encabeza como beligerante;

Que sin perjuicio de las manifestaciones que el Perú haga del interés que le inspira la causa de la independencia de Cuba, debe, ante todo, reconocer la condicion política de los insurrectos, para no considerarlos como súbditos de un Gobierno que se halla en estado de guerra con el Perú;

[graphic]

(l) Otro de los proyectos que ocupaba siempre el espíritu ardiente de Bolivar era la libertad de Cuba. Estando en el Cuzco creyó llegada la vez de realizar la expedicion, desde ue el ejército auxiliar colombiano ya nada tenía que hacer en el Perú. rdenó, pues, (Julio 1l) que á fines del año salieran con direccion á Panamá cuatro mil hombres; y no envió mayor número. porque los asuntos del Alto Perú y Buenos Ayres con el Imperio del Brasil tomaban un aspecto sério y amenazante. Las primeras expediciones salieron efectivamente del Callao y de Quilca á Panamá. La ejecucion de esta heróica empresa la confiaba al valiente General Paez, con preferencia á Sucre, cuyos servicios los consideraba necesarios en la nueva República. Contaba para el buen resultado con

Decreto :

Art. I.° El Gobierno del Perú reconoce como beligerante al partido político que lucha por la independencia de Cuba.

Art. 2.° Los ciudadanos, los buques y demas propiedades de Cuba, que sirvan a la causa de la independencia, serán reputados como amigos del Perú.

El Ministro de Relaciones Exteriores queda encargado del cumplimiento de este decreto y de hacerlo publicar y circular.

Lima, r3 de Mayo de 1869.

JcsÉ BALTA. j. A. Barrenechea.

JOSÉ BALTA,
PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA.

Considerando:

Que despues de la declaratoria que hizo el Gobierno, reconociendo como beligerantes á los cubanos que luchan por su independencia, ha progresado la insurreccion contra el Gobierno español, hasta el punto de tener aquellos una organizacion política, cuyas manifestaciones son un Congreso y un Gobierno con medios materiales suficientes para luchar, y, en virtud de la justicia que les asiste, para vencer en la santa causa de su independencia;

Que habiéndose declarado el Gobierno del Perú amigo de los cubanos insurrectos, debe, hoy que éstos se hallan organizados, reconocer como amigo al Gobierno dela República cubana ;

Que esto no puede tener lugar sin que se reconozca antes la existencia y el carácter del Gobierno que rige en Cuba;

[graphic]

un ejército de ocho mil soldados veteranos que existían en el Perú y Bolivia. y con otro ejército en Colombia, todo compuesto de veteranos. acostumbrados á vencer á. los españoles. Desgraciadamente para la iufortunada Cuba, los sucesos de estas Repúblicas tomaron otro aspecto. y se ha prolongado hasta hoy su esclavitud . (Paz-Soldan-Historia del Perú Independiente — Segundo período, Tomo II, página 25.)

Decreto’; ' . ,

Artzeulo üzzzfzïq. .-,— Reconócese la independencia de laIsla de Cuba de la doniinacion es ‘ancla, como igualmente ‘al GobiernoRepublicano estableci, o enella. . , , ,

El ¡Ministro de Relaciones Exteriores queda encargado del cumplimiento,de.este,decreto. , , _ . ‘

Comuníquese, publi nese y regístrese.

Dado en Lima á 13 e Agosto de (869. ,. . .
‘JOsÉBALTA.
I. A. Barrenechea.

Estado: 0721210.: de Colombia. — Secretaría darla Interior JI-ÉelacioneJVEAdn-íorés. —- Bag-Md, 26 de Setiembre de 1872. — Circular.

[ocr errors]

Hace cuatro añosque elpueblo de Cuba, despues de jhaber proclamado ante el Mundo su resolucion de ser independiente y libre, se encuentra empeñado en luchamortal con su metrópoli para llevar á término la obra de emancipacionemprendida.

Hasta ahora no se vislumbra siquiera cuando tendrá fin tan encarnizado batallar, y se vé‘ solo que la contienda se hace cada día mas a sangrientay costosa; que sus horrores se multiplican,á medida que el tiempo avanza, y que el. hermososuelo de la isla, ayer tan exuberantemente ricogno sería ya mas que un campo de ruina,y dosolacion, sin la vitalidad de las fuerzas productoras que encierra en su seno.

Prolongándose mas todavía una guerra semejante, en laiciial

entran en accion todos. los. elementos de . estenminio, desdela tala hasta el incendio, y desde la confiscacionbasta'elrpa,d’also,‘jlo que hoy puede noserfisino la ,aprension de umsentimientoffraiternal. será mañana una realidad espantosa, , . . ..., ,’ Ninguno de los dos combatientes dá señales de querer deponer las armas zEspaña se ,esfuerza en conservar átodo trance la posesion de la coloniahya reparando cuanto puede lasbajas que su ejército pacificador experimenta día ,.por, dia,jya 'a otando sntesoro en el mantenimiento, indefinido de .61, ygqpra, no cuenta ni mide los sacrificios á cuya costa se promete obtener su completa liberacion, ., ¡ . . , U En presencia de una situacion como esta, testigos. de tina tan desesperada lucha, noes dable que pelrmanezcanimpásibles

lospueblolsque‘en este continente vivleroiLcomo ‘Sub-a la 'viTOMO m. ‘

« AnteriorContinuar »