Imágenes de páginas
PDF
EPUB

por las

don Hugo Wilson, Cónsul de S. M. B. en Tacna, goza de las in. munidades que concede el derecho de las naciones á los agentes públicos, y que cualquiera que haya sido la conducta del General don José Félix Iguain, ó de los jueces de Tacna, al perseguir en alla á don Federico Salkeld, no se ha co uetido una infracción contra el derecho de las naciunes. Si hubo alguna injuria á Salkeld, él se ha desistido de toda demanda.

Cualquier súbdito inglés que se crea damnificedo en sus de. rechos, debe reclamarlos ante los juzgados del país, y solo deben ser oídas las demandas de los agentes públicos cuando haya habido denegación de justicia.

La nación que ocurra á las medidas de violencia, sin previa manifestación de su agravio, ya no puede pedir satisfacciones. El derecho de exigirlas cesa cuando una nación ha cometido actos de hostilidad contra otra.

El Cónsul don Hugo Wilson ha trabajado siempre en favor de la guerra civil: ha prestado servicios á un partido contra otro: ha hecho todo género de esfuerzos para introducir en Bolivia y en el Perú á don Andrés Santa Cruz, proporcionándole movili. dad y auxilios cuando deserbarcó en Octubre de 1843 costas de Iquique. Se halló en el «Cormorant» cuando se hizo el bombardeo de Arica, y ha cometido atentados que lo hacen odioso al Perú. El Gobierno le mandará salir, usando de su derecho, si acaso antes no lo ordena el Gobierno de S. M. B; pues así como él quiere que el General Iguain no tenga cargos públicos en la República, debe también convenir en no mantener, ni nombrar Cónsules ó Agentes que contribuyan á fomentar disensio nes y hacer males al Perú.

El Vice--Cónsul de Islay, don Tomás Crorupton, se halla en el mismo caso que el anterior, y se le considera bajo el mismo principio.

La escuadra nacional del Perú fué embargada en Islay el 14 de Agosto de 1814 por las fuerzas navales de S. M. B., y por consecuencia de este embargo ha quedado destruida. La Gran Bretaña es responsable de su importe y de los daños que por esta conducta ba sufrido el Perú. Se han hecho presente en las notas que han tenido lugar. El Perú protesta contra semejantes procedimientos, y hará para alcanzar reparación lo que juzgare convenir á sus derechos altamente violados.

El comandante ó jefe del vapor «Cormorant» de S. M. B bombardeó también la ciudad de Arica á fines del mismo mes. A su bordo estaban el señor Encargado de Negocios de S. M. B., el Cónsul don Hugo Wilson y el Vice-Cónsul Crompton. Sobre esta conducta, tan contraria al Derecho de Gentes, ha reclamado el

Gobiorno peruano; no ha sido satisfecho, y espera serlo, llevando á debido efecto la reclamación iniciada.

Así mismo protesta el Gobierno peruano hacer valer sus derechos ultrajados con varios hechos de funcionarios de S. V. B. Y para que no se cree que queda satisfecho y renuncia á toda re. clamación con la transaccióncelebrada con el señor Encargado de Negocios de S. M. B., ó con la discusión que aparece en este protocolo, sobre los sucesos de Tacna con respecto al General Iguain; el infrascrito, Ministro de Relaciones Exteriores, lo hace presente y declara, por medio de este documento, que se unirá al protocolo de conferencias, como ha sido convenido: «Que el Gobierno peruano usará de los medios que la razón, la justicia y la ley de las Naciones tienen señalados.)

Lima, Mayo 30 de 1845.

José Gregorio Paz Soldán.

PROTOCOLO

En la ciudad de Lima, á las siete de la noche del día treinta de Mayo del año del Señor de mil ochocientos cuarenta y cinco: reunidos en conferencia los infrascritos, Ministro de Relaciones Exteriores del Perú y Encargado de Negocios de S. M. B., con el objeto de continnar la conferencia principiada el día de la fecha, y teniendo á la vista todo lo acordado, redactado y firma. do, procedieron á la discusión.

Después de presentadas varias observaciones y reflexiones por el señor Ministro, y de haberse contestado por el señor Encargado de Negocios reproduciendo ambos lo mismo que ya tenían expuesto legalmente, y después de haber buscado varios medios para la terminación de la presente transacción, convinieron en los puntos siguientes:

1. Que el Coronel don José Arancibia será removido del Góbierno de Arica, como está ofrecido.

2. Que el General don José Félix Iguain será separado de la Prefectura y Comandancia Militar del Departamento de Moquegua, en los mismos términos en que se ha contestado al señor Encargado de Negocios en la nota de 24 de Mayo, y bajo la palabra de honor, que compromete el Gobierno Peruano, de no co

de él; rew. B. de esta cour el señor Encan Juan Gas

locar al citado General Iguain en ningún cargo político y militar. Y en cuanto al grado militar del mismo, quedará suspenso de él; reservándose el Gobierno Peruano el derecho de reclamar ante S. M. B. de esta concesión.

3. Queda admitida por el señor Encargado de Negocios la satisfacción dada en cuanto ai Coronel don Juan Gaspar Artaza.

Se declara por el señor Ministro de Relaciones Exteriores del Perú: 1. que estas concesiones, y la terminación de este negocio por la presente transacción, no servirán de regla, ejemplo, ni antecedente en otras posteriores que puedan ocurrir. Se conviene con esta declaración por el señor Encargado de Negocios de S. M. B.

Se declara lo segundo por el mismo señor Ministro, que su Gobierno ha cedido al imperio de las circunstancias, que no ha podido superar en la intimación hecha a nombre de S. M. B. Repone el señor Encargado de Negocios, que cree su Gobierno que la intimación hecha es lo menos que la justicia del caso exige.

Con lo cual quedó transada la presente cuestión en los términos y bajo las condiciones expresadas, en estas confereneias, expresando el señor Encargado de Negocios, que con la declaración que ha hecho el Gobierno Peruano, juntamente con el cumplimiento de las promesas que contiene, queda plenamente satisfecho del agravio, de que se había quejado en nombre de S. M. A lo que agregó el señor Ministro, que el Perú se reservaba siempre hacer uso de sus derechos ante S. M. B.

En fé de lo cual los infrascritos, Ministro de Relaciones Exteriores del Perú y Encargado de Negocios de S. M. B., firmaron dos de un mismo tenor.

José Gregorio Paz-Soldán.

Guillermo Pitt Adams.

Legación Británica.'

Lima, 12 de Junio de 1845.

El Encargado de Negocios de S. M. Británica tiene la honra de suplicar á S. E. el señor don José Gregorio Paz-Soldán, Ministro Peruano de Relaciones Exteriores, quiera tener la bondad de participarle, cuáles son las notas referentes á las injusticias que se pretende ha sufrido el Perú y á que alude en el párrafo

6. del adjunto con la marca A, al primer protocolo de 30 de Mayo, firmado por S. E. y el abajo firmado, quien tiene el honor de reiterar á S. E. la seguridad de su más alta y distinguida consideración,

Guillermo Pitt Adams.

A S. E, el señor don José Gregorio Paz-So!dan.

Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú.

Lima, 23 de Junio de 1845.

El infrascrito, Ministro de Relaciones Exteriores del Perú, tiene el honor de contestar la comunicación que en 12 del corriente se sirvió dirigirle el señor Encargado de Negocios y Cónsul General de 8. M. B. asegurándole que las notas relativas á lor daños que la sufrido el Perú, y á que alude el párrafo 49 del adjunto con la marca A, al primer protocolo del 30 de Mayo, firmado por el infrascrito y el señor Encargado de Negocios, son las siguientes:

La que en 4 de Setiembre del año próximo pasado dirigió en Arequipa el señor Secretario General de la Suprema Junta de Gobierno provisorio del Perú, don Manuel Mariano Basagoitia, al señor Encargado de Negocios de S. M. B.

La que en 11 del propio mes pasó el mismo señor Secretarie General á los señores Encargado de Negocios de S. M. B. en el Perú y Contra-Almirante Comandante en Jefe de las fuerzas pavales británicas en el Pacífico.

La que los Comisionados de la referida Suprema Junta, doctor don Mariano José Sanz y Coronel don Francisco G. del Barco. dirigieron en Islay, á 22 del mismo Setiembre, á los mencionados señores Encargado de Negocios y Contra-Almirante. Y todos los Antecedentes á que se refieren las citadas notas.

El infrascrito se complace, con este motivo, en ofrecer nueva mente al señor Pitt Adams la seguridad de distinguida conside ración y aprecio.

José Gregorio Paz-Soldán

Al señor Encargado de Negocios y Cónsul de S. M. B.

Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú.

Lima, á 19 de Junio de 1845.

Prevengo á US., de orden de S. E., que don Hugo Wilson no debe pasar de Arica para Tacna, y que en caso que lo intentare, debe ordenársele por US. que regrese á Arica inmediatamente. Para ello debe US. einplear las medidas necesarias, y hacer entender á Wilson que el Gobierno de la Nación no será responsable de cualquier daño que pneda sobrevenirle por parte del pueblo. Hoy he hecho esta misma declaración al señor Encargado de Negocios de S. M. B., y la ha admitido.

Bajo de estos principios debe US. arreglar su conducta, y tengo el honor de decírselo á nombre de S. E.

Dios guarde á. US.

José Gregorio Pax-Soldán.

Al Señor General D. Miguel Medina.

Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú.

Lima, Julio 3 de 1845.

Señor:

Con arreglo a la conferencia verbal que tuvo el infrascrito en 19 del mes próximo pasado con el señor Encargado de Negocios de S. M. B., dió órden al señor General Medina, que salió al día siguiente en comisión al Sur, para que hiciese entender á don Hugo Wilson que no debía pasar de Arica á Tacna, y que en caso de hacerlo, el Gobierno no sería responsable de los daños que pudiesen sobrevenirle. Mas, no obstante que el expresado señor General trascribió esta orden a la Prefectura de Moquegua, la cual dió sus disposiciones para que tuviese el debido cumplimiento, el señor Wilson las ha menospreciado, marchando á Tacna el 25 del propio mes, después de haber recibido también la nota que, para el mismo objeto, según entiende el infrascrito, le dirigió el señor Encargado de Negocios, y que le fué en

« AnteriorContinuar »