Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Abrigando la persuasićn de que hay de parte de las autoridades locales la voluntad de impedir hechos de tal naturaleza, y atribuyendo, por lo mismo, su repetición á especiales circunstancias que, sin duda, hacen excepcionalmente poco eficaz su vigilancia y actitud preventiva ó represora, me dirijo, en la fecha, á los ministros de gobierno y de guerra, para que, según lo expresé á US. H. en reciente entrevista, adopten, en la esfera de sus atribuciones, las medidas necesarias, á fin de que los indicados desórdenes no se renueven, ó tengan, en caso contrario. la sanción penal que corresponde.

Aprovecho la oportunidad para renovarle, señor Ministro, las seguridades de mi mas distinguida consideración.

Felipe de Osma.

Al honorable señor William Nelthorpe Beauclerk, Ministro Re

sidente de Su Majestad Británica.

Ministerio de Relaciones Exteriores.

Número 26.

Lima, 8 de Junio de 1901.

Señor Ministro:

Por la copia auténtica del oficio del señor Ministro de Gobierno, que acompaño á la presente, vendrá US. H. en conocimiento de que, con fecha 5, se dirigió el despacho que se halla á cargo de dicho funcionario, á la prefectura del Callao, reiterándole la orden de que dicte las providencias necesarias para impedir los desórdenes á bordo de los buques ingleses en aguas del mencio. nado puerto.

Renuévole, señor Ministro, las seguridades de mi más distinguida consideración.

Felipe de Osma.

Al honorable señor William Nelthorpe Beauclerk, Ministro Re

sidente de Su Majestad Británica.

Томо уш

82

Ministerio de Gobierno.

Número 283.

Lima, 5 de Junio de 1901.

Señor Ministro de Estado en el Despacho de Relaciones Exte

riores.

Acuso recibo á US. de su oficio, fecha 28 de Mayo último, referente a los desórdenes que siguen ocurriendo á bordo de los buques ingleses en aguas del puerto del Callao; y, en respuesta, cúmpleme manifestarle que, en la fecha, este despacho ha oficiado al Prefecto de dicho puerto, reiterándole dicte las providencias necesarias para evitar aquellos desórdenes. Dios guarde á US.

E. Zapata.

Ministerio de Relaciones Exteriores.

Número 30.

Lima, 10 de Julio de 1901.

Señor Ministro:

Me es grato remitir, adjunta á US. H., copia auténtica del oficio que me ha dirigido, con fecha 25 de Junio último, el señor Ministro de Guerra y Marina, en el cual :e ha trascrito el informo de la comandancia principal de las milicias navales sobre los desórdenes que ocurren entre los tripulantes de los buques ingleses que arriban al Callao y los trabajadores del dársena.

Aprovecho la oportunidad para renovarle, señor Ministro, las seguridades de mi más distinguida consideración.

Felipe de Osma.

Al honorable señor William Nelthorpe Beauclerk, Ministro Re

sidente de Su Majestad Británica.

Ministerio de Guerra y Marina.

Número 72.

Lima, 25 de Junio de 1901.

Señor Ministro de Estado en el Despacho de Relaciones Exte

riores.

En vísta del oficio de US., número 32, fecha 28 del mes próximo pasado, referente á la nota dirigida á US. por el señor Ministro de S. M. B., con motivo de los desórdenes que ocurren entre los tripulantes de los buques ingleses que arriban al Callao y los trabajadores de la dársena, este Despacho pidió informe á la comandancia principal de las milicias navales, la cual lo ha emitido en los términos siguientes:

«Señor Director:- Las causas que originan los desórdenes en la dársena de este puerto, entre los jornaleros y las tripulaciones de los vapores, se deben á la intemperancia de estas y á la falta de organización conveniente en aquellos. Para impedir los avances de los tripulantes de los vapores, me he dirigido á los cónsules respectivos, á fin de que recomienden á los capitanes ejerzan con sus subordinados la debida vigilancia. En cuanto á los jornaleros, esta capitanía conceptúa que la medida eficaz consistiría en no emplear para los trabajos en la dársena y la kabía sino á individuos matriculados, conforme lo dispone el artículo 500 del código naval, dando á estos la organización por gremios en la forma que establece el título 5. del reglamento de capitanías vigente. Para llevar á la práctica la indicada medida, bastaría un acuerdo con los señores, gerente de la empresa del dársena, agentes de las compañías de vapores y presidente de la cámara de comercio de este puerto. El proyecto de reglamento que, en este orden, llegare á formularse, sería sometido á corocimiento del Supremo Gobierno para su aprobación. Me he permitido emitir esta idea, porque ya so ha tratado este asunto con acuerdo del señor Prefecto de la provincia y de l's referidos señores, encontrándose todos ellos animados de los mejores propósitos para extirpar de una vez, no sólo los desórdenes, sino también las huelgas. También considero oportuno el que se restablezca, bajo las órdenes de esta capitanía, la guarilia que prescribe la orden de 6 de Febrero de 1845, á fin de ejercer la mayor vigilancia. Con lo expuesto, dejo cumplido el anterior decreto de US.—Callao, 18 de Junio de 1901.-Señor Director.Juan José Raygada.»

[ocr errors]

Lo que trascribo á U'S. para su conocimiento y fines consiguientes, haciéndole saber que me he dirigido al señor Prefecto del Callao, para que se formule un reglamento y se adopte á la vez medidas enérgicas que impidan y castiguen los desórdenes á que hace referencia el señor Ministro Residente de S. M. B., en oficio dirigido á US.

[blocks in formation]

En 1894, el consejo de comercio del gobierno de S. M. B., compiló una relación concerniente: 1) al empleo de marineros de distintas nacionalidades, en los buques mercantes extranjeros; y 2) á los reglamentos ó usos observados con respecto al empleo de aprendices en tales buques.

El reglamento del Perú, sobre este particular, dice lo siguiente:

1) «todos los oficiales y, por lo menos, la quinta parte de la tripulación, debe ser de peruanos ó naturalizados ciudadanos del Perú.»

2) «no existe ningún reglamento referente á aprendices: excepto que si estos son menores de 15 años, deberá obtenerse el consentimiento de sus padres ó guardadores.»

Tengo instrucciones para solicitar de V. E. se digne informarme si el reglamento que precede está aún en vigencia, ó si hay algo más que agregar en la materia. En esta duda, tengo el honor de suplicar á V. E., se sirva hacerme comunicar cualquier reforma que exista al respecto, para trascribirla al gobierno de S. M.

Aprovecho esta oportunidad para reiterar á V. E. las seguridades de mi más alta consideración.

W. Beauclerk.

A S. E. el señor doctor don Felipe de Osma, Ministro de Rela

ciones Exteriores.

Ministerio de Relaciones Exteriores.

Número 28.

Lima, 19 de Junio de 1901.

Señor Ministro:

Tengo el agrado de participar á US. H. que, en la fech“, so ha trascrito por este Ministerio al de marina la nota de US. H. fecha 11 del actual, á fiu de que remita copia de todas las disposiciones vigentes en esta república, relativas al empleo de marineros de distintas nacionalidades en buques mercantes peruanos, y también el de aprendices en los mismos buques.

Trasmitiré á US. H. el texto de tales disposiciones en cuanto lleguen á este ministerio.

Renuévole, señor Ministro, las seguridades de mi más distinguida consideración.

Felipe de Osma.

Al honorable señor William Nelthorpe Beauclerk, Ministro Re

sidente de Su Majestad Británica.

Ministerio de Relacioucs Exteriores.

Número 23.

Lima, 8 de Agosto de 1901.

Señor Encargado de Negocios:

Con referencia á la nota en que se sirvió US. solicitar de este ministerio datos acerca del embarque de marineros en buques mercantes, y de la existencia de un reglamento nacional referente á aprendices, tergo el agrado de remitirle anexa copia auténtica del oficio que me ha dirigido, con fecha 23 de Julio último, el señor Ministro de Guerra y Marina, en el cual se han consignado dichos datos.

Renuévole, señor Encargado de Negocios, en esta oportunidad, las seguridades de mi distinguida consideración.

Felipe de Osma.

Al señor Alfred St. John, Encargado de Negocios de Su Majes

tad Británica.

« AnteriorContinuar »