Colección de documentos inéditos para la historia de España, Volumen35

Portada
Academia de la Historia, 1859
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

Crítica de los usuarios - Marcar como inadecuado

Correspondencia del Duque de Alba con Felipe II

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 383 - Escribano público que para esto fuere llamado, que dé ende al que ge la mostrare testimonio signado con su signo , porque yo sepa en como se cumple mi mandado. Dada en la...
Página 383 - Indias, e los unos ni los otros no fagades ni fagan ende al por alguna manera, so pena de la nuestra merced e de diez mili maravedís para la nuestra cámara a cada uno que lo contrario hiziere.
Página 370 - Enrique, por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de Leon , de Toledo, de Galicia , de Sevilla', de Córdoba, de Murcia , de Jaen, del Algarbe, de Algecira; é Señor de Vizcaya é de Molina : A vos D.
Página 382 - ... lo cual mando al mi Chanciller é Notario , é á los otros mis Oficiales, que están á la tabla de los mis sellos, que vos den y libren, é pasen é sellen mi carta de privilegio rodado la mas fuerte é...
Página 383 - ... público que para esto fuere llamado, que dé ende al que vos la mostrare testimonio signado con su signo porque nos sepamos en cómo se cunple nuestro mandado.
Página 352 - El frontal de terciopelo negro bordado de oro y seda encarnada , y á trechos de pajiza , con labores galantes y vistosas ; fuera de estas sedas , en lo demás no se divisaba parte por mínima no enlutada , correspondiendo el suelo con las paredes, componiendo un cadalso triste, sí magestuoso y grave.
Página 489 - Tan particularmente cuanto mi juico ha podido alcanzar, he avisado á VM siempre de las cosas de Francia y el estado en que las dejo : tengo por cierto que franceses sospecharán mas que yo he de hablar á VM y persuadirle en que les haga VM guerra , que no en advertirle del estado en que están las cosas de Flándres para que las...
Página 352 - ... funesto, cuyos brazos derechos embrazaban dos escudos de las armas de los Mendozas , y allí junto unos hacheros blancos, descollados pedestales, cuerpo y arandela de extraordinaria escultura, grabados en ellos los escaques azules á cuatro haces. En el medio de este alto, lugar deputado al descanso de la nobleza, se puso una mesa capaz de recibir las cuatro cajas. Extendieron sobre ella una pieza de brocado entera , tal era menester la sobremesa. Delante cuatro blandones de plata de mucho peso...
Página 345 - ... de luz; trocáronse y fueron pareados diversos hábitos, cuya variedad aumentó lucimiento: repartieron los cuerpos entre esta tropa gallarda (aunque nada alegre); ejercieron oficio de coroneles, gobernando cada cual su tercio. Iban las cajas sobre unas andas enlutadas, ó literas descubiertas, que llevaban acémilas encubertadas con sus oficiales á pié y de luto. A las cuatro esquinas de las andas, cuatro hacheros con hachas encendidas. Los paños sobre las cajas eran el campo de tela de oro,...
Página 124 - VM en este reino es muy conveniente á su servicio, y ninguna cosa puede ser de mayor importancia para asentar las cosas y ponellas en el...

Información bibliográfica