Imágenes de páginas
PDF
EPUB

legio, entre otras cosas de devocion, la muy apreciable reliquia de ufi đedo de S. Francisco Javier que allí se veneraba. Habíala dado á aquella casa por ser la única que habia entonces dedicada a S. Fran. cisco Javier el padre visitador Juan de Bueras, que con semejante recomendacion la habia adquirido en Filipinas. , mo

EL EDİTOR.' La precedente relacion de la invasion de Veracruz está exactísimamente referi. da, porque a los conocimientos de la historia, ha añadido el padre Alegre los de ve. racruzano, es decir, los de un hombre que sabe muy bien lo que ha pasado en su casa, y está en sus interioridades. Mas nada nos dice con respecto a la sensacion que causó en México la noticia de Veracruz, y de ello es preciso dar alguna idea para satisfacer la impaciente curiosidad de los lectores. He aquí lo que he podido estrac. tar de un diario antiguo que no tiene ni principio ni fin, porque es un manuscrito que existe de los pertenecientes á los padres jesuitas en la biblioteca de esta Univer. sidad, y corre con el núm. 36, que me franqueo su bibliotecario el Sr. Dr. D. Ba. silio Arrillaga.. .

Por su contesto, que he leido con sumo trabajo por ser de pésima letra, he podido entender que lo formó D. Juan Antonio Rivera, capellan del hospital de Jesus Na. zareno, y en lo que se lee contiene desde el año de 1676, hasta últimos de febrero de 1606, es decir, el espacio de veinte años durante el gobierno de los vireyes D. Fr. Payo Enriquez de Rivera, arzobispo de México, el del marqués de la Laguna, y el de los condes de la Monclova y,de Galve. .. :

} Este manuscrito está lleno de vacjedades, pero semejante a las poesías del viejo Enio, de las que decia Ciceron que entre mucha paja y ripio se solia encontrar uno que otro grano; suele referir hechos muy importantes, y á lo que entiendo es exacto, He aquí lo que he podido estractar con gran trabajo.

Mes de mayo de 1682, INVASION DE VERACRUZ. . El viernes 21 de este mes á las ocho de la mañana entraron tres correøs avisando que los filiburstiers habian entrado en Veracruz. A las tres horas se publico bando pára que dentro de dos horas se juntasen ' los que fuesen 'en estado de tomar las ar. mas. Formose una junta de guerra en Palacio, y se mando estuviese á punto la compañía de á cabaHo del mando de Urrutia, y que se formasen otras doce de in. fantería. . . . . . ,

En este mismo dia salieron de México dos oidores, D. Martin de Solis y D. Fru. tos, con el fin de levantar gente para Veracruz, y mareharon con cincuenta hom. bres: al conde de Santiago lo hizo el virey maestre de campo. in

-El domingo 23, se presentó un enviado del comandante enemigo para el virey que le pediá 150.000 pesos por rescate de la gente que habia hecho prisionera en Veracruz. Mandose que toda la gente que estuviera reunida, se hallase á las dos de la tarde en Palacio para salir á dicho punto de Veracruz: reservose para el si

[ocr errors]

· Mientras que los piratas frančesès cuasi llevaban al último estermi: Espedicion á nio el puerto y ciudad de Veracruz, se trataba en la costà de Guada. Calitori lajara de una nueva entrada en la California. - Desde 26 de febrero de 1677 habia el rey D. Carlos III ordenado al Sr. arzobispo virey D. Fr. Payo Entiquez de Rivera, encargase la conquista y poblacion de Cá lifornia at ialmirante D. Bernardo de Piñadero, bajo ciertas condició. nes, y no pudiendo, se buscáse persona que quisiera encargarse de esa ta comision, 6' se emprendiese á espensas de S. M.' Finalmente se - th: 31 Bad mig !bilien 12 ** *: r i ring" : guiente dia nombrar capitanes de negros y mulātos. (Debia de haber gran porción da estas castas en México, pues hasta muchos años despues de estas ocurrencias subs sistio en esta capital un batallon llamado do pardos que se estinguio en el arreglo gue despues se hizo de milicias urbanas y provinciales.)" "", Pin'no;

El 24 de este mismo mes de mayo, fué dia de confusiones en México: cerráronse
las tiendas, y las que quedaron abiertas eran servidas por mugeres.licy ! !
: En en este dia salieron a las cinco de la tarde ocho compañías de la casa del con-
de de Santiago, quien lleyó por maestro de campo *fo segundo) al mariscal de Cas-
tilla, al tesorero de casa de moneda; D. Domingo de Cantabrana, y al fin las com
pañías de negros y mulatos en cuatro carros de bazura. Fueron muchos soldados
á pié, y como dos mil hombres. Todos pasaron por delante de Palacio, en cuyo
balcon estaba el virey cubierto con im quitasol.' Esta tropa fué a dormir a la villa
de Guadalupe..

.",
". .

7.90*
El martes, dia 25, llegó correo del obispo de la Pueblá avisando que habia llegado
á Tepeaca el gentilhombre de la flota que se esperaba del general Saldivar, con
cuya noticia se alborotó México. En la tarde llegó corrgo de Veracruz, avisando
que el enemigo permanecia allia's loop ? V:; 19nima !"
- El miércoles 26-Jego otro correo de Veracruz avisando la retirada del enemigo, y
que se llevó cuanto habia en da ciudad, y que esperaba rescate de los hombres ricos
que dejaba en la isla del Sacrificio. 102 x ES SI931941 ,!? A COSO
1.El viemós 28 de mayor llego-correo avisando que el enemigo babia dejado á Ve.
racruz sint in real, saqueando las principales casas, y que dejó cuatro hombres para
recibir el rescate que pide. Dijose que habia salido yn beneficiado con cien hom
bres á bátirse, y que le mataron diez y siote; mas sabiendo que lo ibai refuerzo, pro-
curo salirsa prdsto el eriemigo. (Es tradicion constante en Puebla, que luego que de
supo allí la invasión del enemigo, todo et clero sé remio en junta en la Catedral; en
la que se acordo que todo él saliera á engrosar el ejército, resolucion quo notuto
su verificativa porque a poco se supo la retirada del enemigo... Y se han escan.
dalizado los españoles de que Hidalgo, Morelos, Matamoros, Balléza y otra poreion
de celesiásticos: no hubicsen puesto a la cabeza de los llamados insurgentes para sal.
var á sų nacion de la invasion francesa que temian por la 'quo habia hecho Napo-
leon en España. -El amorádærpátrid est émun á tódos los hombres, y es mucho
mas enérgico, en los eclesiásticos, porque como mas instruidos; conocen mejor sus

ΤΟΜΟ ΙΙΙ.

confirió a D. Isidro Atondo por cédula de 29 de diciembre de 1679, bajo cuyas órdenes se equiparon en el puerto de Chacala, la capitana almiranta, y una balandra que a fines del año de 1682 estaban ya en es. tado de navegar. Por la misma real cédula se encomendaba a la Compañía de Jesus la conversion y administracion espiritual de aque. lla gentilidad. Aceptada esta propuesta por el padre provincial Ber. nardo Parto, se señalaron tres padres de los que trabajaban en las mis siones vecinas de Sonora y Sinaloa. Iba de superior de la mision el padre Francisco Eusebio Kino, que por su habilidad en las matemáticas, hacia tambien oficio de cosmógrafo mayor, para la demarcacion

derechos. Este amor circula con nuestra sangre y está en la médula de los huesos partiendo del corazon, y lo anima tanto al clérigo como al secular, al noble como al plebeyo. Bien lo 'conocian los españoles; mas para ellos era un crímen porque temian perder el señorío de la tierra.)

El lunes 30 se recibió correo de Veracruz que avisaba que el enemigo instaba por el rescate pedido. Que Lorencillo habia reñido con el general Agramont, y que ofrecia al virey entregar lo robado con algunas condiciones. (;A tanto habia lega. do su atrevimiento!)

SALIDA DEL VIREY A VERACRUZ. El 17 de julio á las tres de la tarde salió este gefe para Veracruz por la calle del Relox, acompañado de la real audiencia y durmió en S. Juan Teotihuacan.

El 19 se tuvo noticia de haber salido seis embarcaciones de Veracruz con seis cientos hombres para Goazacoalcos en demanda de los piratas; pero regresó por un temporal. El dia 29 llegó el virey á Veracruz..

El 16 de agosto se avisó de Veracruz que el virey, conde de la Laguna, con dictámen de asesor, condenó al gobernador á ser degollado por la entrada de los pi. ratas; mas apeló de la sentencia, y se le mandó á España en la flota, bajo partida de registro. La flota salió de Veracruz el 8 de setiembre, y á las veinticuatro horas regreso de arribada por un fuerte temporal. El 11 de setiembre regresó el virey á las cuatro de la tarde á México, estando fuera de esta capital cincuenta y cinco dias, y luego fué á cumplimentarlo por su llegada el arzobispo.

He aquí el nodo con que los vireyes cuidaban de esta colonia. Si la misma efi. cacia hubiera tenido el presidente Bustamante, la defensa de Ulúa habria sido mas sostenida y honrosa, y la paz con los franceses habria sido mas decorosa y ventajosa para la nacion.

En el libro antiquísimo de entierros de negros y mulatos de Veracruz, que hube á las manos por una casualidad, existe una relacion muy circunstanciada de esta in. vasion, la que yo hice imprimir en el Juguetillo núm. 9 en aquella ciudad el año de 1821. Entonces casi se habia allí perdido la memoria de este suceso y los docu. mentos en que se referia por haberse quemado el archivo, la parroquia estaba donde es ahora la iglesia de nuestra Señora de la Merced, templo magnífico.

de los puertos. Acompañábanle los padres Juan Bautista Copart y padre Matias Gogni, aunque no fueron juntos todos en este primer via. ge. La historia manuscrita del padre Miguel Venegas, y las noticias de California, que de ella estrajo un jesuita europeo, fijan la partida de los dos navios del puerto de Chacala á los 18 de marzo; mas no fué en realidad sino en 17 de enero, como probaremos bien presto con un do. cumento auténtico. Escriben tambien haberse embarcado los tres pa. dres Kino, Copart y Gogni en esta misma ocasion; pero en lo que mi. ra al padre Copart, sin duda se engañaron. El padre Kino en un me. nudísimo diario que se conserva de su mano, solo hace mencion del pa. dre Gogni. El auto de la toma de posesion que insertaremos luego á la letra, tampoco le nombra. Por otra parte, si el padre Juan Bautis. ta Copart hubiera entrado en esta ocasion, no es verosímil que fuese de superior el padre Kino, que aun no era profeso y que el año siguiente de 84, hizo su profesion en manos del mismo Copart el dia 15 de agos. to, como consta de su diario. Esto hemos dicho porque no parezca li. gereza ó falta de reflexion apartarnos, aunque sea en estas menudencias de una obra que acaba de salir con crédito, y despreciar la autoridad del padre Miguel Venegas, hombre laboriosísimo, y á cuya diligencia debe la provincia grandes luces en este y otros asuntos.

Aunque es bien corta la travesía de Chacala al puerto de la Paz, las Entrada en el corrientes aun no conocidas, la irregularidad de los vientos, no acaba. nap

no pais y solem. do aun el invierno, el ser nuevos los barcos y visoña la mayor parte de la tripulacion, detuvieron por dos meses y medio el viage de pocos dias. A 1. 0 de abril dieron fondo en el puerto de la Paz, y á 5 del mismo, no habiendo descubierto en todo este tiempo indio alguno del pais, se procedió a tomar posesion de él á nombre del rey católico con las solemnidades que expresa el siguiente documento. „En el puerto que Toma de po. llaman de la Paz, reino de California, en cinco dias del mes de abril de sesion. 1683 años, el Sr. almirante D. Isidro de Atondo y Antillon, cabo suiperior de la armada real, que está surta en este puerto, y de este di, cho reino por S. M., dijo: Que jueves que se contó primero de dicho mes, fué Dios servido de que se llegase á dar fondo en este dicho puer. to con la capitana nombrada la limpia Concepcion, y la almiranta nom. brada S. José y S. Francisco Javier, habiendo salido del puerto de Chacala á 17 de enero pasado de este presente año, y siendo tan corta la travesía, se dilató tanto el viage por ser los vientos y corrientes con. trarias, que obligaron á tanta dilacion, y que en 2 de abril, su merced,

esion.

on compañía de los MM. RŘ: "PP. Francisco Eusebio Kino y Pedro Matias Cogni, de la sagrada Compañía de Jesus, ty Fr. José Guijósa, religioso profeso de S. Juan de Dios, y de los capitanes de mar y guer. tá D. Francisco de Pereda ý Arce; D. Blas de Guzmán y Córdová, alférez Martin de Verástegui, y veinticuatro soldados, todos con sus armáš saltaron en tierra, dieron gracias a Dios y halläron un poco de agua dulcé, que por orden de dicho Sr. almirante se ahondó y alegró, de modo que maría agua bastante para la gente, y un palmar que tendrá como hasta doscientas, de las cuales dicho Sr. 'almirante mando cortar una y que se labrase de ella una santa cruz, y se pusiese sobre un cerrito como á un tiro de aréabuz de la orilla del mar, como en efecto se puso, por parecer tierra habitable - Yen virtud de la facultad que la santa-sede apostólica tiene concedida á los católicos monarcas para que puedan agregar á sú real corona y conquistar y adquirir las provincias bárbaras y gentiles del Ćccidente en la Américà, y sus vása. llos'en su real nombre tomar posesion de ellas; y habiendo prevenido la infantería, saltó su merced en tierra el dia 5 de abril con toda la gen. te arriba mencionada; toda la infantería y el alférez Martin de Verástegui, traia en la mano un estandarte carmesí con la imágen de nues. tra Señora de los Remedios por un lado, ý por el otro las armas reales · de S. M., que Dios guarde; y estando dichos capitanes y toda la infan.

téría con las armas, y dicho alférez con el estandarte en la mano, á la seña que dicho Sr, almirante hizo, dispararon la arcabucería, y dicho alférez tremolo tres veces el estandarte, diciendo y repitiendo todos: bo..¡Viva D. Cárlos 11, monarca de las Españas, nuestro rey y señor natural!! .... En cuyo real nombre dicho Sr. almirante, tomó posesion de este reino, que intituló y nombró la provincia de la Santisima Trio ' nidad de las Californias, para que con su infinito poder ayude á que se asiente en dichas provincias la santa fé católica. Y en señal de todo lo referido, dispuso dicho Sr. almirante se pusiese dicho estandarte á la sombra de una palma, y allí se plantase el cuerpo de guardia, nom. brando a este parage Nuestra Señora de la Paz. Y para que conste á 8. M. y al Exmo. Sr. virey y capitan general, en el nombre del rey ý por la obligacion que tiene de dar cuenta de las facciones y diligen. cias que fuere obrando en esta dicha provincia, mandó al presente es. cribano hiciese este auto, inserto testimonio de todo lo arriba mencionádo, como con efecto. E yo, dicho escribano, doy fé y certifico que pa. só como queda referido: y para que siempre conste lo firmo dicho Sr.

[ocr errors][merged small][merged small]
« AnteriorContinuar »