Recuerdos de mi vida diplomática, misión en Estados Unidos (1885-1892) ..., Volumen1

Portada
Librería de J. Menéndez, 1904 - 303 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 186 - 1810, se separaron estas provincias de la dominación de la "metrópoli, España tenía una posesión material de las Islas "Malvinas y de todas las demás que rodean el cabo de Hor"nos, incluso la que se conoce bajo la denominación de Tierra "del Fuego, hallándose justificada aquella posesión por el de"recho de primer ocupante, por el consentimiento de las prin"cipales potencias marítimas de Europa y por la adyacencia "de estas islas al continente que formaba el Virreinato de Buenos Aires, de...
Página 233 - Egmont, no puede ni debe en modo alguno afectar la cuestión de derecho anterior de soberanía de las islas Malvinas, por otro nombre Falkland".
Página 269 - República, haciéndole al mismo tiempo gozar de las ventajas que puedan dar los productos de aquellas Islas, y asegurando la protección debida a su población. EL GOBIERNO HA ACORDADO Y DECRETA: Art.
Página 270 - Las Islas Malvinas y las adyacentes al Cabo de Hornos, en el mar Atlántico, serán regidas por un Comandante Político y Militar, nombrado inmediatamente por el Gobierno de la República.
Página 283 - Breakwater, han continuado eu la pesca de anfibios sobre las enunciadas costas, aun después de la intimación que se les hizo por el comandante político y militar del establecimiento para que se abstuviesen de su prosecución, según resulta de lo actuado: se declara por legal y justa la detención y apresamiento de los enunciados buques y sus respectivos cargamentos — (Firmado) Jacinto Cárdenas ». Esta sentencia tiene la fecha de i6 de enero de i 832.
Página 287 - Slocum, con fecha 3 de diciembre del mismo año. diciéndole, «que no puede admitir la referida nota del señor cónsul de los Estados Unidos como una protesta formal de su gobierno contra el de esta provincia, porque, además de ser intempestiva, no manifiesta el señor cónsul hallarse especialmente autorizado para este acto, y considera SE (el gobernador...
Página 238 - Ofrecido como está por la Corte de Londres el abandonar el establecimiento que hizo en la Gran Malvina, retirando de allí la poca tropa y gente que tenía...
Página 266 - Será una de dichas intendencias la General de Ejército y Provincia que ya se halla establecida en la Capital de Buenos Aires, y su distrito privativo todo el de aquel Obispado.
Página 234 - Majestad católica como una reparación de la injuria hecha á la corona de la Gran Bretaña. En fe de lo cual, yo el infrascrito, uno de los principales secretarios de estado de...
Página 270 - La residencia del comandante político y militar será en la Isla de la Soledad, y en ella se establecerá una batería, bajo el pabellón de la República. 3. El Comandante político y militar hará observar por la población de dichas islas las leyes de la República, y cuidará en sus costas de la ejecución de los reglamentos sobre pesca de anfibios.

Información bibliográfica