Imágenes de páginas
PDF

mediado entre US. y el señor Seretario de Estado de la Unión con motivo de los acontecimientos y de la cuestión diplomática que dió lugar el asesinato perpetrado, en las aguas de Chincha, el 6 de Abril último, por E.G. Adams, capitán de la fragata norteamericana «Jhon Cumming» El señor Marcy ha hecho justicia al mérito de US. en los honrosos términos de su respuesta á la nota que US. le dirigió en cumplimiento de las instrucciones de mi antecesor el señor Ureta. Pero ha eludido de un modo muy notable reconocer expresa y plenamente nuestra jurisdicción en el caso de la «Jhon Cumming», y en todos los que ocurran de la misma naturaleza; y biéfi sabe US. que no bastan para nuestro desagravio, por satisfactorias que parezcan las seguridades que para lo sucesivo nos inspiren las instrucciones expedidas al señor Clay, de que no se nos dá conocimiento, y las manifestaciones de lo sensible que hayan podido ser para el Gobierno de los Estados Unidos los escandalosos incidentes con que, á consecuencia del delito de Adams, se hayan dssconocido los derechos de nuestra soberanía y nuestra independencia. Por lo demás, he vuelto’á leer con especial cuidado el protocolo de 20 de Julio, y no he encontrado en ninguno de sus artículos el compromiso á que alude el señor Marcy sobre enjuiciamiento de Adams en Estados Unidos. (1) Me es grato comunicar á US. que carece de fundamento la noticia sobre revolución en Arequipa y otros puntos del Sur, que trasmitió á Nueva York el parte telegráfico de Aspinwal el 20 de Noviembre. La República entera disfruta de la tranquilidad mas completa. He pasado al Sr. Ministro de Hacienda la nota de US. número 56, sobre la nueva isla de guano que se decía en Estados Unidos haberse descubierta en el Pacífico.

Dios guarde á US.

- Francisco Quiros

[1] Véase ese Protocolo en la página 151.

Legación del Perú.
Washington, Febrero 18 de 1856.
S. M.

Por la muy apreciada comunicación de US, fecha 25 de Emero, veo, con sentimiento, que no la dejado satisfecho á S. E. el Presidente la contestación que dió el Secretario de Estado de los Estados Unidos á mi nota de 23 de Noviembre, relativa á la cuestión de jurisdicción suscitada por el Ministro americano en esa con motivo del juzgamiento del capitán Adams. Me permitirá US. hacerle presente, que al aceptar como satisfactoria la referida nota del Secretario de Estado, lo hice únicamente en vista de la declaración de «que los principios de derecho internacional aplicados al caso de Adams, aparecían correctamente expuestos en mi nota del 23 de Noviembre». Esta declaración me pareció entónces, y me parece hoy, un reconocimiento muy esplícito de nuestro derecho, puesto que yo sostenía «que el homicidio cometido por aquel en las Islas de Chincha, era exclusivamente justiciable por los respectivos tribunales del Perú, y no por corte alguna ó autoridad de los Estados Unidos». También tengo el honor de hacerle presente á US. que cuando recibí la nota citada del Secretario de Estado, tenía ya conocimiento del contenido de una comunicación que en 31 de Agosto se le dirigió al señor Clay, y por el cual su Gobierno le manifestaba que en el caso de Adams era incuestionable la jurisdicción del Perú para juzgarlo y castigarlo. De ningún modo podía decir otro cosa el Gobierno de los Estados Unidos que, como sabe el señor Clay, no ha cedido hasta el día su derecho para juzgar todos los crímenes que se cometan en buques mercantes extranjeros, mientras se hallen dentro de los límites de su territorio. US. se sirve decirme, que no existe en el protocolo de 20 de Julio el compromiso á que álude el señor Marcy sobre enjuiciamiento de Adams á su regreso á Estados Unidos. (1)—Tampoco se hace referencia de tal compromiso en ninguno de los documentos que, respecto á este negocio, he recibido de ese Ministerio; pero conociendo la exactitud y reserva con que se redactan en el Departamento de Estado las comunicaciones diplomáticas, me

-– -
[1] Véase ese P. otocolo en la página 151.

veo forzado á creer que en la cópia del protocolo remitido por el señor Clay, tiene su orígen la aseveración del Secretario de Estado.

[merged small][ocr errors][merged small][merged small]

República Peruana.—Juzgado de 1o Instancia de la provincia del Callao.

[merged small][merged small][ocr errors]

Tengo la honra de acompañará US. testimonio de la sentencia pronunciada en esta fecha contra Ettlinger G. Adams, capitán de la fragata americana «Jhon Cumming» en la causa criminal que se le sigue por delito de homicidio en la persona de Jhon Smith; advirtuendo á US. que pasadas seis horas se remitirán los autos al Superior Tribunal por apelación ó consulta.

Lo que se servirá US. poner en conocimiento de S. E. para los fines consiguientes.

[ocr errors][merged small]

Legación del Perú.
- " Washington, Abril 3 de 1856.

[ocr errors]

Adjuntas encontrará US, cópias de notas recientemente can biadas entre esta Legación y el Departamento de Estado de los Estados Unidos, relativas al caso de E. G. Adams, capitán del buque americano «Jhon Cumming.»

No abrigo duda alguna de que S. E. me honrará aprobando los términos y el objeto de la nota, que sin perder momento la dirigí al Secretario de Estado al saber la llegada y arresto do Adams. Por sensible que sea la impunidad de éste por el homicidio que cometió en las Islas de Chincha, los derechos y la dignidad del Perú, tan comprometidos en su caso, no me permitían obrar sino de la manera que lo he hecho.

Aunque la contestación del señor Secretario de Estado dá lugar para dirigirle á S. E. otra comunicación, con el objeto de rectificar parte de su contenido, he juzgado preferible, habiendo obtenido toda la satisfacción y justicia que, en mi opinión, podían esperarse, no prolongar una discusión ya tan pesada sin fin alguno de importancia.

Dios guarde á US.

S. M.
Juan I. de Osma.

Señor Ministro de Estado y de Relaciones Exteriores.

(coPIA) Leyación del Perú. Washington, Marzo 25 de 1856. El infrascrito, Ministro Residente del Perú, le trasmitió á su

Gobierno cópia de la nota que tuvo el honor de dirigirle al señor Secretario de Estado de los Estados Unidos confecha 23 de Noviembre, y de la contestación que se dignó darle S. E. relativa á la cuestión de jurisdicción suscitada por el señor Ministro de los Estados Unidos en Lima, con motivo del juzgamiento del capitán Adams, acusado de haber cometido un asesinato, en las Islas de Chincha, en el mes de Abril del año último. Tiene ahora el honor el infrascrito de manifestar al señor Secretario de Estado, que su Gobierno, al aprobar los térmites de la nota del 23 de Noviembre, arriba referida, y al apreciar la prontitud con que el de los Estados Unidos se apresuró á instruir al señor Clay para que evitase en lo futuro la repetición de casos que, como la intervención ejercida en favor del capitán Adam, sean atentatorios á los derechos del Perú, le lha ordenado rectificar un error que se advierte en la comunicación de S. E. el infrascrito, fecha 27 del mismo mes. (1) Suponiendo el señor Secretario de Estado que en el arreglo que puso término al uso de la fuerza armada de los Estados Unidos para salvar á Adams de la acción de los tribunales peruanos, se convino que dicho capitán sería juzgado á su regreso á este país, por el delito que se alegaba había cometido en el territorio del Perú, se sirvió informarle al infrascrito, que en consecuencia se le habían dado instrucciones al Fiscal de los Estados Unidos, en el distrito Oriental de Virginia, para que procediera contra Adams. El infrascrito tiene el honor de asegurarle al señor Secretario de Estado, que, por el referido arreglo, del que adjunto incluyo una copia, ni de modo alguno ha convenido su Gobierno en que se juzgue aquí al capitán Adams, por el crímen cometido por él dentro de los límites y jurisdicción del Perú. El capitán Adams, por medio de la intervención de los agentes oficiales del Gobierno de los Estados Unidos, y por un acto sin ejemplo de parte del Comandante de la fragata «Independence», logró fugar de la República y, por consecuencia, no habiendo cedido el Perú su exclusiva jurisdicción en el caso, es ante sustribunales de justicia un reo prófugo, juzgado y sentenciado como tal, y cuya pena se le aplicaría en cualquier tiempo que pudiera ser encontrado ó conducido por medios legales, dentro del territorio peruano. Informado hoy de la llegada del capitán Adams, se apresura el infrascrito á dirigirle esta nota al señor Secretario de Estado, con el objeto de evitar que se proceda contra aquel en los Estados Unidos por un delito que, conforme á derecho ha sido juzgaen el Perú y respecto al cual no ha habido cesión de jurisicción.

[1] Página 177

« AnteriorContinuar »