Imágenes de páginas
PDF

Ministerio de Relaciones Exteriores.
No 32. - Lima, 25 de octubre de 1900.

Señor Ministro:

He tenido la honra de recibir la nota de V. E., de 16 de los corrientes, relativa á la prolongación hasta el 31 de diciembre próximo, del plazo en que debe pronunciar el laudo sobre las reclamaciones italianas, por daños causados en la guerra civil de 1894–95, y á la necesidad de que se activen las diligencias de tramitación de los treinta y dos expedientes sujetos á la ratificación de la prueba testifical. Con fecha de hoy me dirijo al señor ministro de justicia, á fin de que los señores jueces de primera instancia tramiten dichos expedientes, de suerte que puedan pasar en breve al abogado defensor del gobierno, y remitan una nómina de los reclamantes que hayan solicitado la mencionada ratificación testifical. Renuévole, señor ministro, las seguridades de mi alta y distinguida consideración.

Felipe de Osma.

Al Excmo. señor don Ramiro (l de Uríbarri, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de España.

Ministerio de Relaciones Erteriores.

No 34, Lima, 5 de Noviembre de 1900.

Señor Ministro:

Con fecha 2 del mes en curso, el señor Ministro de Justicia me manifiesta que se ha trascrito á las Cortes Superiores de este distrito judicial, y á las de Ancachs y Piura, el oficio que le dirigí, en 25 de Octubre último, comunicándole que, por acuerdo en tre V. E., el representante diplomático de Italia y este Ministerio, se ha prorrogado, hasta el 31 de Diciembre próximo, el plazo para pronunciar el laudo relativo á las reclamaciones italianas, por daños sufridos durante la guerra civil peruana de 1894–95.

Agrega el señor Villanueva, que ha recomendado á las roferidas Cortes que remitan, á la brevedad posible, á su Despacho, los expedientes que sobre dichas reclamaciones giran ante ellas.

Al poner estos hechos en conocimiento de V. E, me es grato reiterarle las seguridades de mi alta y distinguida consideración.

Felipe de Osma.

Al Excelentísimo señor don Ramiro Gil de Uríbarri, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotcnciario de España.

Lgación de España.
Lima, 10 de Noviembre de 1900.

Señor Ministro:

Según me manifiesta el señor Ministro de 1talia, con referencia al abogado consultor de su legación, señor doctor don Matías León, los testigos que presenciaron los hechos consignados en la reclamación del súbdito italiano Jacinto Gadino, señalada con el número 20, no pueden comparecerá confirmarlos, unos por haber muerto, y por hallarse otros ausentes, con paradero ignorado.

Con este motivo, y siendo así, por cuanto se me ha referido, que los mismos testigos han declarado ante el señor juez del crímen, doctor Villagarcía, y actuario don Federico Vivanco, en un juicio que, al parecer, se siguió de oficio contra Reinaldo Aguirre, Arturo Machado y Pedro Garrido, por delitos de que fueron víctimas Jacinto Gadino y otros, ruego á V. E. que, á tenor de lo dispuesto en el artículo 2, letra D, del protocolo de arbitraje de 25 de Noviembre de 1899, y si en ello no hay inconveniente, tenga la bondad de disponer que, á la mayor brevedad, se me facilite el expediente, ó sumario el cuestión, pa a la debida consulta, á fin de ver si del mismo resulta suficiencia que pueda suplir la formalidad por lí requerida, el m nota de 17 de Enero último.

Aprovecho esta oportunida , para riterará V. E. las seguridades de mi más alta consideración.

J. (.. de Uribarri.

Excelentísimo señor doctor don Felipe de Osma y Pardo, Ministro de Relaciones Exteriores,

Legación de España en Lima.

Lima, 3 de Diciembre de 1900.

Señor Ministro:

Refiriéndome á mi nota de 16 de Octubre último, por la que solicité de V. E. tuviera á bien facilitarme las informaciones testificales que, en mi calidad de árbitro entre el Perú é Italia, y prévio acuerdo con el digno predecesor de V E., manifesté, por nota fecha 17 de Enero del año en curso, ser necesarias, respecto de algunas de las reclamaciones comprendidas en el arbitraje que se me ha hecho la alta honra de confiarme; y siendo así que, por virtud del último acuerdo celebrado entre V. E. y el señor Ministro de Italia, se me ha fijado, como plazo improrrogable para la terminación del arbitraje, la fecha del 31 de Diciembre actual, me veo en la necesidad de rogar nuevamente á V. E, tenga la bondad de lhacer cuanto de su parte esté, á fin de que, sin más demora, se ne remitan las informaciones en cuestión, así como la lista de los reclamantes que se hayan presentado en los juzgados de 1o instancia á cumplir con aquel requisito, lo que me es urgente conocer para adoptar, respecto de los que no lo hubieran cumplido, las disposiciones que considere procedentes.

Aun cuando á V. E. le constan, por mis notas oficiales y por cuanto verbalmente he tenido la honra de referirle, las causas, independientes de mi voluntad y de mi acción, que han dado lugar á que no se haya terminado ya este arbitraje; y previendo, que, á la fecha en que nos encontramos, será de todo punto imposible concluirlo para el 31 del corriente mes, desde el momento en que todavía no se me han facilitado las informaciones testificales precitadas, solicitadas en 17 de Enero, y que es indispensable unir á los expedientes respectivos, para cursarlos y despacharlos, tramitación que requiere tiempo: estoy en el deber de manifestarlo á V. E., salvando en absoluto todo género de responsabilidades por mi parte, siendo así que, con la mayor dedicación, vengo ocupándome de cuanto al arbitraje se refiere, desde el momento en que de él me hice cargo.

Al reiterar á V. E., en esta ocasión, que el señor doctor don Ramón Ribeiro, cumple con asiduidad las funiones inherentes á su cargo de abogado defensor del Gobierno del Perú, en este arbitraje, despachando con prontitud los expedientes que le re

mito; y dejando así también á salvo toda responsabilidad que pudiera incumbirle, aprovecho la oportuñidad, señor Ministro,

para reiterará V. E. las seguridades de mi más alta considera ción.

R. G. de Uribarri.

Excmo señor doctor don Felipe de Osma y Pardo, Ministro de Relaciones Exteriores, etc., etc., etc.

Ministerio de Relaciones Exteriores.

No 39. Lima, 12 de Diciembre de 1900.
Señor Ministro:

Me es honroso remitir á V. E., con la presente nota, copia auténtica del oficio que me ha dirigido, con fecha 6 del corriente, el señor Ministro de Justicia, trascribiendo el de 19 de Noviem. bre último del Presidente de la Corte Superior de Ancachs, sobre la tramitación de algunos expedientes de reclamaciones de súbditos italianos. . Este Ministerio oficia hoy, directamente, al Juez de 1o instancia accidental del Dos de Mayo, para que active la actuación relativa á los reclamos de Juan Péndola, mencionados en la comunicación del Presidente de la referida Corte Superior. Aprovecho la oportunidad para reiterarle, señor Ministro, las eguridades de mi alta y distinguida consideración.

Felipe de Osma.

Al Excmo. señor don Ramiro Gil de Uríbarri, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de España.

Legación de España en Lima.
Lima, 21 de Diciembre de 1900.
Señor Ministro:

Tengo la honra de acusar á V. E. recibo de su atenta nota, fecha 12 del actual, y de la copia que la acompaña del oficio del señor Ministro de Justicia, manifestando haberse actuado oportunamente por los señores jueces del departamento de Ancachs, las informaciones testificales correspondientes á cinco reclamaciones italianas, quedando pendiente tan sólo la del señor Juan Péndola, cuyo cumplimiento se exigió por exhorto librado al señor juez del Dos de Mayo, al que V. E. me participa haber oficiado directamente, encareciéndole la urgencia en el despacho de dicho asunto.

Aprovecho la oportunidad para reiterar á V. E. las seguridades de mi más alta consideración.

[ocr errors]

Excelentísimo señor doctor don Felipe de Osma y Pardo, Ministro de Relaciones Exteriores.

Legación de España.
Lima, 6 de Febrero de 1901.
Señor Ministro:

Refiriéndome á mi nota de 5 de Diciembre último y á cuanto después he manifestado verbalmente á V. E, acerca del arbitraje que se me ha hecho el alto honor de confiarme entre los Gobiernos del Perú y de Italia, tengo la honra de manifestarle nuevamente la imposibilidad en que me hallo de terminarlo, en atención á que no se me ha entregado todavía un buen número de informaciones testificales que solicité por mi nota fecha 17 de Enero de 1900.

Entiendo que dichas pruebas han debido actuarse ante los seflores jueces, designados, al efecto, en Lima, Callao, Piura y Hua

« AnteriorContinuar »