El Derecho de gentes ó Principios de la ley natural: aplicados a la conducta y a los negocios de las naciones y de los soberanos, Volumen1

Portada
Imp. de Leon Amarita, 1834 - 388 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido

Qué cosa es un tratado
152
De la validacion de los tratados 388
161
El mas antiguo aliado debe ser preferido
167
A qué obliga una alianza real cuando se lanza
197
Deber del Príncipe respecto á los impuestos
240
Del dominio eminente que va con la soberanía
241
Del imperio sobre las cosas públicas
242
De la enagenacion de los bienes de comunidad id
247
Como debe cada uno usar de ellos
248
Del derecho de prevencion en su
249
50 Del mismo derecho en otro caso 251 De la conservacion y de la reparacion de los bie nes comunes
251
Deber y derecho del soberano en este punto
252
De los bienes particulares
253
De la subsistencia de los rehenes id
254
El soberano puede someterlos á una policía id
255
Del que se queda en lugar de uno de los rehenęs 470
257
La nacion puede enagenar sus bienes públicos id
259
La nacion puede darle este derecho
260
231
261
De la enagenacion de una parte del estado
262
Es necesario establecer reglas de interpretacion 473
263
Derecho de aquellos que se quieren desmembrar
264
Nadie tiene derecho de apropiarse el uso de
265
Copi Xxit De los rios grandes y pequeños y de los lagos 265 De un rio que separa dos territorios
266
Nas bien debemos reglarpos por las palabras del promitente que por las del estipulante id
267
máxima general La interpretacion debe ha cersei segun reglas ciertas 477
268
La fe de los tratados obliga a seguir estas reglas 478
270
Deben esplicarse los términos conforme al uso comun 480
271
De la interpretacion de los tratados antiguos
272
De la sutileza cavilosa sobre las palabras 482
274
De las reservas mentales 483
275
De la interpretacion de los términos técnicos id
277
Regla y medida de los oficios de humanidad id
290
Ninguna vacion debe dañar á las demas
291
De las ofensas
292
Mala costumbre de los antiguos
293
Las partes del mar ocupadas por una potencia
294
O en lo que es demasiado duro y oneroso 501
295
Cómo puede formar una escepcion la mudanza que sobrevenga en el estado de las cosas
296
Necesidad de los tratados de comercio id
297
Deber de las naciones que hacen estos tratados
298
31 Como es permitido privarse por un tratado de la libertad de comerciar con otros pueblos
299
De las cosas favorables y odiosas
300
igualdad es favorable lo contrario es odioso 508
301
Lo que es útil á la sociedad humana es fayora ble lo contrario es odioso voice 509
302
Todo lo que contiene una pena es odioso 510
305
Nada hace en esto la forma de gobierno id
308
conducta de otro iiii
319
cion respecto a las naciones extrangeras
337
Quiénes son los herederos de un estrangero id
355
Del derecho de pasaje
363
Del pasage ó tránsito inocente
370
Cómo se formala presuncion en los casos dudusos
411
El tratado perece con uno de los contratantes
425
Del acuerdo llamado sponsion
431
A qué se obliga i el promitente cuando se les des
438
De los que el soberano hace á nombre del esta
444
De la garantía ó seguridad do
459
in mismo sentido en un misino acto oooo
487
las cosas es odioso lo contrario es favorable
511
De las cosas mixtas có id
512
Interpretacion de cosas odiosas 514
514
DE LA NACION CONSIDERADA EN SUS RELACIONES
Una nacion puede restringir su comercio en fa 295

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 55 - Y entonces los otros señores que allí quedaron , subidos en el cadahalso , se pusieron al derredor de la estatua: donde en altas voces mandaron leer una carta mas llena de vanidad que de cosas sustanciales , en que señaladamente acusaban al Reí de cuatro cosas.
Página 37 - ... y la amargura de mi estado, asegurando que el reino entero estaba contra la observancia de la pragmática, y ponderando los torrentes de sangre y la desolación universal que había de producir si no quedase derogada.
Página 38 - Instruido ahora de la falsedad con que se calumnió la lealtad de mis amados españoles, fieles siempre a la descendencia de sus REYES; bien persuadido de que no está en mi poder, ni en mis deseos, derogar la...
Página 37 - Hombres desleales ó ilusos cercaron mi lecho, y abusando de mi amor y del de mi muy cara Esposa á los Españoles , aumentaron su afliccion y la amargura de mi estado, asegurando que el reino entero estaba contra la observancia de la pragmática, y ponderando los torrentes de sangre y desolacion universal que habria de producir si no quedase derogada.
Página 37 - ... acto, si no la manifestasen su naturaleza y sus efectos. Ni como rey pudiera yo destruir las leyes fundamentales del Reino, cuyo restablecimiento había publicado, ni como padre pudiera con voluntad libre despojar de tan augustos y legítimos derechos á mi descendencia.
Página 37 - Y á presencia de todos me entregó SM el Rey una declaración escrita toda de su real mano, que me mandó leer, como lo hice, en alta voz para que todos la oyesen, y es á la letra como sigue: • Sorprendido mi real ánimo en los momentos de agonía á que me condujo la grave enfermedad de que me ha salvado prodigiosamente la Divina misericordia, firmé un decreto derogando la...
Página 222 - Reinos y habita domiciliado en ellos; y si es la mujer extranjera, que casare con hombre natural, por el mismo hecho se hace del fuero y domicilio de su marido; el que se arraiga comprando y adquiriendo bienes raíces y posesiones; el que siendo oficial, viene...
Página 240 - Rey cinco maravedís de oro, y esto á causa que el pueblo, gustado con tantas imposiciones, no podía llevar los gastos de la guerra; que era justo moviese á los demás el amor de la patria y la falta del tesoro real, para que cediesen en parte á su derecho y á su antigua libertad; dañoque se podia recompensar adelante con mayores provechos.
Página 222 - Reales órdenes y leyes adquiere naturaleza ó vecindad el extranjero, y que según ellas está obligado á las mismas cargas que los naturales, por la legal y fundamental razón de comunicar de sus utilidades; siendo todos estos...
Página 177 - Imperatoriam maiestatem non solum armis decoratam, sed etiam legibus oportet esse armatam, ut utrumque tempus et bellorum et pacis recte possit gubernari...

Información bibliográfica