Vida del general José Ballivián

Portada
"El Comercio, 1891 - 367 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 221 - Se nombrará por ambos Gobiernos una comisión destinada á levantar la carta topográfica de sus fronteras, y otra que forme la estadística de los pueblos situados en "ellas, á fin de que sin detrimento de los dos Estados, puedan hacerse...
Página 325 - El ministro de estado, secretario general, queda encargado de la ejecución de este decreto, y de mandarlo imprimir, publicar y circular.
Página 317 - Salvar la patria de la conquista, de la humillación y de la esclavitud. Cumplid pues; y un millón y medio de habitantes os llenarán de bendiciones. El mismo Perú se mostrará agradecido por haberse libertado con vuestro valor, del viejo déspota que lo deshonra, y el mundo todo os contemplará con admiración, porque la causa de la libertad es la causa de todas las naciones, y porque la justicia tiene en su favor, las simpatías y el voto de todos los pueblos. Camaradas : Pocos días de privaciones...
Página 318 - Sois pues, los hijos primogénitos de la patria y los defensores de la causa más justa. La luz de la razón y la fuerza del derecho sagrado de las naciones, • no pudieron patentizarla al temerario invasor: reservado estaba al brillo de vuestras armas, hacerla resplandecer al mundo entero.
Página 320 - ... nos queda algo que hacer para asegurar el porvenir, y para que á la sombra de la paz y de las instituciones, se desenvuelvan los elementos de prosperidad y las mejoras que hagan convalecer á nuestros pueblos de los estragos de la guerra. La Restauracion que está identificada con mis sentimientos, y de la cual no puedo separarme sin desmentir mis principios, y sin destruir los antecedentes de mi carrera pública, es la causa de la independencia, de la libertad y de los progresos de Bolivia....
Página 348 - ... Sólo siento al morir, no haber labrado la fortuna de la mejor mujer que ha nacido; pero tu juicio y tu talento valen más que todo y estas dos brillantes dotes, te quedan fortificadas y mejoradas por la desgracia. No te dejes envolver en ella; tranquilízate, consuélate y vive para mis infortunados hijos que no tendrán otro apoyo. Tú los educarás para la virtud y les harás conocer mis inmerecidas desgracias.
Página 318 - Cumplido mi pronóstico. y admirado vuestro valor: un ejército de seis mil invasores ya no existe: su funesto caudillo muerde el polvo de la tierra que dos veces profanó: la columna que debe levantarse sobre su sepulcro anunciará a los siglos y a los enemigos del nombre boliviano que no se insulta impunemente a! pueblo clásico de la libertad.
Página 314 - U. lo supone. Pero ¿por qué combatiremos? Yo lo ignoro. Bolivia no quiere la guerra, nada pretende, nada puede pedir al Perú, sino que la deje en paz, y su Jefe la amistad personal de U. y de todos los peruanos. En U.
Página 345 - Cazadores a caballo el 17 de mayo, sustrajo de esta fuerza, inclusa la que lo atendía desde Potosí, como 800 hombres. El resto, deducidas las bajas accidentales, estuvo en los campos de Paria.
Página 16 - Fué sin duda entonces que, colocado cerca de Infante y otros hombres ilustrados, Ballivián reconoció su ignorancia y la necesidad de instruirse, de donde provino su afición al estudio, a que con tanto ardor se entregó después...

Información bibliográfica