América literaria: producciones selectas en prosa y verso

Portada
Imprenta de "La Nación", 1883 - 606 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 568 - Sereno corres, majestuoso; y luego en ásperos peñascos quebrantado, te abalanzas violento, arrebatado, como el destino irresistible y ciego. ¿Qué voz humana describir podría de la sirte rugiente la aterradora faz? El alma mía en vago pensamiento se confunde al mirar esa férvida corriente, que en vano quiere la turbada vista en su vuelo seguir al borde oscuro del precipicio altísimo: mil olas cual pensamiento rápidas pasando.
Página 376 - Entre la hierba bullía Del campo que parecía Como un piélago ondear. Y la tierra, contemplando Del astro rey la partida, Callaba, manifestando, Como en una despedida, En su semblante pesar.
Página 532 - ¡Salve, fecunda zona, que al sol enamorado circunscribes el vago curso, y cuanto ser se anima en cada vario clima, acariciada de su luz, concibes!
Página 533 - Y combaten los vicios La incauta edad en poderosa liga? No allí con varoniles ejercicios Se endurece el mancebo a la fatiga; Mas la salud estraga en el abrazo De pérfida hermosura...
Página 410 - Dicen que, en noche nublada, si su guitarra algún mozo en el crucero del pozo deja de intento colgada, llega la sombra callada y, al envolverla en su manto, suena el preludio de un canto entre las cuerdas dormidas cuerdas que vibran heridas como por gotas de llanto.
Página 534 - Allí también deberes hay que llenar: cerrad, cerrad las hondas heridas de la guerra; el fértil suelo, áspero ahora y bravo, al desacostumbrado yugo torne del arte humana y le tribute esclavo. Del obstruido estanque y del molino recuerden ya las aguas el camino; el intrincado bosque el hacha rompa, consuma el fuego; abrid en luengas calles la oscuridad de su infructuosa pompa.
Página 569 - ¿Do tu origen está? ¿Quién fertiliza por tantos siglos tu inexhausta fuente? ¿Qué poderosa mano hace que al recibirte no rebose en la tierra el Océano?
Página 376 - Las armonías del viento Dicen más al pensamiento Que todo cuanto a porfía La vana filosofía Pretende altiva enseñar. ¿Qué pincel podrá pintarlas Sin deslucir su belleza? ¿Qué lengua humana alabarlas? Sólo el genio su grandeza Puede sentir y admirar. Ya el sol su nítida frente Reclinaba en occidente, Derramando por la esfera De su rubia cabellera El desmayado fulgor.
Página 410 - Cuando la tarde se inclina sollozando al occidente, corre una sombra doliente sobre la pampa argentina. Y cuando el sol ilumina con luz brillante y serena del ancho campo la escena, la melancólica sombra huye besando su alfombra con el afán de la pena.
Página 508 - Peruanos mirad allí los duros opresores de vuestra Patria; bravos colombianos, en cien crudas batallas vencedores, mirad allí los enemigos fieros que buscando venís desde Orinoco suya es la fuerza, y el valor es vuestro, vuestra será la gloria; pues lidiar con valor y por la patria, es el mejor presagio de victoria. Acometed, que siempre, de quien se atreve más el triunfo ha sido; quien no espera vencer, ya está vencido...

Información bibliográfica