Historia jeneral de Chile: pte. 7. La reconquista española, de 1814 a 1817

Portada
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Contenido


Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 424 - Jamás se ha extinguido allí el espíritu de libertad: los vicios de la Europa y del Asia llegarán tarde o nunca a corromper las costumbres de aquel extremo del universo. Su territorio es limitado: estará siempre fuera del contacto inficionado del resto de los hombres: no alterará sus leyes, usos y prácticas; preservará su uniformidad en opiniones políticas y religiosas; en una palabra, Chile puede ser libre.
Página 133 - Un ejército pequeño y bien disciplinado en Mendoza, para pasar a Chile y acabar allí con los godos apoyando un gobierno de amigos sólidos, para acabar también con los anarquistas que reinan. Aliando las fuerzas, pasaremos por el mar a tomar a Lima; es ése el camino y no éste, mi amigo. Convénzase usted que hasta que no estemos sobre Lima, la guerra no se acabará.
Página 523 - Esta idea la manifestará el general ampliamente en sus proclamas, la difundirá por medio de sus confidentes en todos los pueblos y la propagará de todos modos. El ejército irá impresionado de los mismos principios. Se celará no se divulgue en él ninguna especie que indique saqueo, opresión, ni la menor idea de conquista, o que se intenta conservar la posesión del país auxiliado...
Página 523 - La consolidación de la independencia de la América de los reyes de España, sus sucesores y metrópoli, y la gloria a que aspiran en esta grande obra las Provincias Unidas del Sur, son los únicos móviles a que debe atribuirse el impulso de la campaña.
Página 424 - Europa y del Asia llegarán tarde o nunca a corromper las costumbres de aquel extremo del universo. Su territorio es limitado: estará siempre fuera del contacto inficionado del resto de los hombres: no alterará sus leyes, usos y prácticas; preservará su uniformidad en opiniones políticas y religiosas; en una palabra, Chile puede ser libre.
Página 498 - Ninguna persona de cualquier clase o condición que sea — decía — podrá en adelante hacer el camino de Maipo al Maule en caballo o yegua ni de modo alguno andar en estos animales por los términos que comprende el territorio de mar a cordillera . Todo individuo sea militar o paisano, está autorizado para prender al que anduviere montado en los animales referidos y hará suya la caballería, que perderá el contraventor, quedando su persona sujeta a la pena de muerte que impongo en este caso...
Página 133 - La patria no hará camino por este lado del Norte que no sea una guerra permanente, defensiva, defensiva y nada más; para eso bastan los valientes gauchos de Salta con dos escuadrones buenos de veteranos.
Página 412 - Admira en efecto que un país de mediana población, sin erario público, sin comercio ni grandes capitalistas, falto de maderas, pieles, lanas, ganados en mucha parte, y de otras infinitas primeras materias y artículos bien importantes, haya podido elevar de su mismo seno un ejército de tres mil hombres, despojándose hasta de sus esclavos, únicos brazos para su agricultura, ocurrir a sus pagas y subsistencias ya la de más de mil emigrados...
Página 288 - Como el viento era de los más impetuosos, y enteramente dirigido a la población, no dudamos que perecería toda; y cada uno apuraba el resto de sus fuerzas para conducir lejos lo que permitiese la celeridad del incendio. Uno de los grandes peligros era que las llamas llegasen al depósito de pólvora a cuya defensa ocurrió la tropa; pero, aun, nos restaba el mayor.
Página 408 - Van doscientas tiendas de campaña o pabellones, y no hay más. "Va el mundo. "Va el demonio. "Va la carne. "Y no sé...

Información bibliográfica