Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][graphic][ocr errors][merged small]

TAPRENTA DEL DIA TERES We enana Y JUSTICE

IMPRENTA DEL MINISTERIO DE GRACIA Y JUSTICIA.

1863.

1.

385.

GUERRA.

' (1. Julio: publicado en 3 del mismo.)

Real decreto, distribuyendo el Estado Mayor general del ejército en

las tres clases de empleados, de cuartel y exentos de servicio.

Señora : En todas las carreras del Estado la edad y los padecimientos físicos han servido siempre de regla para conceder a los que consagran su vida al servicio de la patria en los diferentes ramos de la Administration pública , las remuneraciones a que se hacen acreedores segun sus circunstancias, y al tenor de lo que prescriben las leyes. La de 25 de Julio de 1855 autoriza a todos los funcionarios públicos en las carreras civiles para pedir su jubilación una vez cumplida la edad de sesenla años. Aun es mas lato este principio en la carrera militar hasta la clase de Coronel inclusive, pues a todos los Jefes y Oficiales que, reuniendo las condiciones marcadas en los reglamenlos, solicilan su retiro, se les concede inmediatamente. La única escepcion es la que hoy presenta la clase de Oficiales generales, à quienes, cualesquiera que sean su edad y el estado de su salud, se les considera siempre en servicio activo, sin permitirles separarse de él. :

La equidad aconseja por lo tanto que, cesando esa escepcion, se coloque á la clase de Oficiales generales en iguales ó cuando menos parecidas condiciones que a los demás individuos del ejército a todos los funcionarios públicos, siendo además muy patural que los que han llegado a los puestos mas elevados de la milicia, conquistándolos a fuerza de años de servicios, de peligros

v faligas, lengan igual derecho al descanso que los que han ocupado constantemente destinos menos agitados, comprometidos y penosos.

Si ha de ponerse á la clase de Oficiales generales en parecidas condiciones á los demás servidores del Estado, es indispensable restablecer la situacion de exenlos de servicio, creada por Real decreto de 31 de Mayo de 1828, a fin de que puedan pasar á ella los que de propia voluntad lo solicilen, reservándose Y. N. la facultad de llamarlos al servicio activo en caso de guerra ; pero Ja justicia exige que en punto á sueldos se asimile tambien a los Mariscales de Campo v Brigadieres con los demás funcionarios públicos, concediéndoles asignaciones proporcionadas a sus años de servicio; pues no seria equitativo que, mientras los Coroneles oblienep á los cuarenta años el retiro de 24,840 rs., y los Tenientes Coroneles el de 19.440, con libre facultad de dejar el servicio cuando lo soliciten, solo disfrutasen los Brigadieres en situacion de cuartel 20,000 reales anuales, por mas avanzada que fuese su edad, manifiestos sus achaques, y muchos sus años de servicio.

Una medida análoga, ya que no en la forma, en sus fundamentos esenciales , ha sido aprobada por el Senado y el Congreso al discutirse el proyecto de ley de ascensos militares; proyecto que no ha llegado a someterse á la sancion de V. M., porque habiendo surgido leves diferencias de apreciacion entre ambos Cuerpos Colegisladores, no precisamenle sobre este punto , sino respecto de algunos otros, estaba sujeto al examen de comision mista al suspenderse las sesiones de Córles.

Pedido informe despues á la Junta consulliva de Guerra y Seccion de Guerra y Marina del Consejo de Estado sobre la convepiencia de restablecer la situacion de exentos de servicio para la clase de Oficiales generales , ambas corporaciones lo evacuaron manifestando que los principios de justicia y de equidad en que se funda el proyecto, dividiendo en tres secciones el cuadro de Estado Mayor general del ejércilo , son tan evidentes é incontestables, y se hallan tan en armonía con el mejor servicio , el interés de las clases inferiores y el bienestar de las superiores, que consideraban bajo todos conceptos acertada la adopcion de tal medida, mayormente cuando habiendo sido aprobada por las Córles lleva en si un motivo mas que autoriza y legitima su inmedialo planteamiento ; y que el único obstáculo que podria oponerse a su adopcion seria la filla de fondos con que cubrir el aumento de gaslos, cuyo inconveniente desaparece en cuanto no sea necesario recurrir å créditos supletorios.

No esposible , Señora , apreciar en este momento, di aun por aproximacion, las alteraciones que esla medida, caso de que V. M. sé digne prestarla su aprobacion soberana , ha de causar en el capitulo 5.o del presupuesto de la Guerra. El Ministro que suscribe cree, despues de maduro cxámen, que el aumento podrá compensarse sobradamente con economias en otros capílulos, á cuyo fin consagrará el mas esquisito cuidado y preferente alencion , todo con el objeto de que, encerrándose el gasto dentro del presupuesto aprobado para el presente año económico, y haciéndose oportunamenle con arreglo á las leyes las correspondientes Trasferencias, no baya necesidad de reclamar créditos supletorios.

Por todas estas razones, el que suscribe, de conformidad con el parecer del Consejo de Ministros, tiene la honra de proponer á V. M. el adjunto proyecto de decreto.

Madrid 1.° de Julio de 1863. = SENORA : A L. R. P. de V. N.=José de la Concha.

REAL DECRETO.

Tomando en consideracion lo que me ha espueslo mi Ministro de la Guerra, oidas la Junta consultiva de Guerra y Seccion de Guerra y Marina del Consejo de Estado , y de conformidad con el parecer del Consejo de Ministros,

Vengo en decretar lo siguiente : Artículo 1.° Las clases que constituyen el Estado Mayor general del ejércilo se distribuirán en tres secciones.

1. Empleados.
2. De cuartel.
3.' Exentos de servicio.

Pertenecen a la primera , además de los Capitanes generales, que siempre sigurarán en ella , los Tenientes generales, Mariscales de Campo y Brigadieres que desempeñen cargos activos.

Correspoden a la segunda los que, no teniendo destino aclivo, se ballen en aplitud de obtenerlo.

Ingresarán en la tercera seccion , eventos de servicio , los que voluntariamenle lo soliciten, y á quienes yo se lo concediere, siempre que cuenlen dos años del último empleo, cuarenta de servicio con abonos de campaña y hayan cumplido sesenta y ocho años de edad los Tenientes generales, sesenta y cinco los Mariscales de Campo y sesenta y dos los Brigadieres.

Art. 2.° Los Tenientes generales que ingresen en la lcrcera seccion disfrutarán 45,000 rs.; Jos Mariscales de Campo 40,000, y los Brigadieres 32,000. Tendrán libre facultad para elegir en la Peninsula é islas adyacenles puntos de residencia, y solo podran ser emplcados en caso de guerra y ascendidos por mérilos contraidos al frente del enemigo.

Dado en Palacio á 1. de Julio de 1863. Está rubricado de la Real mano,=El Ministro de la Guerra, José de la Concha.

« AnteriorContinuar »