Imágenes de páginas
PDF
EPUB

especie de bolsa que tiene junto al orificio, un licor muy félido que se extiende con rapidez á gran distancia, y es tan desagradable que repugna áun á los perros, los cuales huyen de este animal en vez de perseguirle. Este licor es su única defensa cuando se ve acometido, y bastan algunas gotas para infestar el aire ambiente y hacer huir á sus perseguidores. No se encuentra en la region fria (8).

Nutria, del género de las lutras : este mamífero tiene el cuerpo largo y grueso, las patas cortas, los pies palmeados, la cola chata, los ojos abultados, las orejas cortas y las barbas fuertes; su piel es parduzca y bastante estimada. Este animal es casi anfibio, vive de pescados, nada con mucha facilidad, duerme de dia y no va á la pesca sino por la noche. Zambulle muy bien, y puede permanecer mucho tiempo en el agua (9).

El zorro es del género del perro. Lo hay colorado y pardo, y abunda en todo el país. Durante el dia se mantiene en sus madrigueras; su caza principal es por la noche, y hace presa de los animales más pequeños, particularmente de las gallinas. Devora tambien el pescado como todo alimento animal. Es difícil que caiga en los lazos que se le tienden, á causa de la mucha astucia con que frecuentemente hace inútiles las precauciones del cazador. Este se ve obligado á perfumar sus lazos Ó trampas con incienso y otras sustancias cuyos olores disimulen el del hombre (10).

El jaguar, del género de los gatos, es el más grande y formidable de los del Nuevo-Mundo. En él ejerce la misma tiranía que el tigre ó el leopardo en las regiones cálidas del antiguo continente. Hay jaguares de 7 piés de largo desde el hocico hasta el nacimiento de la cola.

Este animal tiene bastante fuerza para tumbar un toro, pero la presencia del hombre le intimida. El jaguar, llamado vulgarmente tigre, hacia grandes estragos en los ganados. El mucho precio de su piel le hace ser cada vez más raro en los países poblados. Sus costumbres y hábitos son los mismos que se observan en los demas de su especie. Espera su presa en Ingar oculto, salta sobre ella con fuerza y le quita la facultad de huir ó resistirle. Algunas veces, instigado por el hambre, se aventura á atacar al hombre; pero rara vez se le encuentra prevenido. Trepa por los árboles con admirable destreza, náda con la misma habilidad y puede arrastrar su presa hasta su guarida, aunque sea un buey ó un caballo, para satisfacer su hambre sin temor. Hay tigres negros

con manchas que resaltan, del mismo color : son más · sanguinarios que los otros, y se encuentran sólo en las · selvas de la Guayana; mientras que la otra clase vive en todos los bosques del resto del país y abunda considera. blemente en los de la Guayana. Su carne es blanca y no desabrida (11).

Pantera, del género de los gatos. En la parte elevada de las serranías de Nirgua, Aguacaliente y Perija existe el tigre pantera. Sus manchas son más menudas que las del jaguar y mayor su voracidad. Se oculta en lo más profundo de los bosques, de donde no sale sino cuando le obliga el hambre (12).

Onza, del género de los gatos. Es una pequeña pantera que no es feroz sino cuando se cree más fuerte. Tiene muy desarrollados los órganos de la vista y del oido, y ve mucho de noche (13).

El leon (felis discolor), del género de los gatos, animal tan feroz como el jaguar, devora su presa y no la deja hasta que no se ha saciado. Si encuentra muchos animales, los mata todos antes de satisfacer su hambre. Corre velozmente y sube a los árboles con más ligereza que el jaguar; pero es perezoso, y cuando está harto no ataca al hombre á no ser que le halle dormido. Su carne es flaca y tiene un tufo desagradable. Abunda en la serranía, desde la altura de 5,000 hasta 4,800 varas sobre el nivel del mar (14).

El gato tigre, del género de los gatos, llamado tambien gato cervante ó cunaguaro. Este animal tiene como 4 piés de largo, se parece al gato, pero su cola es proporcionalmente más corta y su piel más bella. Esta es rojiza, adornada de manchas negras, de una forma oblonga en el lomo y los costados, pero redondas en las patas y el vientre. Excesivamente feroz, prefiere la sangre á la carne, por lo cual es más destructor. Vive en la misma region de los leones aunque se le encuentra en las selvas de la Guayana á sólo 300 varas sobre el nivel del mar (15).

ÓRDEN DE LOS MARSUPIOS

El rabo-pelado, del género sarigues, es poco más ó menos del tamaño de un gato. La hembra tiene una bolsa á manera de alforja, en la que encierra sus hijos hasta que están capaces de buscar por sí su alimento. Su color es blanco sucio, su pelo de dos especies : el del cuerpo suave, largo y blanco por debajo, pardo en la punta; en la cabeza, cuello y demas partes corto. Tiene un circulo pardo al rededor de los ojos; las patas de un color de avellana, las barbas largas de un blanco rojizo; su cola es más corta que el cuerpo, desnuda de pelo, y sólo se le ven algunas cerdas que salen entre las escamillas blancas que la cubren. Duerme de dia y caza de noche; vive sobre los árboles y en los agujeros de sus troncos; se alimenta de pajarillos, cuadrúpedos, insectos y áun frutas; ataca los gallineros y hace destrozos considerables. En cautiverio es indolente y no muestra disposicion à la familiaridad (1).

El raton de monte, del género sarigues, es un animal un poco más grande que una rata y vive sobre los árboles; se sirve de la cola para sostenerse en ellos. Con la misma se sujetan los hijos del lomo de la madre, la cual se los lleva consigo á la menor alarma (2).

El liron, del género sarigues, es un animal anfibio : lo llaman tambien perrito. Es animal lindísimo y vive en los rios y las ciénegas. Su pellejo está cubierto de un pelo corto muy suave y de una belleza rara. El color es blanco y negro, de una simetria tal, que comenzando desde la cabeza, forma una cinta de pelo negro que sa abre en forma de semicirculo del ancho de una pulgada, y à dos dedos de distancia sigue segundo, tercero y cuarto órden igual. Como estas rayas son negras sobre un fondo blanco, contribuyen mucho a la belleza del animal. Su pequeña cabeza tiene barbas como el gato; los piés traseros son membranosos; la cola (con la cual agarra como los monos) absolutamente sin pelo desde la mitad hasta su extremo. Este animal tiene el vientre dividido en dos pedazos de pellejo que abre y cierra tan herméticamente, que apenas se puede reconocer la abertura. Estas partes están cubiertas de un pelo corto

y suave: la hembra cubre con ellas hasta seis hijos que · lleva dentro del pellejo (3).

ÓRDEN DE LOS ROEDORES

La ardilla, del género de los de su nombre, es un gracioso animalito, agrada a la vista por la elegancia de sus formas, la vivacidad de sus movimientos y gentileza de su disposicion. Aunque es naturalmente bravio, se famialiriza muy pronto con el cautiverio, y aunque timido recibe con gusto las caricias de las personas que le alimentan. Vive ordinariamente en los bosques y hace un nido cómodo sobre la cima de los árboles, compuesto de hojas de musgo. Baja rara vez á tierra; su alimento consiste en frutas, y á veces en pájaros. El color de la ardilla es de un pardo vivo que tira á rojizo; el pecho y vientre son blancos, las orejas están adornadas de tufos de pelo; sus ojos son grandes, negros y vivos. Se sienta para comer y lleva con las manos el alimento a la boca. Hay ardillas de un color gris negruzco más difíciles de domesticar. Estas últimas suelen verse hasta la altura de 3,000 varas sobre el nivel del mar (1).

La rata, del género de los ratones, es una especie de las más perjudiciales al hombre. Se multiplica con una rapidez tan asombrosa, que un solo par en dos años puede ser el origen de medio millon de individuos. Felizmente sus numerosos enemigos impiden esta espantosa multiplicacion. Las ratas llegan á ser tan grandes algunas veces, que hacen frente a un gato y le fuerzan á retirarse. Sus mordeduras son temibles, su indole atrevida y en ocasiones se destruyen ellas mismas. Parece que este animal ha pasado de Europa á América introduciéndose en los navios (2-3).

« AnteriorContinuar »