Imágenes de páginas
PDF
EPUB

acerca al hombre con confianza; en San Fernando de Rio-Negro está domesticada y come en los corrales con las otras aves. Se posa en las ramas de los árboles para dormir, y se alimenta de semillas, yerbas, insectos y gusanos. Cuando canta se percibe un fuerte sonido en su vientre muy diferente del canto; es sordo y profundo, y parece que sale del ano. Se remonta mucho en su vuelo y siempre viaja por los aires en grandes bandadas formando un triángulo isosceles.

Gallito de monte (psophia crepitans). Es un pájaro de bonita presencia, casi del color de la guacharaca, del tamaño de una gallina. El pico es verde y encarnado, su plumaje hace un viso aceitunado, las patas son coloradas y verdosas. Canta levantando el pescuezo y hace sentir un sonido doble como el de la grulla. Se amansa fácilmente y come con las demas aves de corral. Parece que tiene antipatía á los niños, a quienes persigue á picotazos por los piés. Vuela mal, corre ligero y vive al pié de los árboles. Su carne es buena.

Garzones (mycteria americana), de la especie de las garzas reales. Tiene debajo del gargüero un depósito en que recibe el agua que traga con los alimentos, en lo que se asemeja al pelícano. Su cabeza no está cubierta de pluma, pelo ó pelusa, y esta desnudez le da de lejos la apariencia de un pe lazo de madera; los ojos, sin párpados ni apéndices, parecen embutidos en la cabeza y la hacen todavía más disforme; su pico se compone de dos largas piezas huesosas con las que hace un gran ruido cuando las limpia. La parte superior de las alas es negra con un reflejo azulado; el vientre blanco. Tiene las patas largas, secas y verdosas, los muslos del mismo color y sin plumas, así como el cuello que es todo negro con

un collar colorado. Se le encuentra ordinariamente en las inmediaciones de los sitios pantanosos, vive solitario, se mantiene mucho tiempo sobre un pié como las grullas, y se alimenta de pescado, que destruye en gran cantidad. Es del alto de un hombre y no se ve sino en las sabanas a las orillas de los caños y esteros. Es ave de tierra caliente.

Gavan (tantalus luculator). Especie de garzon, pero más pequeño. Vive en bandadas. Su color es negro y blanco, y su carne es buena para comer: tiene las mismas costumbres que el garzon. Todos los años se ven grandes inmigraciones de estos animales procedentes del Brasil, à la salida de las lluvias; pero no se sabe que regresen o emigren para otra parte.

Garza morena (ardea). Ave pescadora : se mantiene en los árboles cerca de los rios, en las orillas de éstos y en la de los caños y lagunas. Descansa frecuentemente sobre un pié. Su color es ceniciento y su carne ofrece una comida excelente y abundante, porque es ave bastante grande. Vive en tierra caliente.

Garza atigrada (ardea). Se halla en la Guayana en las sabanas solitarias, frecuenta las orillas de los rios y caños, y se alimenta de ranas, serpientes y otros reptiles. Espia su presa con el mismo aire melancólico que caracteriza á toda esta familia. Construye su nido sobre la tierra, y pone 7 · 8 huevos. Se amansa algunas veces, pero se oculta entonces en lodos los rincones. Hace la guerra á los ratones con tanta destreza como un gato. Esla ave tiene como 2 1/2 piés de largo y el plumaje de su lomo y alas es de color terroso con muchas rayas trasversales y pardas; la cabeza y el cuello son algunas veces más pálidos, y las marcas oscuras tienen más bien

la forma de manchas que de rayas; el vientre es blanquecino cruzado por las mismas bandas morenas.

Garza blanca (ardea). Ave triste y de poca industria; pasa su vida en las orillas de las lagunas y rios en union de muchas otras, contenta con sus ranas y pececillos; es muy flaca, y su carne no sirve para comer. Hay entre ellas algunas rosadas con plumas muy finas.

Pájaro-baco (heron butor). Especie de garza de color leonado: se mantiene habitualmente escondido en medio de los juncos y yerbas acuálicas, inmóvil y el pico levantado al cielo. Cuando es atacado, se defiende con valor y da á sus enemigos fuertes picotazos; pero tiene un terror pánico á los samuros, de los cuales huye. Si es perseguido, busca lugar para esconderse, y poniendo la cabeza en alguna parte oculta le parece estar en salvo aunque el resto del cuerpo esté descubierto. Entonces le atacan con furia los samuros, y en esta disposicion es víctima de ellos. Durante la noche hace oir una especie de graznido lúgubre, y se nutre de insectos, limaza, ranas y pequeños pescados.

Alcaraban cabezon (carandrias). Estas aves van siempre apareadas, se mantienen en las praderías para buscar en ellas los gusanos y tienen espolones en las alas. Su color es ceniciento y el vientre blanco, con manchas negras en el cuello y alas; ciertas plumas le salen de la cabeza tiradas en forma de cola hacia atras. Estas aves son de noche como un centinela que al menor ruido echan un fuerte chillido y se alejan del sitio; su vuelo es corto y algo pesado.

Pato cuchara (platalea aiaia). Esta ave debe su nombre á la forma de su pico; su tamaño es poco más o ménos como el de las garzas y su pico tiene más de 8 pulgadas. El color de ella es todo blanco, si bien hay algunas de un rosado pálido; los piés son negros. Frecuentan los pantanos rodeados de árboles, sobre los cuales hacen su nido escogiendo los más elevados. Se alimentan de pescaditos, reptiles y gusanos; su pico les da la facilidad de buscarlos en el fango. Cuando están en peligro o encolerizados, hacen castañetear las mandibulas y este es el único son que se le oye.

Carrao (parra jacana?). Es de un color castaño con pintas menudas blancas, y va siempre apareado. Su pico es largo y un poco encorvado; su canto agudo y de su sonido se origina el nombre que lleva. Gritan mucho de noche y tambien cuando vuelan; se mantienen en los esteros de las llanuras, nutriéndose de pescadillos y sabandijas.

Aruco (palameda cornuta). Es una ave triste del tamaño de un pavo; pero su carne al tacto parece toda esponjosa. Su color es negro y blanco; tiene espuelas en los encuentros de las alas y de las patas; su canto es triste, su vuelo corto y no muy elevado. Se le encuentra constantemente en las sabanas y en los lugares pantanosos llamados esteros. Es fácil domesticarle y los hay en este estado en Caracas á 1,041 varas sobre el nivel del mar. Viven en parejas con mucha fidelidad, y hacen, de noche sobre todo, oir su canto que se asemeja al ruido de una voz muy fuerte.

Gallineta de agua (fulica martinica). Su longitud es de un pié, su pico amarillo en la punta y rojo en el nacimiento; la frente del mismo color así como las patas; todo el plumaje pardo oscuro, moreno verdoso por encima, blanquecino por debajo; una linea blanca guarnece las alas. Vive de pescaditos y yerbas acuáticas. Como este gallito tiene las alas cortas, vuela poco y lleva los piés colgando. Náda poco tambien, y permanece oculto entre las cañas y juncos; frecuenta las lagunas, y su nido colocado á la orilla del agua está construido con pedazos de caña y juncos entrelazados. La madre deja el pido todas las noches. Los hay de diferentes tamaños y de distintos colores, pero todos con las mismas costumbres. Tienen un espolon en el encuentro de las alas.

Flamenco ó pájaro soldado (phænicopterus ruber). Habita las orillas del mar en bandadas que se alimentan de moluscos y pescaditos; mientras hacen su pesca metiendo la cabeza en el agua, una de ellas está de centinela para advertir del peligro en caso necesario. El color es todo rosado, y como son altos y se mantienen en batalla en las orillas del mar, inmóviles, atentos á su pesca, de aquí sin duda les vino el nombre de soldados. La hembra construye su nido en medio de los pantanos, elevándolo desde 18 pulgadas hasta 2 piés, semejante a un cono truncado, cuya cima es hueca : pone en él dos huevos que empolla manteniéndose á horcajadillas sobre el nido. Se domestican fácilmente, pero entonces pierden sus bellos colores y se ponen casi blancos : parece que el agua salada le hace falta é influye poderosamente en el colorido de sus plumas.

ÓRDEN DE LOS ACUÁTICOS

Zambullidor (podiceps americanus). Ave que no vuela pero que nada con mucha facilidad; cuando es perseguida, se sumerge en el agua y no sale otra vez sino á

« AnteriorContinuar »