Imágenes de páginas
PDF
EPUB

huesosa encoryada hacia atras sobre el cráneo. Se llamaba antiguamente gallina de Meleagra ó de Numidia. Los romanos la buscaban para la mesa y costaba caro. Su voz es chillona y desagradable. Cuando se amansa y domestica, afecta sin embargo cierto imperio sobre las demas aves compañeras de esclavitud y se hace temer de los patos. Las hay en Venezuela, donde prosperan.

El gallo (phasianus gallus), de la familia de las gallináceas; es el primero que se ha hecho servir a las necesidades de la vida. Ningun animal manifiesta más valor ni orgullo; sultan en medio de su serrallo, le defiende con resolucion y canta su victoria. El combate de gallos es una diversion áun en los pueblos civilizados. Los ga. llos salvajes de las costas del Malabar son negros y ama. rillos, y sus huesos cocidos son negros como el ébano; se han visto algunos de ellos hacer frente a un gavilan y forzarle a retirarse. La cria de los gallos y gallinas es considerable en el país, en donde crece y prospera con ventajas inmensas de toda la poblacion.

La paloma (columba), que todos conocen, es de la clase de las gallináceas, abunda mucho en el país: las hay de diferentes colores, y son tan mansas y fecundas como las que viven en plena libertad en los bosques. En todas partes existen crias de estos animales, símbolo de la ternura.

Peces

La clase inmensa de peces se divide naturalmente en dos series : peces oseos y peces cartilaginosos, los cuales difieren entre sí, no sólo por la naturaleza de su esqueleto, sino por un gran número de caracteres diversos. Los colocaremos en estas dos grandes series.

SERIE DE LOS OSEOS

Mero. Uno de los pescados más sabrosos y que más abundan en nuestras costas; no tiene escamas, es un color aplomado y crece hasta 5 piés. Se cogen muchos á la entrada del lago de Maracaibo.

Pargo. Pasa por el mejor pescado; tiene una escama rosada y blanca, y se cogen muchos en toda la costa. Se hace una pesqueria de ellos en el lago de Maracaibo.

Vagre. Pez muy grande que abunda en las orillas del mar, tiene una cabeza enorme y ancha boca con dos grandes barbas que le salen de ella; es excelente pescado. En los rios del interior los hay hasta de 6 piés de largo, sobre todo en la provincia de Barinas. Su pesca es abundante, como tambien en el lago de Maracaibo.

Liza. Tiene un brillo de plata sobre la superficie, que está realzado por visos de azul de acero; sus mandibulas están guarnecidas de dientes, las escamas son anchas, la lengua blanca, lisa y gruesa. Un hueso extraordinariamente delgado, cubierto de escamas y encorvado como una podadera, se extiende desde el cuello hasta el ano. Los pectorales tienen la forma de una hoz y son grises como las otras aletas; tiene un pié de largo. Abunda considerablemente entre la costa de la península de Araya y las islas de Coche, Cubagua y Margarita. Es una de las grandes pescas de las provincias de Cumaná y Margarita, en las cuales anualmente se emplea una cantidad de hombres y mujeres que establecen rarcherias para salar y secar el pescado en las islas de Coche y en la costa de Araya. Este se vende en toda la República y se lleva tambien á las islas vecinas de las Antillas. Tiene cantidad de huevas que se salan y secan al sol y con las cuales se hace un gran comercio. En el lago de Maracaibo hay mucha abundancia de liza, aunque el agua es dulce.

Sábalo. Pez grande que se coge en abundancia en las costas de Cumaná y en el bajo entre está y Margarita; sus huevas son enormes, y de todo se hace mucho consumo. Este pez se encuentra abundantemente en el golfo de Maracaibo. En los rios de los llanos hay tambien un pez sábalo bastante grande, y particularmente en la provincia de Barinas.

Lebranche. Pez abundante en las costas y sobre todo en las de Cumaná y Margarita, del cual se hace buena pesquería. Parece que una de sus mansiones principales es en la laguna del Unare, donde procrea considerablemente y a determinado tiempo salen de alli grandísimas emigraciones que remontan contra la corriente y cerca de la costa, cayendo en seguida en manos de los diestros pescadores margarileños. Lo mismo sucede con otro pez llamado jurel que se encuentra en abundancia junto con el lebranche en la laguna de Tacarigua, la cual está cerca del mar. En el lago de Maracaibo hay mucha cantidad de estos peces, a pesar de que el agua es dulce, no salada como en las lagunas de Tacarigua y Unare. Este pez se halla en todas las costas del país.

El pez-cofre, de la familia de los ostráceos, está revestido de una costra oscura que lo cubre enteramente y de la cual toma el nombre. Comunmente tiene poca carne, pero de buen gusto.

Dorado. Pez hermoso por sus colores que le dan el nombre. Se le halla siempre en cardumes, y se coge con anzuelo mediante pedacitos de trapo blanco que se deben hacer mover constantemente, sobre todo si se hace la pesca en un buque á la vela ó en un bote, pues suelen seguir a los unos y á los otros. Son de muy buen gusto y los hay de más de vara de largo.

Rayado. Pez de color brillante; está en la mar, tiene cintas negras y un ribete blanco, el fondo naranjado, y su carne es un excelente bocado. Se encuentra en nuestras costas; pero hay otro rayado sin escama en todos los rios de los llanos, mucho más grande que el del mar, pues llega á tener cerca de 4 piés. Su fondo es aplomado claro con rayas trasversales negras ribeteadas de un color pardo oscuro. Su pesca es abundantísima y se hace bastante comercio de él por lo sabroso de su carne.

Valenton. Otro pez grande que se halla en todos los rios de la zona pastoril y del cual se hace abundante pesca.

Morocoto. Pez que se encuentra en gran cantidad en todos los rios, así como el bocachica en toda la exten

sion del lago de Maracaibo; tanto del uno como del otro se hace una abundante pesca.

Ballesta-vieja. Este pez se encuentra en todas nuestras costas con el nombre de vieja; se alimenta de mariscos; por encima del cuerpo es de un amarillo oscuro rayado de azul, más claro sobre los costados, y llega á ser gris debajo del vientre. Su longitud es de cerca de 7 piés. Tiene el nombre de ballesta-vieja, por la naturaleza de su silbido que se asemeja á la voz de una persona debilitada por la edad. En los rios y en el lago de Maracaibo hay un pez semejante, pero más pequeño, sin listas y de un color aplomado: llámanle viejita.

El carite. Es un pez grande de que se hace buena pesca en el lago de Maracaibo y en toda la costa. Es una comida excelente, tiene el vientre de un color plateado y el lomo ceniciento oscuro. Este pez es casi redondo en su forma, pero es largo como de una vara.

Puerco-espin marino. Debe su nombre a las púas de que está armado; cuando se irrita puede hinchar su piel. El lomo es azul, los lados y el vientre blancos, las aletas cortas y cubiertas de manchas pardas, y el cuerpo lleno de otras negras. Se le ve en nuestras costas. Su higado es venenoso y se le coge con anzuelo. Acércase al cebo dando vueltas y revueltas al rededor; lo muerde y lo arroja inmediatamente; mas viendo que permanece tranquilo, vuelve á él y le engulle con el anzuelo. Cuando se ve cogido entra en furor, eriza las espinas, hincha el vientre y procura herir todo lo que se le acerca. Como estos medios no le salvan, recurre á la astucia : acuesta sus espinas, recoge el cuerpo y se hace flexible como un guante. Viendo sin buen éxito este segundo recurso, toma su actitud defensiva y redobla su rabia; sus vigo

« AnteriorContinuar »