Imágenes de páginas
PDF
EPUB

chas, la lengua blanca, lisa y gruesa. Un hueso extraordinariamente delgado, cubierto de escamas y encorvado como una podadera, se extiende desde el cuello hasta el ano. Los pectorales tienen la forma de una hoz y son grises como las otras aletas; tiene un pié de largo. Abunda considerablemente entre la costa de la península de Araya y las islas de Coche, Cubagua y Margarita. Es una de las grandes pescas de las provincias de Cumaná y Margarita, en las cuales anualmente se emplea una cantidad de hombres y mujeres que establecen rancherías para salar y secar el pescado en las islas de Coche y en la cosía de Araya. Este se vende en toda la República y se lleva tambien á las islas vecinas de las Antillas. Tiene cantidad de huevas que se salan y secan al sol y con las cuales se hace un gran comercio. En el lago de Maracaibo hay mucha abundancia de liza, aunque el agua es dulce.

Sábalo. Pez grande que se coge en abundancia en las costas de Cumaná y en el bajo entre está y Margarita; sus huevas son enormes, y de todo se hace mucho consumo. Este pez se encuentra abundantemente en el golfo de Maracaibo. En los rios de los llanos hay tambien un pez sábalo bastante grande, y particularmente en la provincia de Barínas.

Lebranche. Pez abuudante en las costas y sobre todo en las de Cumaná y Margarita, del cual se hace buena pesquería. Parece que una de sus mansiones principales es en la laguna del Unare, donde procrea considerablemente y á determinado tiempo salen de allí grandísimas emigraciones que remontan contra la corriente y cerca de la costa,, cayendo en seguida en manos de los diestros pescadores margarileños. Lo mismo sucede con otro pez llamado jurel que se encuentra en abundancia junto con el lebranche en la laguna de Tacarigua, la cual está cerca del mar. En el lago de Maracaibo hay mucha cantidad de estos peces, á pesar de que el agua es dulce, no salada como en las lagunas de Tacarigua y Unare. Este pez se halla en todas las costas del país.

El pez-cofre, de la familia de los ostráceos, está revestido de una costra oscura que lo cubre enteramente y de la cual toma el nombre. Comunmente tiene poca carne, pero de buen gusto.

Dorado. Pez hermoso por sus colores que le dan el nombre. Se le halla siempre en cardumes, y se coge con anzuelo mediante pedacitos de trapo blanco que se deben hacer mover constantemente, sobre todo si se hace la pesca en un buque á la vela ó en un bote, pues suelen seguir á los unos y á los otros. Son de muy buen gusto y los hay de más de vara de largo.

Rayado. Pez de color brillante; está en la mar, tiene cintas negras y un ribete blanco, el fondo naranjado, 7 su carne es un excelente bocado. Se encuentra en nuestras costas; pero hay otro rayado sin escama en todos los rios de los llanos, mucho más grande que el del mar, pues llega á tener cerca de 4 piés. Su fondo es aplomado claro con rayas trasversales negras ribeteadas de un color pardo oscuro. Su pesca es abundantísima y se hace bastante comercio de él por lo sabroso de su carne.

Valenton. Otro pez grande que se halla en todos los rios de la zona pastoril y del cual se hace abundante pesca.

Morocoto. Pez que se encuentra en gran'cantidad en todos los rios, asi como el bocachica en toda la extension del lago de Maracaibo; tanto del uno como del otro se hace una abundante pesca.

Ballesta-vieja. Este pez se encuentra en todas nuestras costas con el nombre de vieja; se alimenta de mariscos; por encima del cuerpo es de un amarillo oscuro rayado de azul, más claro sobre los costados, y llega á ser gris debajo del vientre. Su longitud es de cerca de 7 piés. Tiene el nombre de ballesta-vieja, por la naturaleza de su silbido que se asemeja á la voz de una persona debilitada por la edad. En los rios y en el lago de Maracaibo hay un pez semejante, pero más pequeño, sin lisias y de un color aplomado: llámante viejita.

£1 carite. Es un pez grande de que se hace buena pesca en el lago de Maracaibo y en toda la costa. Es una comida excelente, tiene el vientre de un color plateado y el lomo ceniciento oscuro. Este pez es casi redondo en su forma, pero es largo como de una vara.

Puerco-espin marino. Debe 6u nombre á las púas de que está armado; cuando se irrita puede hinchar su piel. El lomo es azul, los lados y el vientre blancos, las aletas cortas y cubiertas de manchas pardas, y el cuerpo lleno de otras negras. Se le ve en nuestras costas. Su higado es venenoso y se le coge con anzuelo. Acércase al cebo dando vueltas y revueltas al rededor; lo muerde y lo arroja inmediatamente ; mas viendo que permanece tranquilo, vuelve á él y le engulle con el anzuelo. Cuando se ve cogido entra en furor, eriza las espinas, hincha el vientre y procura herir todo lo que se le acerca. Como estos medios no le salvan, recurre á la astucia : acuesta sus espinas, recoge el cuerpo y se hace flexible como un guante. Viendo sin buen éxito este segundo recurso, toma su actitud defensiva y redobla su rabia; sus vigorosas espinas le cubren de tal modo el cuerpo, que no se puede coger con la mano y es menester aguardar á que se muera.

Guabina. Pez abundante en todo el país. Su carne es buena, ménos la de la guabina que vive en el lago de Valencia, que es insípida, lo mismo que la de los vagres que allí habitan. Hay una especie de sardina de más de un pié y muy espinosa. Estas tres clases son las únicas que dominan en aquel lago. Hay sardinas en todas partes, y muy hermosas; las de la mar no son tan grandes como las del lago de Valencia, sino pequeñas como las de Europa y de un gusto tan bueno como el de aquellas. Habiéndose hecho algunas salazones en barriles por várias personas, salieron tan gustosas como las preparadas en Europa.

Aguja de mar. El hocico de este pez es largo y puntiagudo, su cuerpo y cola son tan delgados, que por eso tiene el nombre de aguja; sus dientes son pequeños, fuertes y colocados de manera que los de una quijada entran en los intervalos de la otra cuando cierra la boca. Por encima del cuerpo es de un negro azulado, los costados de un verde mezclado con reflejos que tiran á azul, el vientre del blanco más puro, las aletas grises y azuladas. Tiene por lo comun 2 piés de largo y sólo pesa 4 ó 5 libras. Su carne es seca y flaca, y no sirve sino para cebo en la pesca.

Caribe. Pez bueno para comer; los más grandes tienen casi un pié, abundan considerablemente en el Orinoco y los rios que á él caen;■tiene dientes triangulares, agudos y afilados, la boca ancha, devora los peces pequeños y es sumamente sanguinario. Si una gota de sangre sale del cuerpo de una persona ó de un animal en el instante de pasar un rio, se reunen millares de estos peces, no á chupar la sangre, sino á arrancar pedazos de carne, no temiendo entónces á nadie.

La persona ó el animal que por su desgracia atraviese un rio con alguna úlcera ó pequeña incision, llegará al otro lado con el hueso descubierto. El nombre de este pez le vino de los caribes ó caníbales, comedores de carne humana. El hombre del llano, obligado á cada instante á pasar nadando los anchos ríos de aquellas comarcas, teme más á este pequeño pez que al caiman ó la anguila eléctrica que llaman temblador.

Gimnota ó torpedo. Anguila eléctrica que se encuentra en las lagunas, aguazales y ríos de la zona pastoril y de los bosques. Ella hace sentir fuertes conmociones, semejantes á las que causaría el golpe de electricidad al que quisiera cogerla ó al animal que se le acercase para devorarla. Esta conmocion se trasmite al pescador aún por medio de la caña con que la pesca; á veces los animales que pasan por algun rio y son tocados por el temblador, quedan de tal modo entorpecidos, que muchos se ahogan, y esto puede tambien suceder á una persona.

Anguila. Pez de aletas, sin espinas; tiene la forma prolongada como la culebra, envuelta en una piel gruesa cuyas escamas son casi imperceptibles. No tiene aletas en el vientre, y como sus agallas eslán mejor resguardadas, resulta que puede vivir algun tiempo fuera del agua. Es verdosa por encima y plateada por debajo; habita en todas partes en el agua dulce; su carne es un poco indigesta pero muy buena.

Doncella. Pez excelente que abunda en el lago de Maracaibo y sobre todo en una laguneta que queda en la

« AnteriorContinuar »