Imágenes de páginas
PDF
EPUB

casa, y especialmente el de las jóvenes. A estas verdaderas reuniones de familia asisten•las personas más allegadas y los amigos más intimos. Hacen sumamente gratos estos saraos y bailes la exquisita finura en los modales, sin ser esclavos de rigurosa etiqueta, los encantos de la música (pues casi todas las jóvenes tocan el piano y la mayor parte de los hombres conocen, aunque por fantasia, como se dice allá, algun instrumento), y sobre todo el trato de las damas cuyas gracias y gentileza tan alabadas por muchísimos viajeros, no son tan de admirar como las singulares virtudes que adornan à la mayor parte de ellas, pues las unas son un precioso don de la naturaleza, y las otras resultado de la educacion y buenas costumbres con que han sido nutridas desde su infancia por el ejemplo, que es la mejor de todas las enseñanzas.

La mujer venezolana, sencilla, franca é inocente, se deja fácilmente arrastrar de las impresiones que recibe. Su corazon no contaminado por el espíritu de materialismo del siglo en que vivimos, ama aún con toda la viveza de los sentimientos sublimes, y mira con indignacion ó con desprecio todo lo que tienda á sustituir en ella aquel sentimiento por una idea de conveniencia personal o de familia. Así, pues, ella en sociedad refleja en todos sus actos estas preciosas cualidades, que son sus más valiosos atractivos. Amiga de la música, no lo es menos del baile, y puede decirse que en muy pocos paises baila con más desembarazo y gallardia que en Venezuela. No se ven allí como en otros países escuelas para aprender a bailar, y á haberlas serian inútiles, pues no existe, puede decirse, joven que no sea bailador.

En estas reuniones acostumbrase obsequiar a los con currentes con agradables liquidos refrigerantes, dulces, chocolate, etc., y cuando estos saraos tienen un carácter ménos familiar ó que se prolongan hasta el amanecer, hay una mesa de salados, en que abundan las más preciadas comidas del país y muchas del extranjero, adornada con bellos ramos de flores graciosamente formados y que dan á la mesa un aspecto sumamente agradable.

Las composiciones que se tocan en los bailes son de hijos del país, y tienen el mérito de ser sumamente apropiadas al objeto á que se consagran; pues hay en ellas una gracia especial y su acompañamiento interpreta muy bien los movimientos del vals, la polka, la danza o la cuadrilla, que son los bailes más usados en el país.

Quisiéramos extendernos sobre otras consideraciones tocante la sociedad de este país, pero el espacio de que podemos disponer para este capitulo no nos lo permite.

SEGUNDA PARTE

AGUAS TERMALES

Hay en la dilatada extension de la República numerosísimas aguas termales; hablaremos, pues, de las más conocidas, que se hallan todas en una extension de más de 150 leguas, comprendidas desde las sierras nevadas de Mérida hasta el promontorio de Paria en Oriente.

Estado Táchira

Aguas termales de San Cristóbal. – Las aguas termales más al Occidente que se conocen en Venezuela, son las que se hallan en el llano del Táchira en el declive occidental de la cordillera, cerca de 8 kilómetros al sur de San Cristóbal. Son ferruginosas, muy calientes y caen al rio Tórbes.

Aguas de la Virgen y de Buitron. - A poca distancia del pueblo de Ureña y en la llanura denominada « Agua caliente, » se hallan las fuentes de la Virgen y de Buitron; las cuales parece que tienen en disolucion bisulfato de sosa. Su temperatura es de 61 C., siendo la del aire calentado por aquellas hornallas de 32o y el peso del agua de 13". El Sr. Dr. Aristides Rojas, en una interesante publicacion de la cual hemos tomado muchos de los datos que aqui eonsignamos, agrega á las anteriores palabras las siguientes observaciones hechas por un ilustre viajero colombiano que las visiló de 1851 á 1852: « Los cerros compuestos de arenisca caliza, se manifiestan pedregosos y destruidos; las piedras impregnadas Ce azufre sublimado, y és fama que el terremoto de 1849, que arruinó á Lobatera y sacudió al Rosario y San José de Cúcuta, mudó tambien el asiento de los manantiales, ahora situados á 471 metros de altura sobre el nivel del mar, y á 140 metros superior a la llanura de Cúcuta.)

Se habla de fuentes termales en el Estado de Mérida, pero nosotros carecemos de noticias.

Estado Zamora

Aguas de Camaguá. Cerca del rio de este nombre y á poco más de 16 kilómetros y medio de Pedraza, hay varios pozos de aguas calientes hidro-sulfurosas, en terrenos impregnados de betun. Ilållase flor de azufre en sus orillas, y su temperatura es muy elevada.

Aguas de Barinitas. - En el mismo Estado y en Barinitas, cerca del rio Caldera, hay tambien pozos de aguas termales cuya temperatura es bastante elevada.

Tambien se encuentran en las faldas orientales de la cordillera, que van a perderse en los llanos, otras muchas fuentes de las cuales carecemos de detalle alguno.

Estado de Trujillo

Los Baños. - En uno de los declives de la cordillera Andina del Estado de Trujillo que se dirigen hacia los Llanos, corre de NE. á So. hasta entrar en la llanura, una quebrada denominada Los Baños. Desde su nacimiento hasta este punto sus aguas son frias y completamente transparentes; mas á pocos metros de haber entrado en el llano, forma un recodo como de 200 varas de circunferencia, dejando seco en el verano uno de sus cauces. Es en este lugar donde se hallan las aguas en ebullicion, las cuales forman un pozo de cerca de dos metros y medio de circunferencia, al pie de una gran roca que se destaca de la falda de la cordillera. Cerca de este sitio brota otro chorro de agua limpia y sin mal olor, pero que es un purgante activo (1).

Aguas del cerro Conquistado.- En la falda del cerro Conquistado, que en forma de pan de azúcar se eleva como á 11 kilómetros al norte de Escuque, hállanse estas aguas termales. Su temperatura parece ser de más de 60° y áun 70° C. Se consideran como de las más ricas que hay en el país.

(1) Descripcion hecha por un observador que visitó esta fuente, citado por el Dr. Aristides Rojas.

« AnteriorContinuar »