Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Estado Zulia

Sólo tenemos noticia de las que menciona el señor Dr. Rójas en su citado estudio, las cuales se hallan en el ramal occidental de los Andes, que se extiende al 0. de Maracaibo, y son de muy baja temperatura.

Estado Falcon

Este Estado es riquísimo en aguas termales. En la península de Paraguaná y cerca del cerro de Santa Ana, se encuentran pozos de estas aguas; las hay en muchos otros puntos; mas las que han sido hasta ahora objeto de particular atencion, son las de Cuiva y el Cardon, y las hidro-sullurosas de Sabaneta conocidas bajo el nombre de aguas claras.

Aguas de Cuiva y el Cardon. — Como á 1 i kilómetros al E. del Pedrega.1 y á cosa de 1,400 metros del caserío de Cuiva, hállase una « pequeña esplanada blanca donde se elevan dos semi-esferoides sobrepuestos uno á otro que se alzan álo varas sobre el nivel del terreno en que reposan. Allí hay 40 hoyos que se asemejan á platos convexos de varios tamaños, y están siempre llenos de aguas pajizas, verdosas, blancas, negras, cristalinas y turbias; de olor y sabor distintos, variando su temperatura de 5o 5 hasta 56° 6 del termómetro cenligrado; todos ellos están en un corto espacio, cuyo mayor diámetro es de 50 varas y la masa se compone enteramente de una materia blanca petrificada y sin ninguna vegetacion. A su pié, de una parte hay un terreno cubierto de yerba siempre verde; pero es un atolladero todo él, miéntras que al opuesto reposa sobre el declive de una colina estéril, cubierta de tunas, cardones y cujíes » (1).

Aguas Claras. — Brotan estas aguas en uno de los picos calcáreos de la cordillera de San Luis, y van á caer en el rio Pedregal, afluente del Mitare. Son, como hemos, dicho hidro-sulfurosas y tan calientes que los indígenas de la comarca cuecen en ellas los huevos.

Estado Barqummeto

En los declives de la cordillera Andina en este Estado se encuentran en diferentes lugares aguas termales, pero que hasta ahora no hemos sabido que hayan sido examinadas.

Estado Carabobo

Hay en este Estado varias fuentes termales muy afamadas; las principales son las de Onoto, las de Manara y las de las Trincheras.

Aguas de Onoto. — Al NE. de la laguna de Valencia y en la cadena de montañas que la separa de la costa, brotan estas conocidas aguas. Las de Onoto manan de un

(I) Codazzi, Retúmen de la Geografía de Venezuela.

barranco de formacion de gneis, y luégo van á caer en la quebrada de los Corasos. Boussingault halló que estas aguas tenian una temperatura de 44 y medio grados del centígrado, siendo la del aire libre de 25o Reamur; Karsten, que visitó algunos años despues estas aguas, halló que su temperatura era solamente de 43o 75 C. El señor licenciado Agustin Aveledo, que en este año las ha visitado, encontró su temperatura de 4.4.5, es decir, la misma que observó Boussingault. Este último dice que se hallan á 702 metros sobre el nivel del mar. Las observaciones hechas por el Sr. Aveledo le dieron por resultado 691 metrOS. Aguas de Mariara. — Cerca de 5 kilómetros al NE. de Mariara, se halla la quebrada de Aguas calientes formada por estas célebres fuentes visitadas por Humboldt, Boussingault y Rivero. Fórmanse en dicho sitio varios pozos, entre los cuales hay dos superiores que no se comunican entre sí, y que miden, segun Boussingault 8 pulgadas, y tres que sólo tienen de 2 á 3 piés de diámetro y una profundidad que fluctúa dé 3 á 15 pulgadas. La diferencia de nivel entre unos y otros es de 7 á 8 pulgadas, pero la temperatura de los superiores es más baja que la de los otros. Humboldt halló que el pozo más caliente marcaba 59o 3 C., y Boussingault y Rivero observaron 64o C. Los demas pozos, segun estos últimos viajeros, tienen una temperatura que varia de 36o á 59 C, « Estas fuentes están débilmente cargadas de gas hidrógeno sulfurado; y el olor á huevos podridos, característico de este gas, no se percibe sino cuando uno se acerca á los manantiales. Sólo en uno de los pozos, en aquel en que la temperatura llega á 56o 2, es donde se manifiesta el desprendimiento de globulillos de aire á intervalos muy regulares de 2 á 3 minutos. Observé que aquellos salían constantemente de los mismos lugares, que eran cuatro, y que removiendo con un palo el fondo del pozo, apénas cambiaban los lugares de los cuales se desprende el hidrógeno sulfurado. Estos lugares corresponden sin duda á otras tantas aberturas ó hendiduras en el gneis, así es que cuando las burbujas aparecen sobre una do las aberturas, la emision del gas sigue inmediatamente sobre las restantes » (1).

« Al S. de la Quebrada de aguas calientes, en la llanura que se extiende hasta las orillas del lago, brota otra fuente hidro-sulfurosa ménos cálida y más débilmente impregnada do gas. La grieta de la cual salen las aguas se encuentra 6 toesas más elevada que 103 pozos de que acabamos de hablar. El termómetro no asciende en la grieta arriba de 42° C. Estas aguas se reunen en un pozo casi circular de 15 á 18 piés de diámetro y rodeado de grandes árboles. La temperatura de este pozo es de 12° á 14°, más cálida que la del aire ambiente. »

Aguas de las Trincheras. — En la hermosa abra que se halla al S. de Puerto Cabello y en el punto denominado Aguacaliente, brotan las renombradas aguas termales de las Trincheras, consideradas hasta ahora como de las más calientes del mundo. Humboldt, que las visitó en 1800, encontró que su temperatura era de 90° 4 C. Boussingault y Rivero, que las visitaron en 1823, hallaron 92° 2 y 97° C; de manera que en 23 afios ha subido notablemente su temperatura. Karsten encontró, en 1852, 97°; y Wall, en 1859, 92° 22.

(i) Boussingault, citado por Rojas.

Estas aguas brotan de abajo arriba del granito gneis, formando un arroyuelo de 0,28 m. de ancho y de muy poca profundidad. En los pozos tienen un lijero olor de hidrógeno sulfuroso; mas cuando se saca de ellos y se enfria, quedan sin olor ni sabor de ninguna especie (1).

Estado Guzmao Blanco

Aguas de Guarume. — Entre varios de los ramales que se desprenden de la cordillera costanera de Venezuela hasta perderse en los llanos, á 230 kilómetros de Carácas, fórmase el valle delicioso de Guarume, comprendido entre los pueblos Ortis, Barbacoas y San Francisco de Cara, en donde se admira una atmósfera casi invariable, seca y cargada de oxígeno puro, y una hermosa vegetacion abundante en árboles de Copaiba. De una de las galeras que rodean este valle, brotan las más célebres aguas termales de Venezuela; no por haber sido visitadas por grandes sabios europeos, sino por las innumerables curaciones que se les deben, particularmente en las enfermedades sifilíticas, en las de la piel, en las neurosis rebeldes y en el reumatismo crónico.

Numerosas gentes de diferentes puntos de la Repüblica acuden constantemente á estos baños, y la mayoría halla en ellos la salud. En presencia de tan benéficos resultados, el gobierno de la República presidido por el general Antonio Guzman Blanco, ordenó no solamente el exámen químico de dichas aguas sino la construccion

(I) Roussingault.

« AnteriorContinuar »