Imágenes de páginas
PDF
EPUB

do y disminuyendo de 10 á 12 en altura y ancho, su extremo está á 225 varas más elevado que el vestíbulo de la cueva. El segundo ramal es de 225 de 1 á 3 varas de ancho y de 2 á 5 de alio. Se baja para ir á él debiendo caminar casi siempre por el riachuelo; se compone de una greda arcillosa endurecida. Esta parte está sin aves ni ningun otro viviente y sin petrificaciones. El tercer ramal tiene 135 varas de largo, 18 de alto sobre 14 de ancho, y despues se estrecha hasta no dar paso. Se sube para ir á él, y es la mansion de las lapas y la parte más bella y sorprendente del subterráneo. Las petrificaciones son relucientes y brillantes y se pueden observar todas sus edades, pues en presencia del espectador se ven caer y petrificarse las gotas que forman despues las bellas y variadas estalágmitas y estalácticas que la adornan. »

» El total de la cueva es de 1,285 varas. Puede considerarse como una maravilla de la naturaleza, la primera de Venezuela y la mas estupenda conocida en las rocas calcáreas » (1).

Ilumboldt dice en una carta que dirigió desde Carácas al baron de Forell (3 de febrero de 1800), refiriéndose á esta cueva:

« Hemos trepado por la cima del Tumiriquiri y hemos bajado á la cueva del Guácharo, que es una caverna inmensa y habitacion de millares de pájaros nocturnos (especie nueva de caprimulgus. Sin.) cuya grasa da el aceite de Guácharo. Su entrada es verdaderamente majestuosa adornada y coronada de la más lozana vegetacion. Sale de ella un rio considerable y en su interior

(() El que desee obtener minuciosos detalles, puede ver el tomo citado de £1 Mosaico.

[graphic]

resuena el llanto lúgubre de los pájaros. Es el Aqueron de los indios citarinas, pues segun la mitología de estos pueblos y de los indios del Orinoco, el alma de los difuntos entra en esta cueva. Bajar al Guácharo, quiere decir en su lenguaje: morir » (1).

La estructura geológica de las montañas en que se halla esta cueva, hizo presumir al señor Goering que había otras; y asi, despues de permanecer algunos dias entre los indios de Caripe informándose de ello, supo que efectivamente habia otras al sudeste del pueblo. Trasladóse, pues, á los sitios designados por los indígenas y cerca del rio Accacuar halló lamás importante llamada por los indios la Gran cueva. « Es muy peligroso acercarse á la entrada, dice el señor Goering; una orilla del peñasco, sobresaliente en forma de un estrecho balcon, es el único punto en donde es posible dirigir una mirada hácia el interior de la cueva. Para entrar es necesario tener una gran escalera ó formar una especie de plano inclinado. En nuestras circunstancias, no era pues posible visitarla. La impresion producida por la vista de la entrada es uua mezcla de admiracion y de terror: dentro, la oscuridad más densa; arriba, la gigantesca pared de la roca; y abajo, el rio (que sale del interior) que en frenéticos remolinos se arroja de pozo en pozo, todo cubierto de espuma. La Gran cueva como la cueva del Guácharo, contiene muchas estalácticas visibles en parte desde afuera. Los indios aseguran que es más grande que la cueva del Guácharo, y que el número de aves que en ella moran es mucho más considerable. Se

(1) Carta de Humboldt publicada en La Vargasia, boletín de la Sociedad de Ciencias físicas y naturales de Carácas, 1868, n* 4.

me aseguró asimismo que la bóveda está en varios puntos agujereada de manera que la luz entra por arriba. Encontré la altura cerca de la entrada como de "0 piés, pero es probable que en los salones interiores sea mucho mayor. La segunda cueva se conoce con el nombre de Cueva pequeña. Mis compañeros deciaa que era lindísima. Para ello es preciso regresar desde la cueva grande en direccion SO. por un cuarto de legua. Despues sube el camino hácia el E. como média legua, y finalmente se llega á una pequeña meseta donde está la entrada de la cueva. Hay que dejarse resbalar desde una grande altura. Despues se halla un camino muy torcido que conduce á una roca sobresaliente, desde donde repentinamente se presenta la entrada de la cueva formando un alto pórtico entre gótico y romano El pórtico tiene como 70 piés de alto y encima de él se levanta

la pared por más de 100 piés Una bajada bastante

difícil conduce al mismo quicio del pórtico. Un vasto salon, ó, mejor dicho, un inmenso templo se abre á la vista Esta primera seccion puede tener média cuadra de largo Toda la cueva tiene como un cuarto de

legua de largo El suelo de todas estas cuevas está

cubierto de una capa de guano de más de una vaca de

profundidad El agua de los rios es negra y bastante

frescaJi (1).

Morros de San Juan. — Estos cerros, admiracion de los geólogos por su extructura extraordinaria como por su forma sorprendente, son una verdadera maravilla. Vistos de léjos parecen las ruinas de una inmensa Catedral gótica, en la que han quedado en pié solamente las altas torres y apuntadas flechas.

tO Tomado de la Memoria de la Direccion general de Estadística de Venezuela, en 1873.

El mayor de ellos se eleva en forma de un prisma rectangular á una altura de 989 metros sobre el nivel del mar. Los demas son de diferentes dimensiones.

Al aspecto imponente de estos gigantestos calcáreos, convida á meditar sobre la instabilidad de las cosas en nuestro planeta. El pensamiento quiere remontarse á lo pasado; interrogar á esas estupendas moles que han sobrevivido á los grandes cataclismos y adivinar las nuevas transformaciones que han de verificarse en nuesíro globo en los tiempos venideros.

Contemplando estos cerros hemos sentido impresiones tan vivas, que no las podremos olvidar nunca. Hace diez años que estuvimos al pié de ellos admirando su soberbia majestad; y aún nos parece que los estamos viendo. Dirlase que son un inmenso túmulo levantado por la naturaleza para atestiguar lo frágil y perecedero de cuanto se agita sobre la haz de la tierra.

En estos morros hay cuevas sumamente curiosas en que son de admirar las caprichosas formas que han producido las filtraciones. Entre estas cuevas hay una sumamente hermosa.

Otra» cuevas y cnriosídade» naturales

III

Curvar Db San Sebastian. Sumidero Del Gbaire. Muralla De San Loh. Salto De Canuto.Cuevas De Barragan.Coeva Del Cerro Guacamaya. Gruta Del Cerro Cuchivano. Cueva Del Cerro Monai.

Cerca de la ciudad de San Sebastian (Estado Guzman Blanco), hay una cueva que llama la atencion, tanto por su forma, como por las estalágmitas y estaláctitas que hay en ella. Un espectáculo verdaderamente curioso es el que ofrecen las calumnas que naturalmente se han formado allí y que dividen regularmente el subterráneo en varios salones.

El rio Guaire se forma cerca de Las Adjuntas por la union de los rios San Pedro y Macarao; luego sigue por el valle de Carácas contorneando esta ciudad por su parte sur, y continúa al naciente hasta la serranía de Auyamas en la cual cambia hácia el SE. En este punto las aguas han socavado la montaña y se han abierto paso al traves de ella. Forma allí una cascada; se hunde en la profundidad, y luégo aparece por entre enormes masas de piedras que lo encajonan. Dícese que los animales y personas que han caido en esta vorágine, salen luégo al otro lado habiendo perdido la cabeza.

En el distrito de San Francisco de Tiznados (Estado Guúrico) y en el sitio denominado San Luis, extiéndese una especie de muralla formada de piedras enormes, co

« AnteriorContinuar »