Biografias de hombres notables de Hispano-América, Volumen3

Portada
Imprenta nacional, 1877
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido


Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 309 - ... reclaman seguridad y reposo; todo nos recuerda un deber, todo nos excita sentimientos tiernos y memorias deliciosas; allí fue el teatro de nuestra inocencia, de nuestros primeros amores, de nuestras primeras sensaciones y de cuanto nos ha formado. ¿Qué títulos más sagrados al amor ya la consagración?
Página 44 - ... que hacerle: es la severidad contra Madrid, que fue más desgraciado que culpable y más digno de alabanza que de vituperio, porque una vida entera de merecimientos cubre un momento de flaqueza. Su encargo fue presidir los funerales de la patria».
Página 309 - Primero el suelo nativo que nada; él ha formado con sus elementos nuestro ser; nuestra vida no es otra cosa que la esencia de nuestro pobre país; allí se encuentran los testigos de nuestro nacimiento, los creadores de nuestra existencia y los que nos han dado alma por la educación...
Página 467 - México será sin duda un país de prosperidad, porque sus elementos naturales se lo proporcionan, pero no lo será para las razas que ahora lo habitan...
Página 490 - Desde este momento, españoles americanos, os veis elevados a la dignidad de hombres libres; no sois ya los mismos que antes, encorvados bajo un yugo mucho más duro mientras más distantes estabais del centro del poder, mirados con indiferencia, vejados por la codicia y destruidos por la ignorancia.
Página 123 - El ejército peruano de 8.000 soldados, que invadió la tierra de sus libertadores, fue vencido por 4.000 bravos de Colombia el 27 de febrero de 1829".
Página 405 - ... gobierno, tengan por premio la libertad civil y la independencia nacional; y que aprovechándose el Perú de la experiencia de otros pueblos y de las felices circunstancias en que se halla, llegue cuanto antes al término de la revolución, sin que ella cueste lágrimas a la filosofía, ni dé armas a nuestros enemigos para calumniar la santidad de nuestros votos!
Página 44 - Nadie es grande impunemente, nadie se escapa al levantarse de las mordidas de la envidia.
Página 449 - ... campaña, e infelicísimo en la dirección de una batalla, de las que no ha ganado una sola...
Página 432 - Es inútil hacer recomendaciones por la conducta del señor general Flores, gallardo en todas ocasiones y señalado siempre. Yo aproveché el mejor momento de la batalla para nombrarle sobre el mismo campo general de división y para expresarle la gratitud de la república y del gobierno por sus servicios.

Información bibliográfica