Descripción artística de la catedral de Sevilla

Portada
A. Alvarez, 1887 - 128 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 63 - Alfonso por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de Toledo, de Leon, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaen...
Página 104 - Entre los dos intercolumnios laterales se descubren dos puertas adornadas con cendales y otros adornos extraños, que dan comunicación a la sacristía ya otra pieza que está al frente, y, sobre ellas, dos nichos con las estatuas de San Juan Bautista y de San Juan Evangelista, que tienen por remate los escudos del señor Arias, arzobispo de la diócesis, que dicen que contribuyó con limosnas para esta obra.
Página 112 - Salvador, sobre las ocho columnas de los estrenios del primer cuerpo descansan en pedestales unas figuras gigantescas que representan á Abraham, Melquiseder, Moises, Aron, la vida eterna, la naturaleza humana, la ley antigua y la ley de gracia. Nueve columnas corintias contiene el tercer cuerpo, dos á cada uno de los cuatro frentes, y una en el centro donde está Jesus atado, en los estrenios se ven las estátuas de S. Pedro llorando, Salomon, la Reina Sabá, el Sacerdote del Concilio, el sayon...
Página 104 - Barbas extendiese las alas de su furibunda fantasía, montó el arco toral y encaramó sobre él una espantosa y colosal estatua del Padre Eterno, con acompañamiento de ángeles, que llega hasta cerca del anillo de la media naranja, y como la escultura, pesada por su naturaleza, no le ayudase tanto...
Página 103 - Costó 1.227,390 reales: gran suma para aquellos tiempos, pero muy corta si se atiende a la multitud de carros de madera que comprende, al prolijo trabajo de los oficiales y al inmenso número de panes de oro que se habrán extendido sobre su abultada hojarasca. La novedad de su disposición y ornato, su magnitud extraordinaria y las muchas estatuas que contiene, todas mayores que el...
Página 58 - No de otro modo que cuando se presenta en el mar un navio de alto bordo, empavesado, cuyo palo mayor domina a los de mesana, trinquete y bauprés, con armoniosos grupos de velas, cuchillos, grímpolas, banderas y gallardetes, aparece la catedral de Sevilla desde cierta distancia, enseñoreando su alta torre y pomposo crucero a las demás naves y capillas que le rodean, con mil torrecillas, remates y chapiteles».
Página 62 - Citados á concurso los maestros de cantería del Reino, concurrieron muchos celebrándose la subasta de que habla el siguiente auto capitular. « Viernes 24 de Abril de 1551: en este día estando en cabildo los maestros de cantería que han sido llamados sobre la obra de la capilla real de esta santa Iglesia para que la labrasen y se diese al que por menos la hiciese, y Martin de Gainza, maestro mayor estando presentes los otros canteros que habían sido llamados, dijo que él haría la dicha obra...
Página 16 - Sevilla, dando 40 pies á cada una de las «ocho bóvedas que componen las naves laterales, 59 al crucero en su ancho y 20 «a cada una de las capillas de san Pedro y san Pablo, que suman 398, sin contar »la Capilla Real que sale fuera del cuadrilongo. También se subdivide el ancho «dando los 59 pies del crucero á la nave del medio, 39 y '/, á cada una de las cua»tro laterales, y 37 á las capillas, que componen 294 pies.
Página 103 - Sevilla, admiraron la ciudad y hasta los poetas se ocuparon en elogiarle con versos muy parecidos al retablo. Estas circunstancias y la de estar colocado en el primer templo de la metrópoli, dieron motivo a que los demás profesores le adoptasen por...
Página 67 - Maestros mayores , que segun el uso de aquel tiempo , rompie'ron en mucha parte de su ornato las reglas de la arquitectura Romana , con fantasías platerescas , haciendo la obra , si bien muy galana y rica de primores , no de aquella entereza magestuosa , que es mas plausible á los entendidos en la arquitectura sólida , que de los Griegos se dimanó á los Romanos...

Información bibliográfica