Poesías de Gregorio Gutiérrez González

Portada
Garnier, 1888 - 255 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página lx - THE EPITAPH Here rests his head upon the lap of Earth A Youth, to Fortune and to Fame unknown; Fair Science frown'd not on his humble birth, And Melancholy mark'd him for her own. Large was his bounty, and his soul sincere, Heav'n did a recompense as largely send: He gave to Mis'ry all he had, a tear, He gain'd from heav'n ('twas all he wish'd) a friend.
Página 246 - Cantando a todo pecho la guabina, Canción sabrosa, dejativa y ruda. Ruda cual las montañas antioqueñas, Donde tiene su imperio y fue su cuna...
Página 143 - Ve de la tarde á la rosada luz La amarilla vereda que serpea De su montaña en el lejano azul. Son un prisma las lágrimas que prestan Al pasado su mágico color; Al través de la lluvia son más bellas Esas colinas que ilumina el sol.
Página 225 - Un mes se pasa. El sol desde la altura manda a la roza, vertical su rayo; ya los troncos, las ramas y las hojas han tostado los vientos del verano. Las hojas en las ramas se encartuchan...
Página xxxiv - El viento azota el destrozado monte, Leves cortezas por el aire cruzan, Tiembla la tierra, y el estruendo ronco Se va a perder en las lejanas grutas. Todo queda en silencio. Acaba el día, Todo en redor desolación anuncia. Cual hostia santa que se eleva al cielo Se alza callada la modesta luna.
Página xxxi - ... de nutria. Envainado y pendiente del costado va su cuchillo de afilada punta; y en fin, al hombro con marcial despejo, el calabozo que en el sol relumbra. Al fin eligen un tendón de tierra que dos quebradas serpeando cruzan, en el declive de una cuesta amena poco cargada de maderas duras.
Página lvi - Sus cadenas de hielo a los torrentes Y devuelve su plática armoniosa Y su alba espuma a las dormidas fuentes. Esta es la luz que pinta los jardines Y en ricas tintas la Creación retoca; La que devuelve al rostro los carmines Y las francas sonrisas a la boca. Múdanse el cierzo y ábrego enojosos Y andan auras y céfiros triscando, Como enjambre de niños bulliciosos Que salen de su escuela retozando.
Página 114 - ¿Por qué no canto? ¿Has visto a la paloma Que cuando asoma en el Oriente el sol Con tierno arrullo su canción levanta Y alegre canta La dulce aurora de su dulce amor?
Página xviii - That hangs his head, and a' that! The coward slave, we pass him by, We dare be poor for a' that! For a' that, and a' that, Our toils obscure, and a' that; The rank is but the guinea's stamp, The Man's the gowd for a
Página cxiv - ... se inclina ; el manso viento con sus hebras juega y cariñoso el sol las tuesta y riza. La mata el seno suavemente abulta donde la tusa aprisionada cría, y allí los granos como blancas perlas, cuajan envueltos en sus hojas finas.

Información bibliográfica