Crónicas de los reyes de Castilla: Memorial de diversas hazañas, por D. de Valera. Crónica del rey don Enrique el Cuarto, por su capellan y cronista D. Enriquez del Castillo

Portada
M. Rivadeneyra, 1878
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 256 - Esta Reyna era de mediana estatura, bien compuesta en su persona y en la proporción de sus miembros, muy blanca é rubia, los ojos entre verdes é azules, el mirar gracioso é honesto, las facciones del rostro bien puestas, la cara muy fermosa é alegre.
Página 256 - Reyna su muger, porque conocía su gran suficiencia; desde su niñez fue criado en guerras, do pasó muchos trabajos e peligros de su persona. E porque todas sus rentas gastaba en las cosas de la guerra, y estaba en continas necesidades, no podemos decir que era franco.
Página 257 - Era muger cerimoniosa en sus vestidos e arreos y en el servicio de su persona; e quería servirse de homes grandes e nobles, e con grande acatamiento e humillación. No se lee de ningún Rey de los pasados, que tan grandes homes toviese por oficiales como tovo. E como quiera que por esta condición le era imputado algún vicio, diciendo tener pompa demasiada, pero entendemos que ninguna cerimonia en esta vida se puede facer tan por...
Página 339 - se cetió con tanta osadía entre los enemigos, que por no ser visto de los suyos para que fuera socorrido, le firieron de muchos golpes y murió peleando cerca de las puertas del castillo donde acaeció aquella pelea».
Página 257 - En el proveer de las Iglesias que vacaron en su tiempo ovo respeto tan recto, que, pospuesta toda afición, siempre suplicó al Papa por hombres generosos e grandes letrados e de vida honesta: lo que no se lee que con tanta diligencia oviese guardado ningún Rey de los pasados.
Página 342 - Joana, su madre, y el mismo don Carlos, por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de León, de Aragón, de las dos Sicilias, ,de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorcas, de Sevilla...
Página 342 - Sicilia, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarbes, de Algecira, de Gibraltar, de las Islas...
Página 257 - Era firme en sus propósitos, de los quales se retraía con gran dificultad. Érale imputado que no era franca; porque no daba vasallos de su patrimonio a los que en aquellos tiempos la sirvieron.
Página 256 - Tenia la fabla igual, ni presurosa ni mucho espaciosa. Era de buen entendimiento e muy templado en su comer e beber, y en los movimientos de su persona; porque ni la ira ni el placer facía en él alteración.
Página 101 - ... el tez de la cara entre rojo y moreno; las carnes muy blancas; las piernas muy luengas y bien entalladas; los pies delicados.

Información bibliográfica