Hombres ilustres mexicanos: biografias de los personages notables desde antes de la conquista hasta nuestros dias, Volumen2

Portada
I. Cumplido, 1874
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Contenido

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 362 - Si del campo te agradas, goza de sus frescuras venturosas sin que aquestas cansadas lágrimas te detengan enfadosas; que en él verás, si atento te entretienes, ejemplos de mis males y mis bienes.
Página 187 - Son las caducas pompas del mundo como los verdes sauces,, que por mucho que anhelen a la duración, al fin un inopinado fuego los consume, una cortante hacha los destroza, un cierzo los derriba, y la avanzada, edad y decrepitud los agobia y entristece: siguen las púrpuras las propiedades de la rosa en el color y la suerte...
Página 186 - Tezozómoc por mucho tiempo que gozó de ella. ¿Quién, pues, habrá, por duro que sea, que notando esto no se derrita en lágrimas, puesto que la abundancia de las ricas y variadas recreaciones son como ramilletes de flores, que pasan de mano en mano, mas al fin todas se deshojan y marchitan en la presente vida?
Página 182 - ... y caños que se repartían para el riego de las flores y arboledas de este bosque, para poderla traer desde su nacimiento, fue menester hacer fuertes y altísimas murallas de argamasa desde unas sierras a otras, de increíble grandeza, sobre la cual hizo...
Página 370 - ¿Qué humor puede ser más raro, que el que falto de consejo él mismo empaña el espejo y siente que no esté claro? Con el favor y el desdén tenéis condición igual, quejándoos, si os tratan mal, burlándoos, si os quieren bien.
Página 188 - Corren los ríos, los arroyos, las fuentes y las aguas, y ningunas retroceden para sus alegres nacimientos: aceléranse con ansia para los vastos dominios de Tluloca (que es Neptuno) , y cuanto más se arriman a sus dilatados márgenes, tanto más van labrando las melancólicas urnas para sepultarse.
Página 195 - Mirad que el futuro tiempo siempre promete mudanza: ¡tristes de vuestros vasallos porque tienen de gustarla! Veis aquí los instrumentos cercados con las guirnaldas de mil olorosas flores: gozad, pues, de su fragancia! Y pues la paz y concordia de amistades...
Página 356 - Proseguí yo en ir y ella prosiguió en enseñarme, ya no de burlas, porque la desengañó la experiencia, y supe leer en tan breve tiempo, que ya sabía, cuando lo supo mi madre, a quien la maestra lo ocultó, por darle el gusto por entero y recibir el galardón por junto: y yo lo callé, creyendo que me azotarían, por haberlo hecho sin orden. Aún vive la que me enseñó, Dios la guarde, y puede testificarlo.
Página 20 - Jaramillo; que aunque la hicieran cacica de todas cuantas provincias había en la Nueva España, no lo sería, que en más tenía servir a su marido ya Cortés que cuanto en el mundo hay.
Página 187 - ... dura la hermosura de éstas en tanto que sus castos botones avaros recogen y conservan aquellas porciones que cuaja en ricas perlas la aurora y económica deshace y derrite en líquidos rocíos; pero apenas el padre de los vivientes dirige sobre ellas el más ligero rayo de sus luces, les despoja su belleza y lozanía, haciendo que pierdan por marchitas, la encendida y purpúrea color con que agradablemente ufanas se vestían. En breves...

Información bibliográfica