Don Juan de Palafox y Mendoza: su virreinato en la Nueva España, sus contiendas con los pp. Jesuítas, sus partidarios en Puebla, sus apariciones, sus escritos escogidos, etc., etc

Portada
Vda. de C. Bouret, 1906 - 295 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 286 - Y yo fui a un lugar que se llama Zongolica, que está entre unas tierras y montañas muy ásperas, donde había un viejo de ochenta años y que tenía traducidos en su lengua algunos pedazos de fray Luis de Granada y muchos apuntamientos de historias. Y habiendo predicado un predicador cierto ejemplo y dicho en el sermón que había sucedido en Alemania, se...
Página 261 - ... si se acabasen los indios se acabarían del todo las Indias; porque ellos son los que las conservan a ellas y, como abejas solícitas, labran el panal de miel para que otros se lo coman...
Página 227 - Majestad las calidades, virtudes y propiedades de aquellos útilísimos y fidelísimos vasallos de las Indias y describir su condición sucintamente y referir sus méritos, porque todo esto hace en ellos más justificada su causa y en Vuestra Majestad más heroica y noble la razón de su amparo...
Página 287 - Crisma en su iglesia y hacer los demás oficios y los comunes de aquel santo tiempo, fué necesario que se hiciese monumento y tablado para la consagración y que después todo se desocupase para los oficios del Viernes Santo y las órdenes que celebré el Sábado Santo y alegres los indios de haber de participar y asistir...
Página 232 - ... como se ve en las cosas siguientes que yo mismo he mirado y tocado con las manos. Lo primero, en las procesiones públicas son penitentísimos, y castigan sus culpas con increíble fervor, y esto con una sencillez tan sin vanidad, que sobre no llevar cosa sobre sí que cause ostentación...
Página 276 - En la obra de la Catedral trabajaba un indio que le llamaban siete oficios, porque todos los sabía con eminencia. La comprensión y facilidad para entender cualquiera cosa por dificultosa que sea es rarísima, y en esto yo no dudo que aventajen á to. daa las naciones, y en hacer ellos cosas que los demás no las hacen, ni saben hacer con tal brevedad y sutileza.
Página 257 - Con este género de alhajas y pobreza viven tan contentos y más que el poderoso y rico con las suyas y no hay indio que teniendo esto se juzgue pobre ni pida limosna, ni se queje de la fortuna, ni envidie, ni pretenda, ni desee y si los...
Página 245 - ... y esto ni aun afligidos tal vez y acosados de ellos. La cuarta, porque en demostración de esta verdad, sucede quedarse y habitar un alcalde mayor con dos españoles en una provincia de veinte mil indios, y un beneficiado...
Página 278 - ... las plantas, raíces y hierbas de que hacen remedios a diversas enfermedades con singular acierto. Por no gastar, como son tan pobres, se valen de las mismas piedras para hacer de ellas las navajas y lancetas para sangrar y hácenlas con notable facilidad, brevedad y sutileza y de ellas usan con la misma expedición que nosotros con las más sutiles y bien labradas de acero.
Página 56 - V. excelencia, a los que estuvieren destinados para aquellas islas. De lo eclesiástico y materias del real patronato Asegurada con las atenciones de estado y guerra la paz, precede en dignidad lo eclesiástico, de lo cual debe tener justa atención V.

Información bibliográfica