Obras de Fray Vicente Solano de la Orden de Menores en la República del Ecuador, Volumen1

Portada
Estab. Tip. de "La Hormiga de Oro", 1892
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 296 - EL trueno horrendo que en fragor revienta Y sordo retumbando se dilata Por la inflamada esfera, Al Dios anuncia que en el cielo impera. Y el rayo que en Junín rompe y ahuyenta La hispana muchedumbre Que más feroz que nunca amenazaba A sangre y fuego eterna servidumbre: Y el canto de victoria Que en ecos mil discurre ensordeciendo El hondo valle y enriscada cumbre, Proclaman a Bolívar en la tierra Arbitro de la paz y de la guerra.
Página 286 - No aspiremos a lo imposible, no sea que por elevarnos sobre la región de la Libertad, descendamos a la región de la tiranía. De la Libertad absoluta se desciende siempre al Poder absoluto, y el medio entre estos dos términos es la Suprema Libertad social. Teorías abstractas son las que producen la perniciosa idea de una Libertad ilimitada.
Página 45 - La Libertad, dice Rousseau, es un alimento suculento, pero de difícil digestión. Nuestros débiles conciudadanos tendrán que enrobustecer su espíritu mucho antes que logren digerir el saludable nutritivo de la Libertad. Entumidos sus miembros por las cadenas, debilitada su vista en las sombras de las mazmorras y aniquilados por las pestilencias serviles, ¿serán capaces de marchar con pasos firmes hacia el augusto templo de la Libertad? ¿Serán capaces de admirar de cerca sus espléndidos rayos...
Página 287 - Los códigos, los sistemas, los estatutos por sabios que sean son obras muertas que poco influyen sobre las sociedades...
Página 298 - ¡Guerra al usurpador ! — ¿ Qué le debemos? ¿ Luces, costumbres, religión o leyes ?... ¡Si ellos fueron estúpidos, viciosos, Feroces, y por fin supersticiosos ! ¿ Qué religión ? ¿ la de Jesús ?... ¡ Blasfemos ! Sangre, plomo veloz, cadenas fueron Los sacramentos santos que trajeron.
Página 301 - Héroe, que algún día Eclipse el ciego error tus resplandores, Superstición profane tus altares, Ni que insulte tu ley la tiranía: Ya tu imperio y tu culto son eternos. Y cual restauras en su antigua gloria Del santo y poderoso...
Página 291 - Rey de los Andes, la ardua frente inclina, Que pasa el Vencedor. A nuestras playas Dirige el paso victorioso, en tanto Que el himno sacro la amistad entona, Y fausta la victoria le destina Triunfales pompas en su caro Guayas, Y en este canto espléndida corona.
Página 477 - No hay caudales, y una mediana fortuna ocupa el lugar de la opulencia. Parecen fieles en el matrimonio, pues no se ven esos divorcios voluntarios de Quito, ni esos amancebamientos escandalosos de estas personas. Aquí se observa la máxima inhospitalaria de tirar al forastero, como en Riobamba. Los indios, más esclavos que los de Quito, llevan sobre sí cargas terribles que les impone la dureza de los jefes y de los curas.
Página 295 - ... verum ubi plura nitent in carmine, non ego paucis offendar maculis, quas aut incuria fudit aut humana parum cavit natura.
Página 54 - Un prodigioso número de doctores de toda edad, clase y condición, reunidos bajo un Rector que ellos mismos eligen, constituyen la Universidad de Quito. Si exceptuamos un corto número de aquellos que, poco satisfechos con los conocimientos de los colegios de su patria, se han formado en silencio, los demás no tienen sino el nombre de doctores. Una condescendencia sin límites de los examinadores inspira a los jóvenes el deseo de un título que, al mismo tiempo que les condecora, no exige conocimientos....

Información bibliográfica