Causa célebre por su iniquidad: la de supuesta conspiración del redactor de 'El Venezolano' Antonio L. Guzmán en 1846, Volúmenes1-5

Portada
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 203 - La propiedad adquirida por justos títulos, la abundancia que solo nace con el trabajo y con la probidad; todas estas ideas conservadoras y eminentemente sociales se han pretendido desvanecer y aun arrancar de la cabeza de los proletarios, reemplazándolas con el cebo de una universal usurpación de la propiedad, proclamada en vano algunas veces por insignes revolucionarios de otros tiempos y de otros pueblos.
Página 202 - ... los magistrados constituidos, la misma anarquía sostenida como una conveniencia social, la ambición sin diques y las pasiones sin freno son los tétricos colores con que únicamente puede iluminarse el melancólico cuadro de la República. La tribuna de la Prensa, desde donde la filosofía y la civilización han esparcido la luz que hoy guía a las sociedades humanas, ha vomitado entre nosotros la calumnia, ha corrompido la moral y ha desgarrado la vida privada...
Página 332 - ... omnipotencia popular ; y al paso que cundía la desmoralización con tales doctrinas y excitaciones, se formaban ligas, se quemaban en algún pueblo con público escándalo ciertas leyes, y aun se ejercía la coacción contra la autoridad, él justificaba por la prensa estos y otros escándalos. De aquí han nacido los actos revolucionarios que ha provocado para destruir el Gobierno, las ideas de división de tierras y otras tan perniciosas y antisociales...
Página 40 - El Secretario de Estado en los Despachos del Interior y Justicia queda encargado de la ejecución de este decreto. Dado, firmado de mi mano: sellado con el sello del Poder Ejecutivo y refrendado por el Secretario de Estado en los DD del Interior y Justicia en Caracas a 5 de noviembre de 1847. — Año 18° de la ley y 37° de la Independencia.
Página 183 - Mi querido General y amigo : Si en todo tiempo y circunstancias, mi corazón me tiene á la disposición de usted ¿ con cuánta más fuerza obedecería al influjo de su amistad, cuando ella invoca el nombre sagrado de la Patria, y cuando lejos de exigirme un sacrificio, me ofrece una. oportunidad dichosa para probar que mi cabeza está libre de toda ambición y que mi pecho no abriga ninguna baja pasión ? No...
Página 184 - Maracay, y cuente usted conmigo á su lado, solo, con pocos, con muchos, ó <fomo usted quiera, siempre en mis principios liberales, y dispuesto á cuanto el honor y la patria exijan de mí. Mientras usted no tenga esta seguridad, yo expondría sus respetos y mi decoro á un verdadero chasco, sin culpa de nadie, ni provecho de ninguna especie. Si usted realiza su propósito, y yo me veo con el General Páez en estas circunstancias, tengo la más ciega confianza en que se han de poner las bases de...
Página 298 - Pero una triste y dolorosa experiencia ha venido a persuadirnos que la agitación en que llegó a ponerse desde el uno al otro extremo la República, no era, en verdad, para que los ciudadanos ejercieran sus derechos políticos con aquella apacibilidad y armonía que aconsejan las leyes y exijen las conveniencias sociales, sino que era el resultado de la exaltación de los ánimos y de los equivocados planes con que algunos se habían propuesto dominar la policía del país, o conmover el edificio...
Página 184 - Maracay ¿no interpretarán este paso, amigos y contrarios, ya como traición, ya como bajeza, ya de mil otras maneras? El General sin los oligarcas es siempre el General Páez, es más, es mucho más que con ellos; pero yo sin la confianza y amor de los liberales ¿qué soy?
Página 180 - Hernández, van cerca de usted á interponer su amistad y á convencerlo con todos los argumentos que les sugiera su patriotismo y el conocimiento que tienen del estado de esta negociación por acá, de que debe venirse con ellos inmediatamente. Véngase usted con ellos, mi amigo, véngase usted. Yo tengo una casa en Maracay, que es la de usted, á la que usted llegará, y en la que quedará todo concluido, sin salir usted de allá a buscar a nadie.
Página 38 - ... las reflexiones que se desprenden de la consideración de otros hechos y circunstancias conexionados con los que han dado origen a la presente causa y que han podido influir en el trastorno y turbación que se han sentido en el orden moral y político del país, se excita a SS el Presidente de la República para que si lo tuviere a bien use de su atribución constitucional.

Información bibliográfica