Imágenes de páginas
PDF
EPUB

sólidas á la propiedad territorial, y cuerpo de doctrina.que permite solventar racionalmente los más abstrusos problemas hipotecarios.

Mucha parte toca en ello á los Jueces y Regentes de las Audiencias, que con luminosos informes preparaban las Resoluciones definitivas; pero aun así, examinándolas, se nota el detenido estudio que de las providencias de los Inferiores se hacía, aprobando unas, desechando otras, modificando un número no pequeño.

Tenemos, pues, la conviccion profundísima de que hemos llevado a cabo una obra útil recopilando cuantas disposiciones se han dado en nuestra patria concernientes al Registro desde el año 1339 hasta el 1874.

Ademas de los preceptos vigentes que han de aplicar los Registradores y constituyen la parte práctica de la profesion, los amantes de las ciencias especulativas apreciarán las casi insuperables dificultades con que tropieza la idea al traducirse en hechos, y la flexibilidad que necesariamente ha de darse á los principios absolutos para irlos acomodando á los casos que ocurren, nunca completamente ajustados al supuesto legal, y cuya resolucion acertada exige claro juicio y perfecto conocimiento de los principios que informan la ley nueva, y que han de prevalecer lastimando lo menos posible el antiguo derecho.

Los que amorosos se complacen en investigaciones históricas y en estudios comparativos, tendrán ocasion de observar el desenvolvimiento gradual de las instituciones hipotecarias en la Península, el lento progreso que en ellas se realiza, y con orgullo legítimo atestiguarán que en éste, como en otros muchos ramos del saber humano, los españoles no han ido a la zaga de nacion alguna; por más que despues otras ménos ocupadas en contiendas interiores hayan perfeccionado la institucion, y de ellos a la postre recibamos con aplauso, cual invento ajeno, lo que teníamos desdeñado y áun olvidado como propio. Leon Galindo y de Vera.

Rafael de la Escosura.

Madrid 1.o de Octubre de 1881.

DIRECCION GENERAL DE LOS REGISTROS CIVIL Y DE LA PROPIEDAD Y DEL NOTARIADO. = Seccion primera. - En vista de una instancia de V. S. solicitando se le autorice para formar y publicar con carácter privado una Coleccion de las Resoluciones dictadas por este Centro desde su creacion hasta el año de 1874; he acordado conceder á V. S. dicha autorizacion, teniendo en cuenta la necesidad práctica de aquella obra y su notorio interés científico.

Lo comunico á V. S. para su conocimiento y efectos consiguientes. = Dios guarde á V. S. muchos años. Madrid 21 de Diciembre de 1880. El Director general, Feliciano R. de Arellano. Señor D. Rafael de la Escosura у Escosura.

1

COLECCION COMPLETA

DE

LEYES. REALES DECRETOS, REALES ÓRDENES

ÓRDENES, CIRCULARES Y RESOLUCIONES

DE LA DIRECCION GENERAL DE LOS REGISTROS CIVIL Y DE LA PROPIEDAD

Y DEL NOTARIADO

referentes á la toma de razon de la propiedad inmueble y derechos reales en España.

DESDE 1339 Å 1874

Pere Terc, en la Pragmatica dirigida á tots y sengles Officials, dada en

Barcelona á 4 de las Nonas de Dezembre de 1339. (Ley II, Tit. XXII, Libro ix de las Pragmaticas y altres Drets de Cathalunya.)

Ex relatione Procuratoris fiscalis, et plurium aliorum percepimus, quod vos, vel multi ex vobis in pluribus criminibus gravibus et atrocibus, et aliis hunc usque commissis, annotationes quæ de bonis criminosorum fieri possent, et deberent secundum justitiam, ommititis facere interdum ignoranter, et aliquotines ob quorundam favorem, et frequenter etiam propter sordes, quodque in aliis annotationibus quas facietis, non servatur illa solemnitas, neque forma quæ de jure servari deberet, et per consequens quasi nullum ex eis debitum sortitur effectum, ex quibus Respublica læditur, et satisfactio injuriatis subtrahitur, et criminosis crescit audatia delinquendi. Qua propter nos, præpictis, et aliis de causis quæ ad hoc rationabiliter nos inducunt, volentes super annotationes bonorum in futurum fiendis salubriter provideri, Statuimus, et Ordinamus tenore presentum, vobisque, ad vestrum cuilibet dicimus, et expresse mandamus sub pena quingentorum aureorum, nostro ærario pro qualibet vicæ qua contrafaceritis, applicandorum, nec non ammissionis Officiorum ipsorum, quibus privati censeamini ipso facto, et etiam inhabilis reddamini ad Officia exercenda, quatenus quilibit vestrum infra jurisdictionem sibi commissam, quotiens vobis denunciatum fuerit, vel ad Audientiam vestram pervenerit aliquod criminem perpetratum fuisset, ex quo consueverit fieri annotatio, bona omnia illius qui de dicto crimine delatus fuerit, ad cauthelam ne abdicari, vel alienari valeant, scribi protinus faciatis, et subsequenter factis ciationibus (sic) debitis, et in similibus fieri solitis, illum baniatis, et facto bannimento ut moris est, bona omnia ejus jam dicta, ut de jure fieri debet, per Sententiam annotetis, ipsamque annotationem dicto criminoso ad domicilium si extat, alias voce præconis notificari protinus faciatis. Quibus factis, caveatis attente, ne per guidaticum, vel aliter cursum anni á jure statuti, si dictus criminosus in sua contumatia prestiterit, interrumpatis modo, vel lædatis, lapso vero anno predicto ad incorporationem, et executionem faciendam de dictis bonis sollicite procedatis, prout de jure et ratione fuerit faciendum. Hanc autem provisionem nostram in registris Curiarum vestrarum jubemus protinus registrari.

TRADUCCION (1).- Pedro III en la Pragmática dirigida á todos y á cada

uno de los Oficiales, dada en Barcelona á 4 de las nonas de Diciembre (2 de Diciembre) de 1339. (Ley 11, Tit. XXII, Lib. ix de las Pragmaticas y otros derechos de Cataluña.)

El Procurador fiscal y otros muchos nos han manifestado que vosotros, ó muchos de vosotros, algunas veces por ignorancia, algunas por favor, y tambien frecuentemente por regalos, dejais de hacer descripcion de los bienes de los criminosos que podria, y segun justicia debería hacerse, en muchos delitos graves y atroces, y otros hasta aquí cometidos, y que en algunas descripciones que haceis no se guarda aquella solemnidad y aquella forma que se debe segun derecho, y por consiguiente cuasi no producen ellos efecto alguno, con lo cual queda perjudicado el público, se priva de la satisfaccion á los injuriados y crece en los criminosos el atrevimiento de delinquir. Por lo tanto, mandamos á vosotros y á cada uno de vosotros, bajo pena de quinientos ducados, que se aplicarán á nuestro erario por cada vez que contraviniéreis, y bajo pena de privacion de oficio del cual se os

por privados por el mismo hecho y quedareis tambien inhábiles para ejercer destinos, si vosotros, cada uno dentro de su jurisdiccion siempre y cuando se os hubiere denunciado ó llegare à vuestra noticia haberse cometido algun delito

por el cual se ha acostumbrado hacer descripcion de bienes, no haceis inmediatamente describir todos los de aquel que fuese acusado de dicho delito para cautela, á fin de que no puedan ocultarse ó enajenarse, y que, subsiguientemente hechas las citaciones debidas y acostumbradas hacer en semejantes casos, les proscribais, y hecha la proscripcion como es costumbre describais

por sentencia todos los bienes susodichos, como segun derecho debe hacerse, y hagais inmediatamente notificar la misma descripcion al dicho criminoso en su domicilio si lo tiene, y en otra manera por voz del pregon. Hecho lo susodicho, si el reo persistiese en su contumacia, procureis atentamente que ni por salvoconducto ni en modo alguno no interrumpais ni perjudiqueis el curso del año establecido por el derecho; finido empero el año procedereis solicitamente á hacer la incorporacion de dichos bienes, segun que de Derecho y razon deberia hacerse.

(1) Tomada de la hecha por Vives en su obra De los Usages, etc.

« AnteriorContinuar »