Cómo acabó la dominación de Espanã en América

Portada
Garnier Hermanos, 1908 - 340 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 303 - Por qué no miro Alrededor de tu caverna inmensa Las palmas ¡ ay ! las palmas deliciosas, Que en las llanuras de mi ardiente patria Nacen del sol a la sonrisa, y crecen, Y al soplo de las brisas del Océano, Bajo un cielo purísimo se mecen?
Página 302 - ... mil olas, cual pensamiento rápidas pasando chocan, y se enfurecen, y otras mil y otras mil ya las alcanzan, y entre espuma y fragor desaparecen.
Página 304 - Su brillo desfalleciendo fue; la blanca luna y de Venus la estrella solitaria en el cielo desierto se veían. ¡Crepúsculo feliz! Hora más bella que la alma noche o el brillante día, ¡cuánto es dulce tu paz al alma mía!
Página 303 - Al sostenerla mis amantes brazos... Delirios de virtud... ¡Ay! ¡Desterrado Sin patria, sin amores, Sólo miro ante mí llanto y dolores! ¡Niágara poderoso! ¡Adiós! ¡adiós! Dentro de pocos años Ya devorado habrá la tumba fría A tu débil cantor. ¡Duren mis versos Cual tu gloria inmortal! ¡Pueda piadoso Viéndote algún viajero, Dar un suspiro a la memoria mía!
Página 308 - ¡Tierra! claman; ansiosos miramos al confín del sereno horizonte, ya lo lejos descúbrese un monte. . . Le conozco ... ¡ Ojos tristes, llorad ! Es el Pan . . . En su falda respiran el amigo más fino y constante, mis amigas preciosas, mi amante. . . ¡Qué tesoros de amor tengo allí! Y más lejos, mis dulces hermanas, y mi madre, mi madre adorada, de silencio y dolores cercada se consume gimiendo por mí.
Página 302 - Dadme mi lira, dádmela, que siento en mi alma estremecida y agitada arder la inspiración. ¡Oh!, ¡cuánto tiempo en tinieblas pasó sin que mi frente brillase con su luz. . . ! Niágara undoso, tu sublime terror sólo podría tornarme el don divino, que ensañada me robó del dolor la mano impía.
Página 186 - Se resuelve por el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América reunidos en Congreso: Primero: Que el pueblo de Cuba es y de derecho debe ser libre e independiente.
Página 303 - Abrió el Señor su mano omnipotente, cubrió tu faz de nubes agitadas, dió su voz a tus aguas despeñadas, y ornó con su arco tu terrible frente.
Página 309 - ¿Ya qué importa que al cielo te tiendas de verdura perenne vestida, y la frente de palmas ceñida a los besos ofrezcas del mar, si el clamor del tirano insolente, del esclavo el gemir lastimoso, y el crujir del azote horroroso se oye sólo en tus campos sonar?
Página 302 - Corres sereno, y majestuoso, y luego en ásperos peñascos quebrantado, te abalanzas violento, arrebatado, como el destino irresistible y ciego.

Información bibliográfica