Coleccion de documentos relativos á la vida pública del libertador ... Simon Bolívar

Portada
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 261 - que os han colocado nuestros conciudadanos salvando á Colombia. Arrojad vuestras miradas penetrantes en el recóndito corazón de vuestros constituyentes: allí leeréis la prolongada angustia que les agoniza: ellos suspiran por seguridad y reposo. Un gobierno firme, poderoso, y justo es el grito de la patria. Miradla de pié sobre las ruinas del desierto
Página 209 - La unión del incensario con la espada de la ley es la verdadera arca de la alianza. de la convención nacional. Debemos hacer lugar en nuestra gaceta para el primero que fue dado por el Libertador con la siguiente alocución. Señores ! Yo brindo por los santos aliados
Página 236 - principios de literatura y de moral cristiana con que alimentaron mi juventud; con cuyos sólidos fundamentos he podido superar felizmente los graves riesgos y peligros en que la suerte quiso colocarme. > La Universidad disponiendo que el Sr. Rector libre con Ira sus fondos la cantidad necesaria para cubrir los derechos que hayan de pagarse en Londres y la
Página 262 - patria ya la libertad, no debo callarme en momento tan solemne. Dadnos un gobierno en que la ley sea obedecida, el magistrado respetado, y el pueblo libre : un gobierno que impida la
Página 226 - El secretario de estado del despacho del interior queda encargado de la ejecucion de este decreto. » Y lo trascribo á VS. para que disponga su exacto cumplimiento, haciéndolo circular y publicar en el departamento de su mando. Dios guarde á
Página 250 - revestidos de los poderes mas sublimes. Tambien participo yo de la mayor ventura devolviéndoos la autoridad que se habia depositado en mis cansadas manos: tocan á los queridos del pueblo las atribuciones soberanas, los derechos supremos, como delegados del omnipotente augusto de quien soy
Página 261 - dependido siempre de la sabiduría del gobierno y de la concordia del pueblo. Ninguna nación se hizo nunca estimar, sino por la práctica de estas ventajas: ninguna se hizo respetable sin la unión que la fortifica. Y discorde Colombia, menospreciando sus leyes, arruinando su crédito, ¿que alicientes podrá ella ofrecer á sus amigas? ¿Que garantes para conservar siquiera á
Página 262 - Legisladores ¡ ! A nombre de Colombia os ruego con plegarias infinitas, que nos deis, á imagen de la providencia que representais, como árbitros de nuestros destinos, para el pueblo, para el ejército, para el juez, y para el magistrado / ; ¡Leyes inexorables
Página 254 - de la fuerza, sin que el origen del movimiento le corresponda. Habiéndosele privado de su propia naturaleza sucumbe en un letargo, que se hace funesto para los ciudadanos, y que arrastra consigo la ruina de las instituciones. No están reducidos á estos los vicios de la
Página 262 - en la fuerza pública es la salvaguardia de la flaqueza individual, la amenaza que aterra al injusto, y la esperanza de la sociedad. Considerad, que la corrupcion de los pueblos nace de la

Información bibliográfica