Historia general de España, desde los tiempos mas remotos hasta nuestros dias. Por Don Modesto Lafuente, Volumen27

Portada
Mellado, 1865
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 166 - ... parte alguna del reino: que no exigiré jamás cantidad alguna de frutos, dinero ni otra cosa, sino las que hubieren decretado las Cortes: que no tomaré jamás a nadie su propiedad; y que respetaré sobre todo la libertad política de la Nación y la personal de cada individuo; y si en lo que he jurado o parte de ello lo contrario hiciere, no debo ser obedecido; antes aquello en que contraviniere, sea nulo y de ningún valor. Así Dios me ayude y sea en mi defensa; y si no, me lo demande".
Página 166 - N. (aquí el nombre), Príncipe de Asturias, juro por Dios y por los Santos Evangelios, que defenderé y conservaré la religión católica, apostólica, romana, sin permitir otra alguna en el reino; que guardaré la Constitución política de la Monarquía española, y que seré fiel y obediente al Rey. Así Dios me ayude.
Página 132 - Para evitar las dilaciones que pudieran tener lugar »por las dudas que al Consejo ocurriesen en la ejecución »de mi decreto de ayer para la inmediata convocación de »Cortes, y siendo la voluntad general del pueblo, me he »decidido á jurar la Constitución promulgada por las Córales generales y extraordinarias en el año de Ш2. Ten»dreíslo entendido y dispondréis su pronta publicación.
Página 149 - Monarquía, o los que hicieren sus veces, expliquen a sus feligreses en los domingos y días festivos la Constitución política de la Nación, como parte de sus obligaciones, manifestándoles al mismo tiempo las ventajas que acarrea a todas las clases del Estado, y rebatiendo las acusaciones calumniosas con que la ignorancia y la malignidad hayan intentado desacreditarla. "2.°...
Página 212 - ... que juzgue oportunas, sin escluir la de suspensión de las reuniones. 3.° Los individuos así reunidos no podrán jamas considerarse corporación , ni representar como tal , ni tomar la voz del pueblo , ni tener correspondencia con otras reuniones de igual clase.
Página 54 - el acierto en su resolucion, he remitido á su consulta, con diferentes órdenes, «varias de las expresadas instancias; y no dudo que en su cumplimiento me «aconsejará lo mejor y más conveniente á mi real persona y Estado y á la fe«licidad temporal y espiritual de mis vasallos. Con todo, no pudiendo recelar «siquiera que el consejo desconozca la necesidad y utilidad pública...
Página 238 - Para evitar gastos, se procurará que las fiestas é iluminaciones que se hagan por este suceso, tanto en las provincias como en la Corte, sean muy moderadas, pues ni la Nación ni los particulares están para gastos.
Página 55 - ... pueblos que los han pedido, sin embargo de lo dispuesto en la expresada Real pragmática-sanción de 2 de Abril de 1767, y de cuantas leyes y Reales órdenes se han expedido con posterioridad para su cumplimiento, que derogo, revoco y anulo en cuanto sea necesario, para que tenga pronto y cabal cumplimiento el restablecimiento de los colegios, hospicios, casas profesas y de noviciado, residencias y misiones establecidas en las referidas ciudades y pueblos que los hayan pedido...
Página 166 - N. (aquí su nombre), por la gracia de Dios y la Constitución de la Monarquía española, Rey de las Españas: juro por Dios y por los santos Evangelios que defenderé y conservaré la Religión Católica, Apostólica, Romana, sin permitir otra alguna en el Reino; que guardaré y haré guardar la Constitución política y leyes de la Monarquía española, no mirando en cuanto hiciere sino al bien y provecho de ella; que no enajenaré, cederé ni desmembraré parte alguna del Reino; que no exigiré...
Página 367 - son ciudadanos los que atacan la inviolabilidad de los »diputados? Son traidores: traidores los llama la Cons»titucion y la ley, y traidores los llamo yo y la Europa »entera. Traidores son los que coartan la libertad de »las Cortes, y traidores los que turban la tranquilidad »de sus sesiones. ¿Y cómo habrá libertad en las deli»beraciones de las Cortes, si los diputados que es»presan en ellas francamente sus opiniones, son in»sultados al salir de este recinto, y las casas donde se »albergan...

Información bibliográfica