Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Jurídico - Administrativo,

APÉNDICE AL DICCIONARIO

DE LA

ADMINISTRACIÓN ESPAÑOLA

PENINSULAR Y ULTRAMARINA

POR

D. MARCELO MARTÍNEZ ALCUBILLA

Abogado de los Nustres Colegios de Madrid, Burgos y Valladolid, fundador de El Consultor
Ayantamientos y director de esta publicación durante trece años (1853 á 1866) fundador y director tumbién de la

Revista de los Tribunales y de la Administración (1849 à 1864),

y autor de varias obras jurídicas.

ANUARIO DE 1891

A péndice 6.• de la 4.2 edición del Diccionario; 15 de la 3.2; 2 i de la 2.* y 30 de la 1.*)

[ocr errors][ocr errors][merged small]

ADMINISTRACIÓN: ARCO DE SANTA MARÍA, 41 TRIPLICADO, PRINCIPAL.

[ocr errors]

BOLETIN

JURIDICO-ADMINISTRATIVO

No por ajustarnos á una rutina, de que no so- complementos anuales en los que se registraran mos devotos, menos para hacer alarde de méritos las innovaciones ó reformas de las leyes y demás que no podemos atribuirnos, iniciamos con estas disposiciones legales en el Diccionario conteni: líneas el Boletín de 1891. Tenemos, debemos das. Aun así, después, y atendiendo a las insisteninexcusablemente hablar de gratitud; pero la gra- tes y cariñosas excitaciones que en el sentido de titud 10 se dá sin un favor correlativo, por don- la reforma venían haciéndosenos desde muchos de forzosamente nos vemos obligados, aunque años antes, hubimos de dar á nuestra primitiva no quisiéramos, á hablar de éste para justificar idea mayor ensanche, comprendiendo en el Bo. aquélla. La aceptación con que son recibidos LETín los fallos del Tribunal Supremo de Justi. nuestros trabajos, y la significada estimación que cia; innovación de que venía retrayéndonos la se granjean, no las soñamos nunca, no allá en los contrariedad que ofrecía á nuestro plan la extencomienzos del BOLETÍN, pero ni aun mucho tiem- sión de tan importantes fallos, difíciles de redupo después, cuando nuestro empeño logró, en el cir á extracto sin mucho y penoso trabajo, ó la discurso de los años, el sello de la madurez y no menor de que publicándolos integros ocupadistinta y característica significación dentro de la rian anualmente dos o tres abultados volúme. prensa profesional.

nes. Optamos, por creerle más útil, por el primer Y por eso el deber incítanos hoy, al entrar en sistema; y á partir de aquella reforma é influel XXIX año del Boletin, á hacer manifestación yendo notablemente en ello el éxito obtenido de nuestro reconocimiento sincero, y á la protes- en las posteriores ediciones del Diccionario, la ta de que á la lisonjera acogida correspondere- estructura y fondo del BOLETÍN ha ido, como por mos siempre con la jusistencia en el esmero del aluvión, lenta é insensiblemente modificándose y trabajo, y de que, lejos de engreirnos y de aban- perfeccionándose, y el plan que iniciamos en 1862 donarnos con tales demostraciones de aprecio, puede deciree que ha llegado en estos últimos año, consideramos nuestra labor tan pequeña é insig- á su completo desarrollo y crecimiento, sin que nificante al lado del valimiento que el público nos nos sea posible, aparte de las desviaciones accidispensa, que nuestro auhelo se cifra, ya que no dentales, separarnos de él en lo fundamental. Lo en hacer más, que más no podemos, ni aun de- que empezó por ser mero APÉNDICE AL Dicciobemos, á menos de desnaturalizar el carácter de NARIO DE LA ADMINISTRACIÓN ESPAÑOLA, ha vela publicación, en hacer siempre lo mismo, aun: nido á constituir, sin perder aquel carácter, uva que procurando aliñar y perfeccionar la obra en verdadera Biblioteca general y razonada del Delos detalles para su mayor utilidad y provecho. recho en sus distintos órdenes, civil, penal, admi

Al crear el Boletín, no fué nuestro intento nistrativo, eclesiástico, militar, judiciario y proni entró en vuestras combinaciones, presentes cesal; y precisamente esta diversidad que el Reni futuras, y en esta idea persistimos hoy, dar pertorio general alfabético razonado unifica, da el él on puesto á investigaciones doctrinales o expresión y ann personalidad propia á nuestro

-aspecto que en el Diccionario de la BOLETÍN, que se convertiría en periódica mono ración

grafia de Derecho constituído si, como algunos, çeciente medida y subordinado á la la- aunque pocos, desean, se descompusiera o des.

rica erino el seguir el movimiento legis : prendiera en tantos volúmenes como son las Sec Sciter de esta obra y mantener siempre en

'interés y la utilidad de ella, mediante

todas en uno solo. El Indice general por Seccio nes que acompaña á todas las entregas y que pu

blicamos con los alfabético y cronológico al final de los ANUARIOS, ofrece todas las ventajas y llena cumplidamente el objeto de esa separación que se pretende.

Fidelidad en el extracto de los hechos, y en la expresión, en los epigrafes, unas veces del contepido o conceptos de las resoluciones, otras del axio ma que establecen o consagran; escrupuloso cuida do en la compilación legislativa para no omitir nivgún documento de aplicación ú observancia general ó que sin tener interés tan lato, afecte á gran número de individuos, dando cabida á este efecto á muchas disposiciones que no se publican en la Gaceta; minuciosos su marios alfabéticos en los documentos de alguna extensión, y en los de mayor importancia secundaria expresivos resúmenes de los conceptos que comprendan; concordancias y notas aclaratorias y críticas cuando el interés ó la trascendencia de lo estatuído ó de: clarado lo exijan: tales son las líneas modes. tas á que se ciñe puestra tarea, laboriosa y delicada en verdad por la abundancia de los fallos del T. S. ep sus tres Salas y del de lo contencioso-administrativo, que por sí solos forman un núcleo importante, pero que upidos á las resoluciones de competencias, á las emanadas de la Dirección general de los Registros, y al copiosísimo fruto, no siempre en sazón, de disposiciones legislativas que diariamente nos brin da la Gaceta, forman una suma de materiales, cuya ordenación sistemática exige de nuestra parte una diligencia y atención no escasas, para que la obra resulte, si no enteramente perfecta, lo más depurada, al menos, de incorrecciones que sea dable á nuestras modestas fuerzas.

El REPERTOR10 GENERAL ALFABÉTICO, parte importante del Boletín, da unidad á las distin · tas Secciones que le integran, le identifica con el Diccionario, de que es complemento, y facilita potablemente la consulta de su contenido com plejisimo. Poniendo en su redacción especialísi. mo cuidado creemos prestar un útil servicio, por que ajuda á orientarse en el vasto campo de nuestra legislación y especialmente de la admi. pistrativa, que cada día complican más los arranques innovadores de nuestros goberpantes, de los que pudiéramos decir, utilizando para nuestra

idea una frase feliz de un documento oficial, que aspiran generosamente á vivir elevando monumentos á la legislación... y por lo común sólo se logra qne vegetemos á la intemperie entre mara villas malogradas.

La precipitada avalancha de disposiciones legales, de reformas y contra reformas, de aclaracio. nes y rectificaciones que produce de continuo la fecundidad inagotable de los Ministerios, vieven á constituir, y no hay en ello el más ligero asomo de hiperbole, un testimonio imponente de la actividad y de la iniciativa de que somos capaces los españoles, y á desmentir por tan expresivo modo la fama injusta de indolentes de que gozamos entre los extraños y con la cualintentamos nosotros con usada frecuencia excusar las omisiones del deber ó atenuar la gravedad de nuestras faltas.

Cuando atentamente consideramos este fenómedo de lamentable fecundidad y esta continua ebullición legislativa y vemos sucederse, al poner nuestra atención en la Gaceta, esa serie de derogaciones, mediante las cuales se hace pasar á vida más sosegada leges, reglamentos y disposiciones que apenas si cuentan en su hoja de servicios dos años de legalidad, y se reflexiona en que tan breve tiempo apenas si es bastante para que se hayan dado cuenta de ellas los funciona rios á quienes se encomienda la función de aplicarlas, cuando menos para que produzcan fruto alguno, para el bien ó para el mal; instintivamente se nos ocurre comparar esta actividad dañosa, este afán reformista, con el del labrador que se entregara á la faeda de depositar semillas en la tierra para arrancar el fruto cuando roto el germen apenas empieza á brotar á luz la planta. ¿Cómo podremos esperar por este camino alcan. zar la organización perfecta de nuestro régimen a iministrativo, conseguir el ordenado y fácil movimiento de todos los servicios y lograr una ges· tión ilustrada y eficaz por parte de los funcionarios administrativos? Consolémonos al menos con la esperanza de que el mismo exceso del mal ha de provocar fatalmente una reacción favorable, acon el fin de que renunciada la presunción de que sea nuestra patria la primera en punto á progreso administrativo, tengamos esperanza más razonable de no quedar á la postre por bajo de los últimos. »

BOLETÍN LEGISLATIVO

CÓDIGOS, LEYES, REALES DECRETOS, REALES ORDE.

NES, REGLAMENTOS, INSTRUCCIONES Y CIRCU LARES DE LOS CENTROS DIRECTIVOS.

[ocr errors]

JURISDICCION CONTENCIOSO - ADMINISTRATIVA-(Procedimiento.)—R. D. de 29 de Diciem: bre de 1890 a probando el reglamento general del procedimiento á que deberá ajrstarse la sustancia. ción de los pleitos contencioso administrativos y fus incidentes, dictado en cumplimiento del art. 107 de la ley de 13 de septiembre de 1888. (APÉNDICF, pá. gina 550.)

Pres. DEL Coss. DE Mins.) «Real decreto.-De conformidad con lo propuesto por el Presidente de mi Consejo de Ministros; de acuerdo con el mismo Consejo, y oido el de Estado en pleno;

En nombre de mi augusto hijo el Rey D. Al. fonso XIII, y como Reina Regente del Reino,

Vengo en decretar lo siguiente:

Artículo único. Se aprueba el adjunto reglamento general comprensivo del procedimiento á que deberá ajustarse la sustanciación de los asuntos de lo contencioso administrativo y sus incidentes, dictado en cumplimiento de lo dis. puesto en el art. 107 de la ley de 13 de Septiem. bre de 1888.

Dado en Palacio á 29 de Diciembre de 1890.María Cristina.-El Presidente del Consejo de Ministros, Antonio Cánovas del Castillo.

REGLAMENTO GENERAL para la ejecución de la ley de 13 de Septiembre de 1888 comprensivo del procedimiento á que deberá

ajastarse la sustanciación de los asuntos
de lo contencioso administrativo

y de sus incidentes (*).

Art. 3.o Causan estado, y podrán ser recla. madas en vía contenciosa ante los Tribunales locales de Ultramar, las resoluciones de los go. bernadores generales, autoridades superiores ó corporaciones, siempre que por ley o reglamento no proceda contra dichas resoluciones recur. so de alzada en la vía gubernativa o en la judicial.

Art. 4.o Corresponde señaladamente a la potestad discrecional:

1.° Las cuestiones que por la naturaleza de los actos de que nazcan ó de la materia sobre que versen, pertenezcan al orden politico ó de gobierno y las disposiciones de carácter gepe. ral relativas a la salud e higiene públicas, al orden público y á la defensa del territorio, sin perjuicio del derecho a las indemnizaciones á que puedan dar lugar tales disposiciones.

2.•* Las resoluciones denegatorias de conce. siones de toda especie que se soliciten de la Ad. ministración, salvo lo dispuesto en contrario por leyes especiales.

3.° Las que niegan ó regulan las gratificaciones ó emolumentos, no prefijados por una ley ó reglamento, a los funcionarios públicos que presten servicios especiales.

Art. 5.° No son materia del recurso conten. cioso administrativo:

1.° Las declaraciones de la Administración sobre su competencia ó incompetencia para el conocimiento de un asunto.

2.° Las correcciones disciplinarias impues. tas á los funcionarios públicos, civiles y mili: tares, excepto las que impliquen separación del cargo de empleados inamovibles según la ley.

Art. 6.° Las resoluciones dictadas por un Ministro de la Corona no podrán ser reclamadas en vía contenciosa por Ministro de distinto ramo. Tampoco podrán ser reclamadas las re. soluciones administrativas, ni por las autori. dades inferiores, ni por los particulares, cuando obren por delegación ó como meros agentes ó mandatarios de la Administración.

Art. 7.o Transcurrido el término que la ley señala para utilizar la via contenciosa sin haber acreditado en autos con la carta de pago expe. dida por la correspondiente Tesoreria de Hacienda el ingreso á que se refiere el art. 6.° de la misma ley, no se admitirá justificación algu. na posterior, á no ser la de que aquella no pudo ser presentada por causas independientes de la voluntad del que interpone el recurso siempre que el pago se haya realizado en las arcas del Tesoro dentro del plazo señalado por la ley para la interposición del mismo recurso, cesando en otro caso la competencia de la jurisdicción con. tencioso administrativa.

Art. 8.° Cuando las notificaciones se hagan en el extranjero, los plazos señalados en el ar. tículo 7.o de la ley para acudir a la via conten. ciosa serán los siguientes:

Si dicha diligencia se hiciero en un país de Europa, el mismo plazo que si tuviere lugar en la Peninsula. Si se hiciese en otro país, el otorgado para la provincia ó posesión ultramarina que estuviese más próxima.

Art. 9.° Los términos señalados en el artícu. lo anterior serán también aplicables á las de

TITULO PRIMERO
Condiciones generales del recurso

contencioso-administrativo. Articulo 1.o La Administración y los parti. culares pueden interponer el recurso contencio. so-administrativo contra las resoluciones que reunan los requisitos expresados en los artí. culos 1.° y 2.•* de la ley de 13 de Septiembre de 1888 (1).

Art. 2.° Causan estado, y podrán ser recla. madas sólo en vía contenciosa ante los Tribunales provinciales, las resoluciones á que se re. fiere el artículo anterior, dictadas por los go. bernadores de provincia, por los delegados de Hacienda y por cualquiera otra autoridad ó Corporación, contra las cuales po proceda por ley o reglamento recurso de alzada en la via gubernativa o en la judicial (2).

(*) Véase al final del reglamento un minucioso Repertorio al pubblico, formado, como todos los que apare: sen en el Boletín, por la Redacción del mismo.

!!) Concuerda con el 56 de la ley orgánica del Consejo de Estado de 17 Agosto 1660.

(2) Concuerda con el 2o de la ley de 13 de Septiem. bre de 1838. Le sirven de complemento los arts. 46 y 47 de la ley citada de 17 de Agosto de 1860, el 1.", disposi ción cuarta, facultad 2 a de la ley de 16 de Diciembre de 1876, el 143 de la provincial vigente de 1882, los 83 y 84 de la de 6 de Septiembre de 1863, los 28 y 29 del Real decreto de 4 de Enero de 1883, el art. 15 de la ley de contabilidad de 25 de Junio de 1870, la R. O. de 20 Mapo 1880. los arts. 1.° à 3.o de la de 20 Septiembre de 1852, los 68 á 90 de la ley de 6 de Julio de 1859 reformada en 4 de Marzo de 1868, los 251 y 253 de la ley de aguas de 13 de Junio de 1879, el 69 de la reforma de la legisla

ción de montes de 8 de Mayo de 1884 y el 11 de la ley de 14 Abril de 1888. Véanse además en el Ap. de 1890, pági. na 213, los art. 3.°, 62, 108, 109 y 127 4130 del reglamento de procedimiento del Ministerio de Gracia y Justicia; en la pág. 230, el art. 29 del reglamento del Ministerio de Hacienda; en la 242, el 77 del de 25 de Abril; en la 751, el 37 del decreto ley de 13 de Octubre; y en la pá. gina 890, el art. 28 del Real decreto de 18 de Diciembre de 1890.

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »