Imágenes de páginas
PDF
EPUB

si no se decreta el egército pedido, sen destina á los puntos esplicados, y se sistema la hacienda muy pronto, para que el mismo egército esté alimentado, vestido , pagado , armado y provisto de cuanto necesita , en cuyo caso respondo de la disciplina de las tropas y de la segu. ridad del Estado , puede procederse por quien crea tener autoridad de hacerlo á nombrar general que mande , y presiden. te de la Regencia ; pues yo doy por ad-. mitida mi renuncia en el mero hecho de no ver el remedio , ó de que no se me conteste : esta renuncia la hago, y verificaré mi separacion de todo mando, pepe. trado de que es un deber no dilatarlo : es imposible que haya quien no esté intimamente convencido de las razones en que me fundo 'para pedir un egèrcito de 35.000 hombres , y si no se decreta , es solo porque se recela de que yo lo mande, causo sospechas, y se me cree can propension á la tiranía ; sin duda he variado de naturaleza en muy pocos dias. Tu. ve en mis manos el cetro, y el pueblo se empeñó en poner en mis sienes la corona :* notorio es que rehusé ésta, cos

: * Esta es una falsedad notoria. Jamas el pueblo ha querido voluntariamente prom slamarlo; sino es en los casos de que hemnos hablado , en que ya se ha visto qua Bado ha sido obra de sus intrigue ,

tándome no pocos esfuerzos, y que aquell lo solté sin que nadie me lo quitara ; y sin embargo causò celos, y antes se quiere que la nacion perezca ó sea dominada por un estrangero, que formar un egército que yo haya de mandar: pues acábense los miedos, fórmese el egérci. to, que es lo que importa á la patria, y mandelo el que merezca mas contian-, . za que yo : retener el baston seria en mí un delito.

Dios guarde à V. E, muchos años, Mégico 15 de mayo de 1822.- Es copia.

Escmo. Sr. Secretario de Estado y del despacho de la guerra. - M. S. Č.

Exámen de la carta anterior.

Jamas ha escrito Iturbide un papel tan insultante', tan lleno de imposturas, tan inconsecuente con sus mismos asere tos anteriores, ni que mejor pinte el carácter de su negra alma. Llenar de injurias a todos los diputados que juzga-, ban indtil él egército solicitado, llamándolos charlatanes, visionarios , rutineros, ¿Será tolerable el orgullo con que lla-? ma á la independencia obra de sus manos, cuando no lo fue sino de las mig." mas revoluciones de Europa, de la opis nion y voluntad general de los pueblos! Puede este vil charlatan Hamarse el av

tor de la independencia , cuando por 10 años ha sido su mayor enemigo, atajando su noble curso con sus asesinatos del viernes-santo, los robos del Bagio , y su criminal adhesion al servilismo y á la inquisicion? ¿Será sufrible la altanería con que esclama : sírvoje ó no me sirva de disculpa el amor a la patria! Pues que, iun vil Iturbide puede saber lo que es patria? ¿Puede nunca ser Mógico la patria del que ha publicado en el parte de Celaya que hemos visto ya, que Mé. gico es pais español, que la guerra no es de europeos y americanos, sino de fieles á insurgentes, de cristianos á li. bertinos? Vaya ese hipócrita á buscar su patria entre los serviles españoles, entre esos: crueles enemigos de la razon y de las luces , que están combatiendo contra la justa y santa causa de la desgraciada Penipsula. ¿Puede darse mayor atrevimiento? ¿Y qué diré de sus imposturas? Aho. ra publica las siguientes palabras. he dicho repetidas veces que la patria peligra , que por todas partes está amenazde: da : hasta ahora esta es la vez prime. ra que lo dice ; pues, por el contrario, siempre ha vociferado la mayor seguri.. dad ; léanse sus proolamas anteriores, principalmente el discurso pronunciado en la instalacion del Congreso. Dice que presenta documentos: ¿cuáles serian, cuan. do ninguno de los peligros que intentaba

[ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors]

probar con ellos se han verificado? Ase-
gura lleno de mor-propio , que es maes.
tro de la guerra: ¿en dónde habra apren.
dido ò practicado el arte de ella? Cuan.
do fué realista siempre persiguió a los
patriotas con la intriga , siempre triunfó
de ellos por medio del soborno: despues
que fue independiente peleó con núme.
ro ventajoso de tropas , con la opinion
á su favor, y con la desconfianza que
necesariamente tenia el Gobierno realis-
ta de sus mismos soldados : en toda la
época de la independencia no ha desem.
peñado Iturbide ninguna accion peligro.
sa , si no fué la escaramuza en las go.
teras de Querétaro. Que señale, pues,
Jas acciones campales que ha ganado ó
Bostepido ántes ó ahora : ¿en qué pup-
to ha fijado la victoria? ¿a dónde siquie-
ra se ha batido con 6 000 hombres? en
dónde ha lucido y dado pruebas de su
genio militar? A la verdad que sus im-
posturas son tales, que de tan increibles
se hacen ridículas y groseras. Cualquie-
ra que lea : por Wolis nos amenazan los
ingleses , los americanos por Téjus , los
bárbaros por la frontera de Oriente , por
Guatemala los anarquistas , los rusos por
las Californias , y los españoles por Ve-
racruz, no dirá que todo el mundo ha
formado una liga para reconquistar à Mè.
gico, así como la formó Grecia contra
Troya, ó la Europa contra Bonaparte!

[ocr errors]
[ocr errors]

raciada

mien

Aho

Táto

pelo

[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors]

Mas aun peor estamos nosotros, pues que estamos amenazados de la guerra civil; y por último, de todas las naciones de Europa. Al leer estas espresiones hice memoria oportunamente de la comedia del avaro , en que babiéndole robado un hijo suyo su tesoro , y haciendo diligencias para descubrir el robo por medio de un escribano , le dice éste, que para poder hacer las investigaciones judiciales le diga las personas de quien tiene sogpecha , y entonces transportado fuera de sí por su aparicia, responde prontamente: de todo el mundo. Del mismo modo me parece que Iturbide, creyendo poco cuanto habia dicho para piotar el peligro que trataba persuadir, esclamó en el rapto de su exaltada ambicion, „y por ,,todas partes todas las naciones de Eu. „ropa.” Y ¿de qué manera podrá salvar la inconsecuencia que se advierte , y he insinuado arriba en esta carta con su discurso pronunciado en la instalacion del Congreso? Alli todo quietud, aquí todo alteracion ; allí la mayor seguridad, aquí el mas eminente peligro ; allí todo calo ma , aquí todo tormenta. ¡Cuán imposible es evitar las contradicciones, cuando no habla el hombre de buena fé, sino segun las circunstancias. Pasó el tiem. po, se proclamó Iturbide ; hasta ahora no se ha hablado siquiera del desembar. ço de alguna espedicion invasora. A mas

« AnteriorContinuar »