Imágenes de páginas
PDF
EPUB

de pesos en el valor de las fincas de la inquisicion, y veinte leguas cuadradas de terreno en una de las provincias de tierra adentro : hizo a su padre regente honorario con 10,000 pesos de sueldo :asi consta de las sesiones de la Junta de 9 de Octubre, 15 de Noviembre, y otras.* Aprobó, ó

. no reclamó los nombramientos de generales para las provincias, dados por la regencia : otro tanto hizo con los ministerios de guerra, de hacienda, &c., con sueldos de 8000 pesos cada uno. En una palabra, coartó aun las facultades, y dió la ley al soberano Congreso futuro. Ninguna de estas decisiones eran ciertamente egecutivas ; pero ella las calificaba de tales, y seguia maniobrando confórme á las miras de Iturbide, el que con sus partidarios dilataba cuanto podia la reunion det Congreso.

Instalacion de la Junta de Regencia..

Nombré a la Junta de Regencia, y así se hace preciso hablar de ella y de su instalacion. Segun el Plan de Iguala, debià haber una junta que representase la persona del rey futuro, y tuviese el poder egecutivo ; de manera que la junta.

• Véase la nota 10.

provisional hacia veces de Congreso, representando á la marion y egerciendo en algun modo el poder iegislativo, aunque como se lia dicho, en los casos que no admitiesen demora ; y la junta de regencia hacia las veces del rey, y desempeñaba el poder egecutivo. La Junta provisional, como fué la que primero se instaló, y la que por su representacion y obgeto tenia mas dignidad que la de regencia, nombró los sugetos de que esta debia componerse ; sin embargo, aunque en la realidad era mas digna la junta provisional, era de mas trascendencia, brillo y ostentacion la de regencia, como que ella copulativamente era la persona del rey y así disfrutaba de todos los honores que aquella debia disfrutar cuando viniese. Por otra parte daba los empleos, y tenia el mando de las armas. Estas consideraciones inoviéron sin duda á la provisional, ciegamente vendida á Iturbide, á nombrarlo de presidente de la regencia. A mas del presidente Iturbide, sc nombraron otros cuatro regentes, que fueron 0-Donojú, Barcena, Velazquez de Leon y Yañez. Nombrada la junta de regencia conforine se ha dicho, quedó de presidente de la provisional el obispo de Puebla Perez; es decir, la misma persona de Iturbide ; pero habiendo muerto 0-Donojú á pocos dias de la entrada del egército en Mégico, nombraron para regente al obispo de Puebla. No contente Iturbide

con ser presidente de la regencia, y con que la provisional fuese casi toda su partidaria, hizo que esta al tiempo de nombrarlo presidente de la regencia, lo declarase presidente nato de la provisional; pero no satisfecho todavía con este honor, y queriendo tener influjo directo en entrambas juntas, hizo que la provisional decretase que cuando concurriese la regencia con ella, presidiese Iturbide á ámbas.* Decretó mas : que cuando se tratase de algun asunto en que estuviesen opuestas las dos juntas, discutiese la provisional el asunto delante de la regencia, para que esta espusiese sus razones. Con estas medidas logró Iturbide reunir en su persona el mando de los poderes legislativo y cgecutivo, y que nadie le contradigese sus deliberaciones. Su voluntad era la única que se soguia en la regencia, como se verá mas adelante. Siendo la junta provisional de su devocion, ¿qué podia hacer uno ú otro liberal de ella, y mucho menos cuando se tenia que hablar en contra del manejo de la regencia, que ora el de Iturbide, si tenia que hacerlo á presencia de él y de los demas regentes? Várias ocasiones se vió palpablemente el daño ; pues habiendo algunos votos de la provisional en contra de alguna providencia de la regencia, luego que entraba esta

* Véase la nota 11.

á que se discutiera el asunto á su presencia, quedaban muy pocos á favor de la opinion que antes sostenian. Por lo dicho se calculará cuales eran sus disposiciones, y con cuanta razon se ha quejado de ellas el soberano Congreso.

[ocr errors]

Medidas de Iturbide para impedir los

progresos del Republicanismo.

Iturbide bien conocia que su manejo desagradaba cada dia mas y mas al pueblo : que su ambicion se manifestaba con rapidez : que la desconfianza se aumentaba en los corazones Ameri. canos, y que el odio a las monarquias y á los mo. parcas se iba estendiendo visiblemente por momentos. Para precaver los males que de todo esto debian resultar, se valió de vários arbitrios : el uno fué restringir en lo posible la libertad de imprenta, y á pretesto de que no se escribiera contra las bases del plan de Iguala, ni contra la tercera garantía, que era la union de Americanos y Españoles, hacia que se denunciaran los papeles que se imprimpian, sin tener embarazo de Hamar él mismo al fiscal de la libertad de imprenta, para decirle que denunciara un papel titulado El Hom.

bre libre, como en efecto se denunció; y por bando público, con ocasion de arreglar la libertad de imprenta, escitó á que se denunciaran otros varios.

Convocatoria de Córtes por Iturbide.

El otro arbitrio de que se valió, fué de establecer una nueva convocatoria á córtes, diversa de Ja de la constitucion Española, para que los dipu. tados salieran á su gusto. Este paso era indispensable para que no se le frustraran sus miras. El se iba haciendo temible: la monarquía tenia cada instante nuevos adictos: si las elecciones de diputados se hacian con arreglo á la constitucion Española, los pueblos tenian libertad para elegir á quien quisieran, y entonces era de esperar que fueran electos los mas liberales, los que en cualquier movimiento de Iturbide podian muy bien derribarlo. El prevenir este daño, hizo que proyectase un nuevo plan de elecciones. Su primer intento fué que se verificaran por estamentos; pero con la espantosa desproporcion que se nota en su plan, dado al público con el nombre de pensamiento.

« AnteriorContinuar »