Imágenes de páginas
PDF
EPUB

abogado y un militar, siendo libres para nombrar los restantes de estas mismas clases, ó de las que quisiesen. Así se discutió y aprobó en la referida sesion de 10 de Novieinbre de 1821, pero en la de 12 del mismo mes se le pasiéron algunas adiciones al plan referido, resolviéndose que aquellas provincias, donde por nombrarse mas de cuatro diputados, debian elegir uno de cada una de las tres clases referidas, no pudiesen-nombrar mas que los tres señalados de ellas, escogiendo los restantes : entre las demas clases del estado. Esta ligadura arbitraria impuesta al voto nacional, si bien ideada por los pocos liberales de la junta provisional, para quitar en el Congreso la influencia que de otra manera habrian tenido las clases improductivas ó privilegiadas, despues del absurdo ya cometido de asignarles un cierto número de plazas seguras, chocó sin embargo á la gente sensata. porque pecaba en sus principios, porque restringia la libertad del pueblo en el único acto en que directainente egerce su soberanía en los gobiernos representativos : porque tal restriccion se creia establecida para privar al Congreso de las luces. de aquellas tres clases que por lo general en Nueva-España son las que poséen mas conocimientos : porque estando establecido en el plande Iguala y tratado de Córdoba que se observase

la constitucion Española mientras el futuro Congreso formaba la suya, en todo lo que no se opusiese á aquellos, era evidente que en la junta no habia facultades para alterar el método de elecciones prevenido en aquella, y que el haber accedido a la propuesta de Iturbide, aunque con la enmienda adoptada en la sesion del 12, era una prueba de su debilidad, y de su aquiescencia á los ambiciosos planes del generalísimo. . Por las mismas miras de agradarle aprobó el proyecto que á nombre de la regencia propuso Iturbide el dia 6 de Noviembre, para que el futuro Congreso se dividiese en dos salas, providencia que adole. cia de los mismos defectos que la de la convoca.. toria, pues ni esta era materia de las atribuciones de la junta provisional, y por otra parte era sumamente ridiculo verla dictar leyes constitucionales al futuro Congreso constituyente. P'ero Iturbide pensaba sacar de esta division dos ventajas : la primera formar una sala de sus partidarios, compuesta de eclesiásticos y militares, segun se vé en su plan :* y la otra que cuando se juntasen las dos salas, como que cada presidente era igual al otro, no podia ninguno de ellos presidir al Congreso pleno, y entonces por necesidad habian de buscar un presidente que lo fuera tambien de ellos, cuyo lugar pensaba obtener Iturbide, para

• Véase la nota 12.

de este modo presidir el Congreso, y dirigirlo á su antojo, como lo estaba haciendo con la inepta junta provisional Todas estas miras eran muy óbvias para que no las percibiese el público, por lo que Iturbide se vió precisado á dar una proclama en que aparenta haber neresidad de forinar un plan nuevo para convocar á córtes, y es la siguiente.

Proclama del Generalísimo á sus con..

ciudadanos, para la convocatoria del Congreso.

" Habitantes del Imperio Megicano : mi corazon rebosa de placer al anunciaros que vais á entrar al goce de los preciosos derechos que os . concedido el Autor de la naturaleza. Ujala hubiera sido posible poneros en plena posesion de ellos, desde el momento mismo en que acabáron de romperse las pesadas cadenas que nos oprimiéron tanto tiempo! Pero la necesidad de hacer comparacion y cotejo entre los diferentes cálculos de nuestra poblacion, sin cuyo conocimiento de ninguna manera podria fijarse el número de diputa. dos correspondiente á cada provincia: la incertidumbre de los resultados de la independencia en Guatemala, cuyos diversos partidos ni debian que:

dar escluilos en la convocatoria si querian unirse á nos tros, ni llamarse si se adherian á su capital: la madurez y detencion que exige el dar reglas para el mas grave negocio político que haya de presentarsenos, y muchas otras causas, que seria Jargo referir, detuvieron la resolucion, a pesar de Jos continuos afanes y vivos deseos de la suprema Junta, de los de la Regenria y de los mios, no ménos ardientes que los vuestros, sin que el celo mas activo fuese bastante á apresurar un suceso por: que todos suspirábamos.

“ Al fin vencidas las dificultades, la junta y la regencia os presentan 'el Plan que de coinun achierdo formáron, y en que no se han propuesto otro objeto que vuestra felicidad. Si lográron el acierto, su gozo será cumplido; si no, les queda el consuelo de haberlo procurado, y de que el mal no carece de remedio, pues el actual gobierno, como supletorio é interino, nunca se propuso dictar leyes permanentes, ni menos intrometerse á formar la constitucion del Estado, Sabe que funcion tan augusta toca esclusivamente a los legitimos representantes de la nacion : ellos serán los que con mas tiempo, con mayores luces, y con meyor conocimiento del voto público manifestado por la imprenta, darán la forma conveniente al cuerpo len gislativo, que en la serie de los siglos conducirá

al imperio al punto eminente de esplendor y de grandeza á que debe aspirar entre los pueblos libres de la tierra.

.“ En cuanto á mi, yo aguardo con impaciencia el venturoso dia en que instalado el Congreso nacional, logre presentarme como simple ciudadano en ajuel santuario de la patria, para entregar el sagrado depósito que se ha querido confiarme, para someter a su juicio y deliberacion cuantas providencias se han tomado en su ausencia, para protestar alli, como ya lo hice ántes á lu faz de Mégico, y lo hago ahora á lu del mundo, que ni los que al presente tienen las riendas del gobierno, ni mis compañeros de armas, ni yo somos mas que súbditos del pueblo soberano, prontos siempre a egecutar sus órdenes, las que estamos muy lejos de temer sean contrarias á las bases fundamentales de nuestro Imperio, sancionadas ya por él mis. mo : religion, independencia y union.

Entonces creeré haber dado el último y el mas importante paso que solo me resta en la carlera que emprendí por mi patria ; cuyo bien general ha sido el norte : , lo digo con lu sinceridad y buena de un hombre honrado, ha sido el único norte que me propuse seguir en todas tnis opera. ciones. Entonces dejaré gustoso el puesto con que me han condecorado los que ocupaban el lugar del Congreso, y que no he creido podia reusar sin

« AnteriorContinuar »