Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ła, y como en él se establecia por base la monarquia inoderada, no podrian escribir nada sobre república ; sino cuando mas sobre los principios liberales en que se cimenta aquella forma de gobierno. De este modo no se vulgarizan las ideas republicanas ; por el contrario, el público se acostumbrará á oir bablar y alabar las monarquías, aunque sean bajo la forma de moderadas. Consolidada la opinion en monarquía, y no admitiendo la corona de Mégico ninguno de los llamados en el plan de Iguala, ó revocándose este por alguno de los justisiinos motivos que hay para hacerlo, resta que se elija un rey Megicano, y entonces yo lo seré sin duda, valido del prestigo que tengo, y de lo que maniobre por medio de mis agentes. Está declarado el primer arcano, pasemos al segundo.

Ciertamente que es mas dificultuoso de des atar que el priniero, porque como aun no se han visto l'esultados prácticos, son dificiles de calcular las causas. Es público y notorio en toda América que Iturbide ha tratado con una indulgencia sin igua! á todos los Españoles que han sido notoria-, mente dasafectos a la independencia : las tropas de ellos que capituláron en las ciudades, y en fuerza de la capitulacion debian haber marchado para España, se han mantenido en América, y por mucho tiempo cerca de Mégico : se les ha atendi

do para su pago con preferencia á las tropas del pais, y que trabajaron en hacer la independencia, á todos los militares que aun despues de capitula. dos han tomado partido por ella, se les ha coloca. do conforme á sus respectivas clases en puestos honrosos, y con agravio de los Aniericanos : en las conspiraciones que han formado, a pesar de que han merecido todo el rigor de la justicia, se les ha tratado con toda la misericordia y equidad posible. Sea prueba de esta verdad, la conspiracion de las tropas capituladas existentes en Toluca, ciridad situada á 16 leguas al poniente de Megico ; la proclama de Iturbide de 12 de enero da bastante idea del atentado : sin embargo, fué aun mas de lo que en ella se dice, y con todu véase la indulgencia con que se les trató. *

Conspiracion de las tropas capituladas.

Esta aun fué mayor de lo que en ella consta, y para aclarar unos y otro, referiré el hecho ; pero antes es precisamótar que el mismo Iturbide califica al fin de su proclama de reo de lesa nacion al que de palabra ó hecho se opusiese á alguna de

Véase la nota 13.

las bases del Plan de Iguala : ¿Como hara compatibles estas protestas despues de haberlo quebrantado en lo mas esencial con su proclaınacion de emperador ? Si él la promovió como es verdad, es reo de lesa nacion; y si no fué su autor, ¿ porqué no castigó como tales á los que obráron contra las bases del Plan de Iguala, que tanto habia aparentado sostener? Este hombre todo es contradicciones! Prosigamos. Cruz, presidente de la audiencia de Guadalajara, y á quien lo mis. ino que de Negrete dijimos al principio, los serviles pretendieron convocar para que auxiliase á Iturbide en el Plan de la Profesa, por un inotivo que ignoramos, se manifestó su contrario desde el grito de Iguala ; por lo mismo el Sr. Negrete, que lizo independiente aquella provincia, le persiguió y le trajo crrante por toda ella, hasta que capi.. tuló con deterininacion de irse á España. Emprendió su camino, y llegando á Cuantitlan, (pueblo distante siete leguas de Mégico), emprendiel'on, contando con su proteccion, un movimiento las tropas capituladas, que estaban cerca de la capital, combinadas con algunos mal contentos, que existian dentro de ella. El movimiento rompió por Toluca ; pero segun noticia de un oficial de graduacion de los que estaban dentro de Mégico comprometidos, que le dió a un amigo suyo para

que tambien se comprometiese, aquel movimiento debia corresponder por otros tres puntos inmediatos a la capital, donde habia tropas capituladas, para dar la voz de que viviera España. Baviendo sabido el movimiento de Toluca, mandó iturbide tropas, como consta de su proclama y órden para que los desarmasen, pues en todas las capitulaciones se les habia concedido a los que las hacian, llevar sus armas. Iturbide ese misino dia que salió la tropa, se encaminó á Cruz, á quien hizo venir a una hacienda casi dos leguas dis ante de Mégico : uno y otro con urrieron al parage citado, con una pequeña escolta; bablráon reservadamente coino una media hora, y cesó la mocion de los capitulados, dando Iturbide conira-orden para que no desarmaran a los de Toluca, á quienes disculpó cuanto pudo. Cruz siguió su marcha para Veracruz. A principios de Abril hicieron otro movimiento los capitulados, que aun estaban cerca de Mégico. Iturbide se valió de este movimiento, y aun segun el dictámen de honbres políticos, él mismo to promovió por medio de sus agentes, con obgeto de sorprender el Congreso y proclamarse emperador el dia 3 del propio Abril, de que ya hablaremos á su tiempo; y ese mismo dia tuvo Iturbide el caballo prevenido para ir a refugiarse con los capitulados, si

acaso salia muy mal de su tentativa. El engaño al general Cruz, haciéndole creer que el mejor gobierno era la monarquía absoluta ; que no habia en Mégico bastante ilustracion para conservar el régimen constitucional ; que él estaba pronto á admitir á Fernando VII. ó á algun principe de la dinastia de los Borbones, segun su primitivo plan de la Profesa. El servil Cruz, que solo deseaba la abolicion de la constitucion, se hizo cargo de organizar la conspiracion á favor del rey de España, y para el efecto se puso en correspondencia con el general Dávila, y promo. vió el alboroto de las tropas capituladas. Con esta intriga se propuso Iturbide dos fines : el primero escitar al general Dávila á que le escribiese la carta que le remitió del castillo de S. Juan de Ulúa con fecha 23. de Marzo, aprovechando la oportunidad que le ofrecia esta correspondencia, para fingir en la contestacion que dió el 7 de Abril, grandes sentimientos de patriotismo, y aparecer al público como el mas benernérito é in corruptible patriota : segundo, valerse de esto documento para egecutar su plan de coronacion el 3 de Abril, diciendo, como lo dijo, que el Congreso estaba compuesto de traidores á la patria, que entretenian correspondencia con el castillo. El mismo oficio del generalisimo solicitando se

« AnteriorContinuar »