Imágenes de páginas
PDF
EPUB

no pueden ser bien mirados por los patriotas mexaltados de Mégico, que en la ocasion vengarian los repetidos agravios recibidos en la primera insurreccion, han temido cualquiera movimiento que pudiera producir la exaltacion de las opiniones políticas, y han coadyuvado con todo su influjo á sostener al gobierno cualquiera que haya sido su conducta respecto de la felicidad del pais, que para ellos es un obgeto secundario. Por otra parte cada vez que Iturbide ha podido pensar que el partido moderado iba atrayéndose la opinion de los Españoles, por medio de sus máximas verda. deramente liberales y tolerantes, les ha hecho sentir su debilidad, subscitando entre los léperos la voz de mueran los gachupines ; y luego que por medio del terror ha logrado dividirlos de los moderados, ó llámense borbonistas, ha dirigido sus miras á que los exaltados ó republicanos pudieran sacar partido de aquellas mismas voces, lo cual ha conseguido sacando á plaza la tercera garantía de Iguala, y consiguientes estipulaciones de Córdoba. De aqui el contraste que se observa entre sus prociamas de 12 y 16 de Enero, con motivo de la sublevacion aparentada en Toluca, sus varios manifiestos, y la ignominiosa procesion con que hizo entrar en México al batalion de Ordenes, despues te su derrota de Gicha. Los Europeos

pagarán muy caro el no haberse decidido por el partido de la razon y de la justicia desde un principio, y el no haber conocido á esa fiera, cuya proteccion es casi tan temible como su enemistad. En comprobacion de lo dicho, teníamos preparados algunos documentos donde se vjese demostrativamente lo que llevamos espuesto; pero se nos han estraviado desgraciadamente, y no queremos detener la impresion de esta obrita, cuya publicacion juzgamos de una necesidad urgente, hasta que pudiesemos conseguir los duplicados. Bastante se prueba lo dicho con la relacion de los suce. sos, si se miran'á la luz de la sana crítica,

LOS HABITANTES DE ANAHUAC.

¿Y siempre los destinos de la tierra
Dictará el Dios del mal? ¿ y los humanos
Siempre serán juguetes de facciosos,
O siervos miserables de tiranos?
i

Oh Mégico infeliz! patria gloriosa
Del grande Guatemuz! ¡có se ocultaron
Tu gloria.y tu poder? ¿Por qué abatida
La cara magestosa-
Gimes entre dolor

y entre cadenas?
¿Cual fué la causa de tan graves penas ?
¿ Quien ajó asi tu magestad grandiosa ?
¿ Quien rasgó la diadema que en tu frente
Puso la libertad ..? „Jóven, detente,
No hieras mas mi oido lastimado
De libertad con el hermoso acento:
Finó del Anahuac desventurado

La esperanza feliz; la dicha y gloria. „Envuelta un dia en placido contento

Me juzgaba feliz, y mi délicia

Era de libertad el dulce nombre.
» i Recuerdos de dolor! yo ví á mis hijos

Alanzarse á mi voz á las batallas,
Y acometer las haces Españolas,
Y lidiar y vencer. ....oh! cuan ufana
Entonces respiré ! Mas ¿ qué valieran
Tanto y tanto afanar, y tanta sangre
Que mis campos regó ? Cuando gloriosa
Me gozaba en el triunfo conseguido
Contra el bravo Español, un fementido,
Un cobarde traidor, con negras tramas

[ocr errors]

„Me hundió otra vez en el oprovio y llantor, » Cercóse en torno de terror y espanto, » Y en su espada apoyándose insolente „ Llamóse mi señor ... Alza la frente, „ Magnanimo Ahuitzol ; mira tu cetro » En que manos está ; mira al que un dia „En su torpe ambicion para oprimirme „ Hizo causa comun con los iguales „De Alvarado y Cortés. Vé cual humea „De Mechoacan en los funestos campos „La sangre de mis hijos generosos „ Que á torrentes vertió... Como le sufren. „De Acamapich y Guatemuz los nietos! „Ay! ¡estéril clamor! ;el cruel tirano „ Canta insolente su fatal victoria, , Y un pueblo vil le aplaude fascinado..! „Finó del Anahuac desventurado „La esperanza feliz, la dicha y gloria.”

No en torpe desaliento asi desmayes,
Reina del Anahuac: alza la frente,
Yá tus hijos invoca. Oh! quien me diera
Del vengador Tirteo ,
La abrasadora voz! Oh! si pudiera
Encender en los pechos Megicanos
Aquesta hoguera que mi pecho abrasa
De amor de libertad! ¡alzad del polvo,
Hijos de Acamapich ! ved al tirano
Ante quien vites os postrais ; '; en vano
Sufrido habreis doce años de combates,
De sangre, y de furor, y de miserias?
¿Y esclavitud, y abatimiento infame
De tanta sangre, y penas, y fatigas
Será vil galardon? ¿Por qué lidiasteis..?

Por mudar de señor? Ay! vanamente
De la patria en las aras se inmolaron
Mil víctimas y mil ... Hidalgo, Allende,
Morelos valeroso, el sacrificio
Que de la vida hicisteis á la patria
Infructífero fué ; si, vanamente
Al morir con infamia en un cadahalso
Pensabais que la patria en algun dia
Fuera libre y feliz, y vanamente
Vuestra sangre preciosa regó el árbol
De la alma libertad, para que un dia
Cubriese al Anahuac su augusta sombra.
iCampeones infelices !'ay! el fruto
Dê vuestro acerbo afan y amarga muerte,
Moy le coge un traidor, no vuestra patria.
Iturbidé le coge: el que impudente
De la opresion llevando el estandarte
Con rabia os persiguió. Vedle cual tiende
De las tinieblas el odioso manto
En derredor del usurpador solio,
Y cual llama en su auxilio á la ignorancia
Yá la fatal supersticion. Miradle
Cual sepuita en horrendos calabozos
Y cuantos osan alentar serenos
Patriotismo y virtud.

Sabio Fagoaga,
Tagle, Loinbardo, Castro ; ob mis amigos!
Vosotros lo decid ...! ved en el cuadro
Del universo al Anahuac cubierto.
De nieblas densas y de sombra obscura,
Y cual cometa pálido en su seno
Brilla el usurpador ... !

¡Oh Megicanos! ¿Como sufris tan oprobioso yugo?

« AnteriorContinuar »