Imágenes de páginas
PDF
EPUB

mayor que el de las del gobierno, y con la opinion de los pueblos, cualquiera conociendo su genio sanguinario, debia esperar que envolviera en fuego y sangre al enemigo, y cuando se viera que no lo hacia dudar de su prepotencia. Para evitar este mal, se propuso un sistema de lenidad rigorosísimo, dando órden á sus tropas de que solo en un caso apurado en que no tuvieran absolutamente otro recurso que batirse, lo hicieran ; pero siempre que pudieran retirarse, aunque fueran acometidos de cuatro hombres y un cabo, es decir, de una pequeña patrulla, lo verificasen: de esta suerte lograba que cuando al verse atacado por una fuerza superior se retirase, no se atribuyera á la pequeñez de su fuerza, sino al sistema de tenidad que se habia propuesto. El utro motivo era dar á los serviles una prueba de seguridad. Cuando estos vieron que el plan de Iguala no era el de la Profesa, sino variado en parte, y que en lugar de derrotar å Guerrero, scgun se liabian propuesto, se habia unido á él, ignorando las circunstancias que le obligáron á hacerlo, desconfiáron tanto, que muchos de los serviles compromctidos en Mégico, lo desemparáron absolutamente. Para inspirarles, pues, la confianza que habia perdido, le fué indispensable usar con las tropas realistas de toda la indulgencia posible. Llevado

de este principio colocó siempre en los primeros puestos á los realistas que se le pasaban, ó que capitulaban con él por necesidad de no poder resistir á sus fuerzas. Procuró en todo lo que pudo diferenciar su sistema de independencia del de los artiguos patriotas. Postergó siempre á los mas ameritados de los que se le uniéron, á escepcion de uno ú otro como Guerrero, á quien por necesidad tenia que adular, sin embargo de que aun estos respectivamente se deben considerar agrariados de la mala distribucion de los empleos. * Observó tan rigorosamente esta conducta, que dió órden en la ciudad de Puebla, para que no se admitieran los méritos contraidos en la insurrec: cion antigua, sino solamente los adquiridos desde el grito de Iguala, ó bajo las banderas Españolas contra los patriotas.

Coalicion de Iturbide con los Serviles:

Aquí es donde la crítica prudente se persuade hasta la evidencia de la coalicion que tenia Iturbide con los serviles para dar el grito en Iguala.

¿

A qué fin si no, dar aun en las cosas mas pequeñas un carácter enteramente distinto á

Véase la nota 7

su revolucion respecto de la de Hidalgo ? Cual: quiera revolucion justa y racional en América, debia tener por fin el mismo que tuvo este glorioso caudillo, á saber : la libertad é independencia absoluta de ella. No seria justa, no seria racional la que no tuviese este obgeto : luego si Iturbide trataba de diferenciar la suya de aquella, no podia ser sino injusta, imprudente é ilegitima. Daba en efecto la disculpa de que aquellos hérocs habian errado en los medios, y valiéndose él de los rectos y debidos, era preciso que fuera diferente su revolucion de la primera. Mas aun dado caso que aquellos hubieran errado en los medios, esta seria una diferencia accidental, que no perjudi. caba en nada á la esencia de la revolucion, y para hacer perceptible Iturbide esta diversidad de me. dios, le bastaba caracterizar la suya con alguna distincion tambien accidental y ligera, para que fuese de la misma naturaleza que las cosas que se diversificaban. No se le ocultaba que ni en la revolucion de 1808 en Valladolid, ni en la de 1810 en Dolores, jamas se propuso en los planes por sistema el incendio, la devastacion y la muerte. Si los primeros patriotas llegaron á echar mano de estos medios, fué forzados á usar de represalias, para contrarrestar al mismo Itur. bide y los demas satélites de la tiranía Española, atroces y dignos agentes del despotismo inquisio

torial, del fanatismo y de las preocupaciones. Si entre ellos hubo uno ú otro atentado, fué efecto de la ignorancia de los pueblos, y el resultado de esa inisina guerra fratricida, con que el gobierno Español y sus ministros sanguinarios recibieron el grito de libertad que lanzara Hidalgo y sus ilustres compañeros, mas nunca fué consecuencia del sistema de operaciones de los patriotas. ¿ A qué fin, pues, proteger decididamente a los Españoles mas obstinados contra los insurgentes, colocandolos en los priineros destinos? ¿A qué fin abatir y desconceptuar a estos, de suerte que á escepcion de Guerrero y Bravo, con quienes ha tenido alguna consideracion, principalmente con el primero, todos los demas están desatendidos; y el que mas ha conseguido ha sido un pequeño empleo que apenas le dá para subsistir con escasez, cuando los Españoles, los Criollos desnaturalizados adic. tos á ellos, y los indultados, están en medio de la opulencia y profusion? Y finalmente, ¿á qué sostener con tanto arder el plan de Iguala al principio, presentándosele ocasiones muy oportunas para variarlo ?

¿ No son estas pruebas evidentes de que su intencion era no disgustar á los serviles ? Scrá muy necio quien no deduzca de aquellos hechos esta consecuencia. Basta de rem flexiones, y continuemos la série de la narracion,

1

Opinion general á favor de Iturbide, y

ventajas que le resultaron.

CO.

coman

Generalizada, pues, la opinion á favor de Iturbide, ya bajo de este, ya bajo de aquel aspecto, comenzó á robustecerse su partido, al mismo tiempo que á debilitarse el del gobierno de Mégi

Desde 'Iguala escribió á varios dantes, convidándolos con el plan : entre ellos lo hizo á D. Anastasio Bustamante, que estaba er. tónres en uno de los pueblos del Bagio. Médico de profesion, la que habia abandonado para tomar la de las armas en favor del gobierno Español, y contra los patriotas : valiente, orgulloso y grosero, de pocos alcances, y muy decidido por la causa del rey de España: alucinado con el plan de Iguala, proclamó en todo el Bagio la independencia ; mas aunque él ha tenido siempre la fama de esta accion, en realidad á quien se debe es at teniente coronel Cortazar, que entonces se ballaba tambien en el Bagio. La caballería de estos lugares es la mejor de todo Mégico como compuesta de gentes del campo, acostumbradas desde la niñez á domar caballos, y á sufrir fos rigores de las estaciones del año en el cultivo de la tierra. Tanto incremento tomó la independencia en el Bagio, y de tal manera se aumentó la tropa de

[ocr errors][ocr errors]
« AnteriorContinuar »