Imágenes de páginas
PDF
EPUB

gidos con particular esmero en toda la Union; he aqui las fuentes de donde hemos extraido, ya la verdad histórica, ya la relacion geográfica, estadística, comercial industrial etc. que hoy ofrecemos al público.

En nuestros cálculos estadísticos hemos partido siempre de bases bien conocidas, que ciertamente nos habrán conducido á resultados si nó exactos, cuando menos muy poco distantes de la verdad.

En el presente volúmen hallarán nuestros lectores la parte histórica, geográfica, estadística, comercial é industrial; y ademas una descripcion' del Distrito federal, residencia del Gobierno de la República. El segundo y último, contendrá una descripcion particular de los Estados, acompañada de cartas geográficas, las vias de comunicacion y demas obras públicas que se llevan a cabo en todo el pais; los usos y costumbres y el movimiento literario desde que se constituyó la república hasta nuestros dias.

Si, como lo esperamos, este trabajo que hemos emprendido precisamente cuando se hace sentir en Venezuela un gran movimiento de progreso, contribuye en algo al bien de nuestra patria, habremos satisfecho una de las más grandes aspiraciones de nuestra alma.

MIGUEL TEJERA.

2

LIBRO PRIMERO

RESEÑA HISTORICA DE VENEZUELA DESDE EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA HASTA NUESTROS DIAS

(De 1492 á 1870)

PRIMERA PARTE

El descubrimiento y la conquista

(De 1792 á 1797)

I

COLON. SU PRIMER VIAJE. DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA.

20 VIAJE DE COLON. 3r VIAJE DE COLON, DESCUBRIMIENTO DE COSTA FIRME. EXPEDICION DE OJEDA. VIAJE DE ALONZO Niño.

Cuando la Providencia quiere cambiar la faz del mundo y encaminarlo á grandes y nuevos designios, hace aparecer hombres extraordinarios, en quienes, por decirlo así, concentra todas las fuerzas intelectuales que han menester para sobreponerse a su tiempo, á sus antagonistas, á sus desgracias, y, triunfantes de todo, poder plantar en el campo de su victoria el estandarte de la innovacion, á cuya sombra la humanidad va

á, gozar de grandes y numerosos beneficios. Uno de esos hombres fué Colon, que apareció en el vasto escenario del mundo, cuando este despertaba apenas del sopor de ignorancia en que lo habia hundido el dominio de los bárbaros del Norte, á cuyo impulso funesto vió la humanidad apagarse hasta las últimas antorchas que la ciencia griega y romana sustantaban para bien y engrandecimiento universal.

Colon, pues, hijo de Génova, que desde niño habia amado el estudio de las letras y adquirido profundos conocimientos en la náutica, ayudado de su constancia y de su grande ingenio, fué el varon ilustre que debia presentar a la admiracion universal el espectaculo más digno de la grandeza humana que imaginarse pueda.

La adversidad habia embotado sus filos en su corazon; los sabios de su tiempo le contradecian; los libros sagrados le eran presentados como adversos á su grande idea de rodear el mundo; y así el fanatismo científico, la ignorancia y la mala fortuna, ensayaron contra el ilustre genoves todo el vigor de una contradiccion capaz de hacer retroceder á un ánimo fuerte. Mas como dice Séneca, la adversidad no ensaya sus fuerzas en las almas débiles sino en los espíritus levantados, y pasa con desden al lado de los tímidos y menguados. Colon lucha, y lucha con fé; y su constancia es inaudita, y al fin vence; y el mundo que antes le desdeñaba, hoy le admira; y las generaciones venideras pronunciarán su nombre con el noble entusiasmo de la gratitud, Colon sufre, en la más cruel desesperacion, todos los contratiempos que se le presentan; pero al fin halla acogida en la corte de Isabel la Católica, y, ayudado de esta piadosa reina, parte del puerto de

Palos, el 3 de Agosto de 1492, á la exploracion de los mares en cuyos linderos' él profetizaba tierras, reinos y grandes riquezas. Corrió su vida grandes peligros en el viaje, ocasionados por la timidez de los que le acompañaban, quienes viéndose engolfados en aquella inmensidad de aguas y pensando en que no volverian más á ver las costas de su patria, trataron de sublevarse varias veces. Colon pudo aplacarlos, y el 11 de octubre del mismo año, á las diez de la noche, descubrió las riberas de la tierra deseada. Allí, el piadoso navegante, doblada la rodilla, rindió gracias al Omnipotente que le habia escogido para llevar á cima tan sublime empresa. Llamó pues Colon esta tierra, que fué una isla, San Salvador.

Vuélvese á España, despues de haber descubierto muchas otras grandes islas, y ofrece alli á su Reina el Nuevo Mundo que acababa de sacar de entre la inmensidad del Océano. Recibenlo las gentes como á un hombre portentoso, y todas las clases de la sociedad se apresuran á presentarle el testimonio de su admiracion, teniéndose los mas encumbrados, por muy bien servidos y llenos de honra en hacer amistad con él y gozar de su trato y compañia.

Nadie se atrevia ya á contradecirle; y así, en su creencia de que las islas que habia descubierto estaban cerca de un gran continente, partió de Cádiz á explorarlo con mayores recursos y dejando a todos llenos de las más grandes esperanzas, el 25 de setiembre de 1493, y llegó á Hayti el 29 de noviembre siguiente. Hizo nuevas excursiones, descubrió nuevas tierras en lo interior, y despues de algunos disturbios, volvió á España, dejando de gobernador de las Colonias que habia fundado á su hermano D. Bartolomé.

« AnteriorContinuar »