Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

uuetiS t?[ amnuwa$ op iig f ijaoj Jb ¡^ uoo o^unf ,/ jfcqojimr Y otofuób é\ A 'gotíop-ip sus offeqai^tóóa „ oifomodñ ó{ ^o?id.tpfó ns Oioojjo e[ ^Aiitife onb „ pupo Bsóuois ap'smn Soto"oomo uq^Tioo onbutty „ ^optóouqt? Jc oraspop^ixl pnj op<4 m^jti tróg „ ug; ;ouuiO[os onj X 'oipif op gg tnp jo j¿gri| Oa^ „ softmosjod sop so^so op «b^iao^uo Wj^ Mi?Aj[og «q „ -b^so opuop uo jmbüX'Brí*) ^ om^sop uqo> pqo#BUi „ Afouuoj-TiT o^iiopisojd nn 11 oujoi;qo3 p optraSój „ -op 'tetnrj sond opDQ—13toouooí ou'uti'B onb oiqéjpb „ o.iqtuoq p o^ttoiupiuoSciod .rmpn^so a? pmraio; „ -op os 'smpodsos sojmjfomos uoo o^so o^ombm ,,

—-Otlb COpUOTOip t^STfojOIOOtl US 'BtlUT^UOO" 'UI^TBJ^[ llUg pjJOUOf {Op SOUOpUO^UI S13J opui3p.idjo}iij „

a't3[oiuidso ^op: -oíay i3[ op ¡o A ojqinou ns opuj^siqi vi[ oJOJjénS A jopüpi(b[ omoo onb coo.ipq [tJ J^itonura opuopid onb

1100 SÓUOTOOnpOJCl S13?OT3X8UT Sl^ JTOLJipOJ Vlüd ¿OJO^

pffl

[ocr errors]

"basta consolidar el reposo de que tanto necésita"ban aquellos pueblos/'

"Valiéndose de vanos protestos,'rehusó Bolívar "la propuesta. Su pensamiento no parece difícil áó "adivinar: quiera agregar el Peni á Colombia, del "mismo modo que había agregado el territorio de u Guayaquil: para lo cual era menester que solo él u terminase la conquista. Aceptar la ayuda de San "Martin, era lo mismo que fortificar un adversario u desús miras ambiciosas. Bolívar sacrificó pues "su deber a sus intereses/'

":, Me encontraba en Guayaquil con el Libertador como su ayudante de campo y secretario privado, enjulio de 1822, y voi á anticipar la relación que pensaba publicar mas tarde, y que antes de ahora liar bia anunciado cuando dije en 1843, en una obra que que escribí con otro objeto político, lo siguiente:

"Estaba presente cuando se vio el Libertador con el ínclito jen eral San Martin, el 2G de julio do 1832, en Guayaquil. Allí logró ver reunidos los dos capitanes 4e mas Hombradía que desde las márjenes del Orinoco y del Rio de la Plata habían subido liaste el Ecuador, venciendo las huestes españolas, y que parece que buscaban al jigante Chimborazo para; testigo de sus glorias. Si dado me fuera hablar en este escrito de los grandes hombres que he nombrado, pudiera decir algo de esta celebre entrevista, que.,tanta curiosidad ha causado hasta lioi^y^reí*1 que tan injustas conjeturas ee han hecho. >*Sí*too estuvieron de acuerdó en los medios qué cada uno

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][graphic][ocr errors]

Óuando el jenerál San Martin llegó á la Puna se encontré á¿ bordo de la escuadra peruana á los seííords Olmedo, Roca y Jimena que habían abandonado la! ciudad á consecuencia de un pronunciamiento del pueblo de Guayaquil/aunque sus personas nó cor-' rian riesgo ninguno. El Protector, luego que ancló1 la goleta Macedoniá en que estaba embarcado, htóndó a sil» ayudantes don Rufino Guido y Soyer a cumplimentar al Libertador, con orden de manifestar .que; si su presencia podia causar alguna ecsitacion en el pais, podrían verse á bordo de un buque. EI! Libertador respondió como debía, y mandó inriiediatamente cuatro de sus ayudantes de campó á saludar al Protector y ofrecerle un alojamiento:1 ¡

M dia siguiente fué recibido con todos los honores que le correspondía y con demostraciones muí cordiales de parte del Libertador y del pueblo de Guayaquil. Después de la comida se retiraron Bo lívar y San Martin á una sala de la casa que.Je h&ki§ sido preparada á tener una conferencia, y habiendo comenzado ella por el estado en que estaba Colombia, rué Ifomó el libertador para que íueseá sueasft atraer unas c&r tas del jeiieral Santander, f)ára ensenarle algo á San Martin. En seguida el jQneral San Martin liabló, y le manifesto* su pensamíohto ¿e hacer del Perií una monarquía constitucional, p^ira aH^utrir de ese modo ía independencia y d^r alaAniié-ric$vf^ñ<Afi gobiernos análogos á sus necesidades,, y le informó del estado que tenían las negociácio

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »