Imágenes de páginas
PDF
EPUB

con cuyo golpe quedo agonizante el poder español en el hemisferio del Sur.—Que perseverante San Martin pbr la libertad é independencia de la' Améri¿ ea, pensamiento que le inspiró su traalaeiori de Éú* ropa; con la poderosa cooperación de la R^niblicá de Chile, realizo en 20 de agosto de 1820, su anhelada y grande empresa delibartar el imperio de los Incas.—Qué como pteludios de su nueva carreíá dé triunfos, daban tesmonio los combates. dfc'Náscá, Jauja y batalla de Pasco, alcanzados por lá divisiott Arenales en sulaboriosa campañade laSierra éñelmis moañoSO— Que posesionado el ejercito Libertadórde la capí tal de Limael 9 de julio de 1821, San Martin despachó una división de tropas, que unida alas dje Colombia y de Guayaquil, hacian recojido inmarcesibles laureles en Riobamba y en Pichincha; y como corolario de tan notorios hechos, dijo por conclusión: "que las Provincias Unidas del Rio de la Plata, lejos de necesitar auxilios estraños para conservar la emancipación que proclamaron sin mas que la fuerza de su voluntad', con el sobrante de su poder y elementos, habían restaurado á Chile, acometido la e?npresa de libertar al Pét4ú tf contribuido d complementar la independencia de CtilombiaP

Todos quedaron ensimismados al terminar ¿ate discurso, pero el general Bolivar, sin muestras tí&iblesde impresión, aunque concentrado y con la fc&beza l aja.*—Siguieron varios britídás eneoníiásificos en memoria de algunos otros hechos deü Lifteíítadotyfo gwrrA de Oolombiá^ y por 1$ emoción

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

que uiMjde eJIqÉf causo é# el espíritu ¿cfel poronel; Cu^riboy 4$WflWÍ9í d#-.w* eflítosiasipjo, h^étffiPí 4?s" pues dfl ag<?|tar sueqp^lp, rqpipió dándole n^qrdiscQS coQíl^^ientfp; y habiendo» los pedamos d<$ cristal cai^49[^í A%fiWS,lw#P^ ^i> tytexigwj lps labios, en^pe^ ^.gqtejayl#{}p, ^^ngjre^pq^- $1 peto$e la casaca*

P^/inflid^te^traordinario cansó.^gjuifr trasitornp^l^rj^ump^ y^l general SaJaaar metido á varios d§ ¡noisdtrps Qu busca del primer médico que se encobrara: pero ¿cuando regresamos, otros compañeros y l$jpig0s del herido, ya lo habían trasladado á su casa,*—Termino el convite dejando en los ánimos desagradables impresiones, y el Libertador se retiró d$$pu§sde tomar el café, acompañado de sus generales y ecjepanes. :i ..

Resucito nuestro regreso á Lima como había quedado el 13, los buques de la escuadra procedieron descfe luego á preparar localidades para recibirnos, y «>1,segundó di& del banquete nps embarcábamos cqn ttu£stfos equipajes—En la fragata Protector (un-* tes Prueba) el almirante blanco Encalada, los generales Salazar y La Mar, el coronel Rojas, comandanta *Rui% J^^ypr Reslan4?# y k>$ cu#ti*> capitaties. _;^fibiáadí>í^fi?ipra\fisaido co# ^tiha&4e !<wfy didiíVis^n^p^ íqrm% 4q pajn$ro$es ea ¡ch#aas de la l^pf^^i ^r^W*P, dopide c^nioidaniente sfr podía cj^^ft ff^QP» m wí«fii,-..í4W inicios r &oí>modar d^gj ^ J/>3 (^ci^^^s^alteifnop, ^iskibjpdosi en lps otros buques.—Ños ocupábamos de este arreglo, cuando vimos entrar también en la fragata, con sus

respectivos equipajes á los señores "don Joaquín Olmedo, coronel don Rafael Jimena con su esposa doña Dolores Roldan, don Francisco Roca, don Esteban Amador y teniente coronel de injenieros don Francisco Ugarte, que emigraban al Perú por temor de ulterioridades del partido dominante.—Estos señores refirieron, que ademas pasaban á embarcarse en la fragata Venganza y corbeta Alejandro, el oidor don Francisco Muñoz con su esposa doña Manuela Sanz, y la señora doña Josefa Montoya con sus dos hijas: añadiendo que por falta de lugar en los buques de la escuadra peruana, muchos otros caballeros y señoras no tomaban ese asilo, viéndose precisados á emigrar á los pueblos mas inmediatos del Peni como Saruma, Sarumilla y Tumbes, y no pocos á las haciendas de la campaña.

En la mañana siguiente, al pronunciarse la baja marea, los tres buques se pusieron en marcha rio abajo, y llegando al puerto de la isla Puna, fondearon para continuar los aprestos de navegación al Qallao.

[ocr errors]

LLEGADA DE SAN MARTIN

IV

sha feetn versación jeneral de ese dia y durante la navégatíioli, s0 contrajo esclusivamenté á las ocurrencias ^episodios quedos emigrados h^bian presenciado ó sabido desde el 11, en particular los *le policía elevados al conocimiento de la autoridad. Asi fué, que nos pusimos al corriente de muchas incidencias de qué no teniamos noticia, de antes y después de la llegada del Libertador á Guayaquil*

Luego, de fondear en Puna, el Vice-Almirante ordenó á los buques, se proveyesen de víveres frescos para las tripulaciones y pasajeros, en concepto á seguir en alguna de las baja-mareas del siguiente dia.

Al aclarar el inmediato, se avistó una vela por el u Muerto" (islote elevado ák boca del golfo), con

pac almirante del Perú al tope mayor—De pronto; y ppr no haberse recibido comunicaciones de ¿Lima en los últimos doce ó quince días, los jenerales ¿acian diversas conjeturas acerca de aquella noveclad.

En tal incertidumbre, ordenó el jeneral Blanco que en el acto marchase el primer teniente derla fragata, en un bote á vela y remo, á reconocer mas de cerca el buque avistado—Dispuso á la vjez que un vijia trepase incontinenti al tope mayor con el mismo objeto—Se elijió entre los guar-, dianes el mas diestro y avisado en esta clase de operaciones, quien luego de subirá lacruzeta y fijar su atención en el horizonte, dio el grito de que reconocia en esa nave á la goleta de guerra Macedonia, correo de la escuadra—Este anuncio y el yac que flameaba al tope, produjeron la casi evidencia de que fuera el jeneral San Martin el personaje que conducía;, sacando por inducción que quiza teniendo este noticia de la llegada del Libertadora Guayaquil, se; había embarcado para realizar su anhelada entrevista—Como la goleta á todo paño se acercásQfcafla, vez mas á nuestra posición, los anteojos de la fragata la reconocieron también por su casco y arbo-s ladura, lo cual haciendo cesar la incertidumbre, significó el Vice-Almirante á los demás buques preparasen su artillería para rendir los honores correspondientes.

Pocos momentos después, regresó el primer tpnien-. te confirmando los datos, y nos vestimos de unuoirjne para estar listos á todo evento. ,*T t

« AnteriorContinuar »